León es la provincia con más asaltos a viviendas en 2017 con un total de 679 robos

Un ladrón intenta forzar una puerta./Gráfico
Un ladrón intenta forzar una puerta.

El estudio, basado en los asaltos de los últimos cinco años, refleja que la provincia leonesa es la menos segura | Seis de cada diez asaltos se producen en casas del medio rural

El pasado año se registraron en Castilla y León una media diaria de más de ocho robos con fuerza en viviendas. En total fueron 3.154 los delitos de este tipo delitos contabilizados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de los que el 59,2 por ciento (1.869) se cometieron en municipios menores de 20.000 habitantes, según datos del Ministerio del Interior a los que tuvo acceso la Agencia Ical.

No obstante, los robos en hogares se redujeron en la Comunidad el 19,9 por ciento desde el año 2012, cuando se registraron 3.940 asaltos a los 3.154 contabilizados de 2017, aunque aún se está lejos de las cifras de 2011, cuando se alcanzó el nivel más bajo de la década con 2.390 robos. A nivel nacional la evolución fue similar, aunque en este caso la bajada fue del 16,9 por ciento, hasta los 105.099 euros.

El comportamiento no ha sido similar en todas la provincias en este periodo. En la provincia de Soria se registró un incremento del 30 por ciento, al pasar de 90 a 117 robos (30 por ciento más), y también se contabilizaron subidas en Salamanca, donde en el pasado año se denunciaron 402 asaltos (21,1 por ciento) y en Zamora, donde se llegó a las 209 (6,1 por ciento).

En el resto de provincias hubo retrocesos encabezados por Ávila con una caída del 37,7 por ciento, (282 robos), seguida de Palencia, donde los robos bajaron un 36,4 por ciento (131) y en Segovia, donde cayeron un 35,4 por ciento (246). En León, la provincia con más asaltos a viviendas en 2017, con un total de 679, la caída fue del 21 por ciento; en Valladolid, con 631, del 27,9 por ciento, y en Burgos, donde se denunciaron 457 robos, del 16,5 por ciento.

En el caso de los municipios con más de 30.000 habitantes, la ciudad de Valladolid se situó a la cabeza con 328 robos, por delante de Salamanca (237), León (154), Burgos (132), Ponferrada (91), Palencia (65), Miranda de Ebro (60), Zamora (47), Soria (41), Segovia (40), Ávila (36), San Andrés del Rabanedo (32) y Aranda de Duero (22).

Bandas organizadas

Detrás de buena parte de estos robos con fuerza en viviendas se encuentran grupos criminales organizados. Fuentes de la Policía Nacional confirmaron a la Agencia Ical que el caso de las ciudades cerca del 90 por ciento de estos delitos son cometidas o por bandas de ciudadanos georgianos, que suelen tener su cuartel general en Madrid, o por grupos de mujeres croatas, uqe tiene establecida su residencia en Levante.

Ambas bandas, que se desplazan de forma itinerante por toda España, tienen el mismo 'modus operandi'. Siempre actúan de día y después de asegurarse de que no hay nadie en la vivienda donde van a cometer el robo, ni en las viviendas colindantes, por lo que antes de delinquir llaman en repetidas ocasiones a los porteros automáticos de los pisos de la misma planta. Además, para tener menos posibilidades de ser sorprendidos, suelen elegir las plantas superiores.

Después, en menos de 30 segundos, son capaces de abrir la mayor parte de las cerraduras, especialmente las más antiguas empleando una lámina fina de plástico, o bien, en el caso de llaves multipuntos, empleando la técnica denominada 'bumping'. Una vez dentro, sólo buscan joyas, oro, perfumes y dinero.

Según dichas fuentes policiales, son grupos que intenta provocar el menor daño posible en la vivienda, conocedores que en el caso de ser detenidos y puestos a disposición judicial cualquier tipo de violencia puede acarrearles una mayor pena. Además, también evitan cualquier enfrentamiento personal en el caso de ser sorprendidos.

Informe Unespa

Por otra parte, Salamanca es la ciudad de la Comunidad con menos probabilidad de sufrir un robo en sus viviendas y la segunda de todo el país más segura, sólo por detrás de San Cristóbal de la Laguna, según se desprende de un informe de la patronal del seguro, Unespa, en el que se analizan el volumen de robos en función del número de viviendas aseguradas.

En la capital charra las probabilidad de que se registre un robo en un hogar son un 46,01 por ciento más baja que la media de España, mientras que en el lado opuesto se sitúa León (-5,80 por ciento), Ponferrada (15,70 por ciento) y Valladolid (-16,24 por ciento). Por detrás de Salamanca aparecen Segovia (-33,86 por ciento), Zamora (-33,57 por ciento), Palencia (-31,26 por ciento), Ávila (-25.63 por ciento) y Burgos (-24,07 por ciento).

En el ránking que reúne a las 25 poblaciones más seguras del país con más de 50.000 habitantes además de Salamanca, también aparecen Burgos, que ocupa la decimoquinta posición, y León, en el puesto 22. En el caso de las principales ciudades españolas, es decir, en aquellas poblaciones que rebasan los 250.000 habitantes, el panorama cambia. En primera posición se encuentra Palma de Mallorca, donde la probabilidad de padecer la visita de los ladrones en casa es un 44 por ciento menor que en el conjunto de España. Valladolid ocupa la cuarta posición por detrás de Las Palmas de Gran Canaria (-34 por ciento), Vigo (-25 por ciento), Bilbao (-19 por ciento).

En cuanto a los municipios inseguros más grandes, Madrid va en cabeza. Ahí es un 42 por ciento más probable padecer un robo en casa que en el conjunto del país. Le siguen Murcia (37 por ciento), Hospitalet de Llobregat (32 por ciento) y Sevilla (22 por ciento). Entre tanto, Barcelona (1,63 por ciento) y Zaragoza (1,49 por ciento), son las ciudades de mayor población que presentan una probabilidad de robo más parecida a la del conjunto de España.

Contenido Patrocinado

Fotos