La Junta abrirá la Mesa de incendios al finalizar esta campaña que puede haber terminado con estas lluvias

La Junta abrirá la Mesa de incendios al finalizar esta campaña que puede haber terminado con estas lluvias

Cs pide la mejora del operativo y advierte de que el gasto realizado en algunas zonas ha sido un «placebo»

ICAL

La Junta de Castilla y León convocará la Mesa de Diálogo en materia de incendios forestales, a la que invitó a los grupos políticos, cuando termine la presente campaña de riesgo alto, que podría haber acabado hoy con las llegada de las lluvias, según aseguró el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en su respuesta a una pregunta de Ciudadanos en la sesión de control al Ejecutivo del Pleno de las Cortes.

El titular de Fomento destacó que el operativo se reforzará el próximo año en virtud del acuerdo firmado por el PP, la Junta y Cs para la aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2018. Suárez-Quiñones garantizó que se elevarán un los recursos dedicados a la conservación y mejora, pero también a la prevención de los incendios.

El procurador David Castaño destacó que los fondos se elevarán hasta los cinco euros por hectárea el próximo año, la cantidad que según dijo se destinaba en 2008. «Queda mucho por hacer», afirmó el parlamentario de la formación 'naranja', quien advirtió de que el dinero dedicado a la dinamización de las zonas afectadas por fuegos se han quedado en un «placebo» por lo que pidió evitar los errores cometidos.

El consejero destacó las ayudas de 2,7 millones procedentes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como los tres millones convocados de acuerdo al Programa de Desarrollo Rural y señaló que la Consejería de Empleo trabajará con los agentes del Diálogo Social para aumentar las 59 brigadas periurbanas. Además, aseguró que se actuará para restaurar las infraestructuras dañadas como captaciones de aguas, redes de telecomunicaciones o carreteras.

Finalmente, el procurador de Cs demandó la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, con contratos de seis meses en lugar de tres y planteó que la Consejería se divida en la próxima legislatura en dos áreas por ser demasiado «grande». Suárez-Quiñones se tomó con humor su «clarividencia» y apeló también a la responsabilidad de los particulares para que mantengan en condiciones adecuadas sus tierras.

Fotos