León contará con un interlocutor policial sanitario para hacer frente a las agresiones

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, presentan la figura del interlocutor policial sanitario./Miriam Chacón
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, presentan la figura del interlocutor policial sanitario. / Miriam Chacón

La figura nace como consecuencia del «elevado» repunte de agresiones hacia este colectivo, que en 2016 se elevó a 427 y que en lo que va de año suma ya 244 en el conjunto de Sacyl

LEONOTICIAS

Las nueve provincias de Castilla y León contarán con su propio interlocutor policial territorial sanitario, una figura que cierra el círculo frente a las agresiones a estos profesionales y aborda de manera integral esta lacra social. Nace como consecuencia del “elevado” repunte de agresiones hacia este colectivo, que en 2016 se elevó a 427 y que en lo que va de año suma ya 244 en el conjunto de Sacyl.

Es más, afectaron a 552 profesionales, en un 60 por ciento de los casos en hospitales; un 18 por ciento fueron agresiones físicas, por debajo del 62 por ciento de carácter verbal, y el 20 por ciento, psicológicas. A ello se une que en el 80 por ciento de los casos las víctimas fueron mujeres, algo que “preocupa” a las autoridades sanitarias y policiales.

Así lo explicaron este jueves la delegada del Gobierno en la Comunidad, María José Salgueiro, y el consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, durante la presentación de esta figura que nace de una instrucción del Ministerio Interior con el fin de que exista un interlocutor policial y se coordinen todas las acciones para que los sanitarios ejerzan su profesión libremente, y se avance en la “tolerancia cero contra las agresiones, del tipo que sean, ya se trata de violencia de género, de personas vulnerables o sobre el personal sanitario”.

Esta figura se materializa en un experto designado por la Policía Nacional y la Guardia Civil como cauce de comunicación entre estos cuerpos y los responsables de los centros sanitarios que se designen para esta interlocución. Será el encargado de coordinar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario en su ámbito territorial.

Con este paso se pone también en marcha un protocolo, acordado por la Organización Médica Colegial, el Ministerio de Sanidad y el del Interior, que dota a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de herramientas para reducir o eliminar toda forma de violencia dirigida hacia los sanitarios a través de una respuesta policial integral y transversal que incluye también medias preventivas, explicó Salgueiro. Entre ellas hay medidas preventivas, asistenciales, de investigación, formativas e informativas para dar respuesta a una doble problemática, la que afecta a la seguridad y a la integridad de los sanitarios, y la que repercute en la función que prestan a la sociedad.

Observatorio de seguridad

La labor del interlocutor policial sanitario se reforzará con la creación de un Observatorio de Seguridad Integral en Centros Hospitalarios, que servirá para articular mecanismos en el conjunto del Estado de colaboración y coordinación; reforzar los dispotivos de seguridad y aumentar la vigilancia en las inmediaciones de los centros médicos. De hecho, existe la previsión de crear un catálogo y clasificar los centros según las medidas de seguridad y, así, poder mejorarlas.

A ello se unirá la creación de un Sistema de Información de Agresiones del Sistema Nacional de Salud (SNS), con el objetivo de contabilizar todas la agresiones por territorios; identificar puntos críticos y elaborar un mapa de riesgo, y con el fin de evaluar los incidentes, medidas adoptadas y, así, tomar medidas en tiempo y forma.

La previsión es que en los próximos días los subdelegados del Gobierno de las nueve provincias se pongan en contaccto con las gerencias territoriales de Sanidad para comunicarles el nombre de los interlocutores provinciales e impulsar las medidas de coordinación y control. Entre otros pasos, se creará también un Observatorio de Seguridad Integral de Centros Hospitalarios, que reforzará al propio Observatorio de Agresiones con que cuenta la Consejería de Sanidad. Es más, Sáez Aguado expresó su voluntad de que este interlocutor se sume a este órgano para reforzarlo.

Fotos