La Junta apuesta por el turismo de compras con una red de Comercios de Interés Turístico y rutas específicas

Turistas frente a la Catedral de León./
Turistas frente a la Catedral de León.

Las consejerías Cultura y Turismo y la de Economía y Hacienda presentan el proyecto que cuenta con ayudas de 250.000 euros en el presupuesto de 2018

ICAL

Las consejeras de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, presentaron hoy en la XXI Feria Internacional de Turismo de Interior (Intur), en Valladolid, un proyecto conjunto, «prioritario para el Gobierno regional», en palabras de Del Olmo, que busca potenciar el turismo de compras en Castilla y León y reforzar la competitividad de los sectores comercial y turístico integrando las compras en el itinerario del viajero que visita Castilla y León.

La iniciativa, en la que ambas consejerías llevan meses trabajando, entrará en funcionamiento a corto plazo, ya que sólo falta definir el sello distintivo con el que se identificarán los establecimientos que formarán parte de una red de Comercios de Interés Turístico y concretar un mapa de rutas que vinculen la oferta mercantil y la lúdica, prestando siempre una atención particular al medio rural.

Esos establecimientos serán tiendas que comercializan productos autóctonos o amparados por marcas de calidad como Tierra de Sabor, denominaciones de origen o indicaciones geográficas, que ofrecerán servicios añadidos orientados al viajero (información, degustación gastronómica o de otro tipo), contribuyendo a la promoción de la zona donde se ubican. Además, según precisó Del Olmo, también se permitirá que vendan otro tipo de mercancía al por menor, como artículos de primera necesidad, para contribuir al abastecimiento de la población local.

García Cirac expuso en su intervención que la iniciativa busca cuatro objetivos concretos: mejorar la rentabilidad del sector comercial aprovechando el crecimiento turístico de Castilla y León; incrementar el gasto turístico en el ámbito de las compras; incorporar la oferta comercial singular a la turística como un recurso adicional, e impulsar la dinamización del medio rural.

Gasto turístico

Esta iniciativa de promoción del turismo de compras se enmarca en dos documentos más amplios de planificación de las políticas comercial y turística, que impulsan la colaboración entre la administración pública y la iniciativa privada: el III Plan de Comercio: Estrategia para el Comercio de Castilla y León 2016-2019 y el Plan Estratégico de Turismo 2014-2018.

Según explicaron en la presentación, el comercio al por menor agrupa a 24.873 empresas (más del 15% del total de empresas de la Comunidad), distribuidas en 31.098 locales, de acuerdo con el Directorio Central de Empresas (DIRCE) a 1 de enero de 2017; genera una cifra de negocios de 10.210 millones de euros, según la Encuesta Anual de Comercio correspondiente al último ejercicio consolidado, 2015, y emplea a 91.100 personas, conforme a la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de este año, una cifra que representa el 9,2% de los ocupados de la Comunidad.

Por su parte, el turismo es un sector en continuo crecimiento en Castilla y León, que se ha consolidado como destino de interior y es líder en turismo rural. En los 10 primeros meses de este año se han alcanzado 7.131.484 viajeros y 11.806.345 pernoctaciones, con unos incrementos del 13,7% y del 12,5%, respectivamente, en relación con el mismo periodo de 2016, según datos de la Dirección General de Turismo. De igual forma y como consecuencia de la internacionalización de su oferta, los visitantes extranjeros han aumentado el 6,85% entre enero y octubre, hasta llegar a la cifra de 1.546.519, y sus pernoctaciones, el 6,78%, hasta 2.239.387, en el mismo marco temporal de referencia.

En el primer semestre del año, según comentó García Cirac, se alcanzaron los 850 millones de gasto turístico, un 13,18% más de incremento respecto al año anterior, casi 100 millones más. El turismo es también una actividad dinamizadora del medio rural. Prueba de ello es el crecimiento experimentado en turismo rural en los primeros 10 meses de 2017 frente al mismo periodo del año anterior, que se manifiesta tanto en el incremento de viajeros, del 8,9% hasta 907.755, como de las pernoctaciones, del 6,7% hasta 1.808.949.

La pujanza de este sector queda patente asimismo en los más de 30.000 establecimientos registrados que se dedican a esta actividad o en el volumen de puestos de trabajo que genera, con 75.089 afiliados contabilizados a 30 de septiembre de este ejercicio, 3.027 más que hace un año, con un fuerte porcentaje de empleo autónomo de casi el 30%.

Contenido Patrocinado

Fotos