«La idea es defender los derechos de todos para disfrutar de una vida digna»

Eduardo Menchaca, coordinador de la Fundación Red Íncola. /EL NORTE
Eduardo Menchaca, coordinador de la Fundación Red Íncola. / EL NORTE

La Fundación trabaja para concienciar a la sociedad «de la riqueza de vivir todos juntos, aunque seamos diferentes»

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

Eduardo Menchaca es coordinador de la Fundación Red Íncola, que nació en 2006 en Valladolid ante la llegada de personas inmigrantes para dar una respuesta integral a sus necesidades. Está formada por nueve entidades, que trabajan en forma de red. Son la Compañía de María, los Dominicos, las Esclavas del Sagrado Corazón, las Filipenses Misioneras de la Enseñanza, la Institución Teresiana, las Religiosas de María Inmaculada, las Hijas de la Caridad, las Carmelitas de la Caridad Vedruna y la Compañía de Jesús.

-¿En qué áreas trabaja la Fundación?

-Se trabaja en diferentes áreas, por un lado, en la respuesta a las necesidades básicas, que es el área de acogida, en el área de formación y de empleo, la de infancia y juventud, que es de reciente creación, y también hay un área de voluntariado para acoger y atender a las personas voluntarias que ayudan en los recursos. Hay otra área de presencia social y de sensibilización y un área de pastoral.

-¿Qué se pretende con la atención a estas personas?

-Buscamos que todos podamos vivir con una vida digna y una sociedad más justa. La idea es defender los derechos de todas las personas para disfrutar todos de una vida digna. Es la misión que tiene Red Íncola y el trabajo diario que venimos haciendo tanto los trabajadores como los voluntarios es concienciar a la sociedad de la riqueza de que podamos vivir todos juntos aunque seamos diferentes.

-¿Cómo es el proceso que se sigue desde que llega una persona?

-Primero hay una entrevista con la trabajadora social para conocer la realidad y cuáles son las necesidades. No es algo impuesto por nosotros, sino que es como un acuerdo con la persona que viene a Red Íncola y se va viendo lo que podemos ofrecer desde la entidad y si no buscar otros medios. Ese trabajo se realiza mucho desde el área de formación y empleo. Cuando una persona viene lo que hacemos con ella es un itinerario de inserción, ver dónde le gustaría trabajar, qué habilidades tiene y que se vea capaz de salir adelante para poder conseguir un futuro mejor.

-¿Cuáles son las necesidades principales de los usuarios?

-La necesidad principal es un trabajo que permita vivir sin tener que venir por aquí. Como muchas veces vienen en busca de empleo, la primera derivación es hacia una formación porque puede venir gente muy formada en sus países, pero esa formación no está homologada en España.

-¿En qué consiste el programa de infancia y juventud?

-Hay cuatro aulas de refuerzo escolar en cuatro sitios de Valladolid. En el barrio de la Rondilla, en el centro y en el barrio de Pajarillos hay tres para Educación Primaria y hay otra en el centro para Educación Secundaria. También está el programa de becas escolares, que consiste en que todos los años damos 45 becas de 600 euros a 45 familias y se hace con ellas el seguimiento a lo largo del curso. En verano hacemos un campamento urbano durante los meses de julio y agosto y durante el curso también hacemos actividades de tiempo libre y de formación en esa otra parte más lúdica con los niños y con los jóvenes que también es importante.

-¿Para las personas a las que atienden qué supone contar con estos servicios?

-Yo creo que lo fundamental que ofrece Red Íncola es el acompañamiento. Sienten que estamos cerca, que es una entidad que es cercana, que les acompaña en todo su proceso y de un acompañamiento integral. Al final somos una familia, con los 400 voluntarios que al cabo del año pasan por aquí.

-¿Qué demandaría a las administraciones?

-Para nuestra gente facilitar un poco las cosas porque hay veces que burocráticamente no es fácil para las personas inmigrantes acudir a las administraciones por el lenguaje o por las pegas que a veces te ponen. Es muy importante ayudar a facilitar ese trabajo y también el tema de la Renta Garantizada, que es la renta mínima que tiene Castilla y León para la gente que no tiene donde acogerse.

Contenido Patrocinado

Fotos