La Junta invertirá en 2018 más de 3,8 millones de euros en ayudas a proyectos para el desarrollo

José Manuel Herrero, secretario general de la Consejería de Presidencia./
José Manuel Herrero, secretario general de la Consejería de Presidencia.

Las iniciativas en países del África subsahariana tendrán prioridad y recibirán, al menos, el 25% del total de las subvenciones

ICAL

La Consejería de Presidencia de la Junta destinará el próximo año más de 3,8 millones de euros en ayudas a proyectos para el desarrollo, volviendo a tener prioridad, tal y como se recoge en el III Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2017-2020, los países del África subsahariana, que recibirán, al menos, el 25 por ciento del total de las subvenciones.

El secretario general de la Consejería de la Presidencia, José Manuel Herrero, que esta semana con representantes de las ONGDs de la Comunidad, explicó que existen dos líneas de ayudas. Una para proyectos de desarrollo, en los que se financia un máximo del 80 por ciento de la propuesta y hasta un máximo de 260.000 euros por proyecto, cuantía que se ha visto incrementada con respecto a 2017 en 70.000 euros.

La segunda línea de trabajo son microacciones en el exterior, acciones puntuales y complementarias a un proceso de desarrollo para las que se financia un máximo del 90 por ciento de lo solicitado y hasta 45.000 euros.

Además, el responsable de cooperación para el desarrollo de la Junta recordó que el plazo para la presentación de proyectos y de microacciones, que debe hacerse de forma telemática, finaliza el 29 de enero.

Nuea convocatoria para ONGs

Al mismo tiempo,el secretario general anunció que en el primer trimestre de 2018 se publicará una nueva convocatoria dirigida a ONGs de Desarrollo para implementar proyectos de Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global en Castilla y León, línea a la que está previsto destinar 100.000 euros.

En este sentido, Herrero resaltó que esta nueva convocatoria pone de manifiesto el compromiso de la Junta con los proyectos de educación para el desarrollo, «ya que tan importante es ayudar a los países empobrecidos, como trabajar en nuestro territorio para construir una ciudadanía informada y comprometida y para juntos afrontar los retos que plantea la globalización».

En la reunión, también se recordó que la convocatoria, alineada con el Plan Director, señala como zonas geográficas prioritarias Senegal, Tanzania, Mozambique y Burkina Faso, en África; en Centroamérica, Guatemala y Nicaragua; en Sudamérica, Bolivia y Perú; y en Asia, India.

Además, todos los proyectos y acciones deben plantearse desde la contribución a la consecución de alguno de los seis derechos económicos, sociales y culturales que se han priorizado en el III Plan Director o a varios de ellos: derecho a la alimentación, al acceso al agua potable y saneamiento, a la educación, a la salud, a la vivienda adecuada y digna y a un nivel de vida adecuada y medios de subsistencia.

Las intervenciones deberán ir dirigidas a la población con un mayor grado de vulnerabilidad, prestando especial atención a las mujeres, niños, los pequeños productores y recolectores de alimentos, la población indígena y las personas enfermas o dependientes.

Contenido Patrocinado

Fotos