La Junta destaca la tendencia anual de reducción del desempleo aunque mantiene la vigilancia

Gredilla apuesta por las políticas del Diálogo Social para que se reduzca el paro y atribuye a la sequía la menor contratación temporal de agosto

ICAL

El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, Mariano Gredilla, defendió este lunes la tendencia anual de reducción del desempleo, a pesar de que el paro subió en Castilla y León en 682 personas en el mes de agosto, lo que supone un 0,44 por ciento respecto a julio y deja la cifra total de desempleados en 155.814 personas, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

«Los datos se corresponden con el comportamiento propio de agosto», explicó el viceconsejero, quien insistió en la importancia de que se repita el «ciclo predecible» según el cual el paro crece de enero a agosto y se reduce el resto del año, con fluctuaciones en periodos como la Navidad o la Semana Santa. Por ello, Mariano Gredilla sostuvo que se trata de meses de «transición», como refleja la serie histórica, por las cancelaciones de contratos del sector servicios y el fin de las sustituciones por las vacaciones.

En ese sentido, Gredilla indicó que lo importante es que la creación de empleo de febrero a julio supere al incremento del paro de agosto a enero, como destacó ha ocurrido en los últimos cuatro años. Por ello, el viceconsejero hizo hincapié en la evolución de los datos interanuales, frente a los intermensuales, pese a que Castilla y León presentó un comportamiento mejor respecto a España.

Al respecto, el responsable de Empleo señaló que la Junta mantiene la «prudencia» por la tendencia «positiva» que refleja el mercado laboral, según mostró a su juicio también la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, que recordó cifró en 975.100 los ocupados en la Comunidad, cerca del objetivo del millón. Además, señaló que se ha recuperado el 56 por ciento del empleo perdido por la crisis, en todas las provincias, los sectores y tramos de edad.

No obstante, Mariano Gredilla aseguró que son «prudentes» porque todavía «muchos» castellanos y leoneses quieren trabajar y no pueden, por ello confió en que el comportamiento interanual del paro sea positivo, aunque reconoció que estarán «vigilantes», tras conocer la pasada semana los datos de evolución de la economía de la Comunidad. Además, atribuyó la variación negativa de la contratación temporal en agosto a los efectos de la sequía sobre el campo.

Igualmente, señaló que la generación cuantitativa de empleo es una realidad, a un ritmo de 15.000 o 20.000 puestos al año, por lo que en 2020 se recuperará todo el empleo destruido durante los años de la crisis. Por ello, aseguró que es el momento de avanzar en la calidad, para lo que apostó por las políticas de consenso y Diálogo Social. Además, apostó por dar una respuesta a los colectivos más afectados por el desempleo.

Fotos