La industria de la Comunidad ya consume más electricidad que antes de la crisis tras elevar la demanda un 2% en 2016

La industria de la Comunidad ya consume más electricidad que antes de la crisis tras elevar la demanda un 2% en 2016

La compra total de energía en Castilla y León encadena dos años de subidas tras seis ejercicios de caídas | En la provincia la contratación supera el 1,3 millones de megavatios

R. TRAVESÍ

El sector de la industria y los servicios en la Comunidad ya consume más electricidad que antes de la crisis económica tras elevar la demanda de energía un dos por ciento en 2016. El consumo de electricidad entre las empresas de Castilla y León se situó el año pasado en los 8,9 millones de megavatios hora (MWh) frente a los 8,8 millones registrados en 2008 o los 8,5 millones de 2007.

La última memoria del Ente Regional de la Energía (Eren) recoge que el consumo total de la energía eléctrica en la autonomía también aumentó un 1,5 por ciento, hasta los 12,2 millones de MWh, después de que la demanda de electricidad por parte de los pequeños consumidores para uso doméstico se incrementara un 0,3 por ciento.

El incremento en el consumo de energía de las empresas es uno de los indicadores de la mejora de la actividad económica. No en vano, una mayor demanda de electricidad suele estar relacionada con un incremento de la producción. Y así lo atestigua el Índice de Producción Industrial (IPI) en Castilla y León que cerró 2016 con un incremento del cinco por ciento, lo que supuso la subida más importante de toda España, donde creció un 1,6 por ciento.

La subida del consumo de la electricidad en el uso industrial y servicios en la Comunidad coincide además con el esfuerzo de las empresas por una gestión eficiente de la energía, que se ha convertido en los últimos años en una de sus principales estrategias medioambientales. Todas las provincias experimentaron subidas en la demanda de energía a lo largo de 2016, salvo los casos de las industrias, comercios y establecimientos de hostelería de Ávila, donde cayó un cuatro por ciento, seguida de Salamanca (-3 por ciento) y Soria (-0,7 por ciento).

El consumo de electricidad para uso industrial y servicios estuvo liderado por la provincia de Valladolid, con un 4,1 por ciento más. El aumento de la demanda también fue importante en Palencia (3,8 por ciento) y Burgos (3,2 por ciento), que es la provincia con mayor peso del PIB industrial en la Comunidad. La lista se completa con las subidas de Segovia (2,9 por ciento), Zamora (2,4 por ciento) y León (2,1 por ciento).

Peso de Valladolid y Burgos

El peso industrial de las provincias de Valladolid y Burgos tiene su incidencia en el consumo total del sector en la Comunidad. No en vano, ambos territorios suman el 44 por ciento de la demanda eléctrica de uso industrial y servicios de la región. En cuanto al consumo por usos, los clientes del sector industrial y servicios acaparan el 73 por ciento del total de la demanda de electricidad de la región frente al 27 por ciento de los particulares.

La memoria del Eren, a la que ha tenido acceso la Agencia Ical, señala que Castilla y León sumó 12,2 millones de megavatios hora en 2016, con una subida del 1,5 por ciento con respecto al año anterior. Este dato se completa con el Informe del Sistema Eléctrico Español del 2016 de la Red Eléctrica de España (REE) que recoge que la Comunidad fue la tercera comunidad del país donde más subió el consumo de electricidad, con un incremento del 2,1 por ciento, al igual que Murcia. Solo Extremadura y Navarra, con un 2,5 por ciento, estuvieron por delante de Castilla y León. Estos porcentajes son muy superiores al aumento de la media nacional, que fue un 0,7 por ciento.

Las estadísticas de la REE sobre la demanda de energía eléctrica no coinciden con las del Ente Regional de la Energía puesto que la Red Eléctrica ofrece cifras una vez corregida la influencia de las temperaturas y de la laboralidad que recoge el efecto del año bisiesto. Además, subraya la influencia de las temperaturas sobre la demanda el año pasado, al igual que en 2015 y 2014, con valores más calurosos en verano y más suaves en invierno.

Pese a que el consumo total de electricidad aumentó un 1,5 por ciento en la Comunidad en 2016 y, por tanto, acumula dos años consecutivos de incrementos después de marcar el mínimo en 2014, con 11,7 millones de MWh, y sumar seis ejercicios de caídas. Ese ejercicio fue el registro más bajo desde 2006. Los 12,2 millones de megavatios a la hora registrados el año pasado están lejos de los 13 millones de MWh contabilizados en 2008.

Es decir, pese a los incrementos de 2015 (2,6 por ciento) y 2016 (1,5 por ciento), la demanda de electricidad con respecto al inicio de la crisis está aún un 6,1 por ciento por debajo de la que hubo en 2008. Un descenso que está lastrado por el importante descenso del consumo de los hogares. Frente a los 3,9 millones de megavatios de 2008 están los 3,3 millones del año pasado, con una caída del 15,3 por ciento.

En la línea de las bajadas experimentadas por parte del sector industrial y servicios, solo Ávila, Salamanca y Soria registraron bajadas en el total del consumo. Las bajadas oscilaron entre el 2,7 por ciento de la provincia abulense, el 2,2 por ciento en Salamanca y el 0,1 por ciento en Soria. Los incrementos estuvieron liderados por Valladolid (3,4 por ciento) y Palencia (3,1 por ciento), seguidos de Segovia (2,7 por ciento), Burgos (2,5 por ciento). Cierran la lista de subidas León (1,4 por ciento) y Zamora (1,3 por ciento).

Aumento de gas y los hidrocarburos

La memoria del Eren también recoge el consumo de gas natural en la Comunidad, con un incremento total del dos por ciento a lo largo de 2016, en la línea de lo contabilizado en España. Soria despuntó con una subida del 87,5 por ciento, seguida muy de lejos del 10,6 por ciento de León. En el lado extremo, se situaron Salamanca, con una caída del 27,8 por ciento, y de Zamora, del 0,6 por ciento. También hubo un aumento del 4,4 por ciento en el consumo de hidrocarburos, hasta las 2,9 millones de toneladas. Se trata de un porcentaje por encima de la media nacional, que fue del 2,5 por ciento.

Fotos