Herrera pone la cultura, la naturaleza y la gastronomía en el centro de la oferta turística para batir un nuevo récord

Herrera, este jueves, en el stand de Castilla y León./
Herrera, este jueves, en el stand de Castilla y León.

El presidente de la Junta remarca incide en un modelo basado en la calidad, la sostenibilidad y la accesibilidad para superar los ocho millones de visitantes y el crecimiento de cifras históricas de empleo en el sector durante el 2017

A. CUBILLASMadrid | E. especial

La cultura, la naturaleza y la gastronomía serán los tres pilares en los que se asiente la oferta turística de Castilla y León en un modelo basado en la calidad, la sostenibilidad y la accesibilidad con el reto de superar el crecimiento histórico de 2017 de empleo y de turistas tras superar por primera vez los ocho millones de visitantes.

Así lo ha remarcado este jueves el presidente de la Junta, Juan Vicente Hererra, durante su visita a el stand de Castilla y León que, según remarcó, quiere tener presencia en la feria de turismo más importante de España para aprender y mostrar las fortalezas de su oferta turística: un turismo de interior asentado en la calidad y una rica diversidad.

“Queremos que el año 2018 Castilla y León sea una comunidad referencia en los valores culturales y patrimoniales”, señaló Herrera, que hizo hincapié en las ocho Semanas Santas declarada de interés turístico internacional y que remarcó la importancia del turismo natural en Castilla y León, con más de tres millones de visitantes en el último año.

Un año en el que los sabores y el aroma de Castilla y León cobrará especial relevancia. Y lo hará de la mano de León, que este jueves ha cogido oficialmente el testigo de Huelva como capital gastronómica de España.

Una gastronomía que, remarcó, aúna tradición con modernidad, como así han demostrado este jueves 10 chefs estrellas Michelín -entre ellos el restaurante Cocinandos- que “son una muestra del enorme esfuerzo de tantos restauradores que dan para actualizar un enorme recetario tradicional y poner en valor la diversidad de los alimentos de calidad”, señaló Herrera, que recordó que los vinos de Castilla y León constituyen el 25% del mercado de calidad de España.

Una gastronomía que, continuó Herrera, va a encontrar este año una cita ineludible con el comienzo oficial de León como capital gastronomía. “Son los mimbres de la renovada planificación en materia turística de Castilla y León, que insiste en esa apuesta por la calidad, sostenibilidad y accesibilidad de nuestro turismo”.

Retos de futuro

Un sector que encara como principales retos el fomento de la competitividad, a través de la calidad como base de la estrategia, intensificando las acciones de promoción y comercialización, así como el impulso de la internacionalización del sector y la dinamización del medio rural al servicio del desarrollo turístico.

De ahí la necesidad, remarcó, de la adaptación del sector a un mercado turístico cada vez más exigente por parte de la demanda y con cada vez más competidores, apostado por la “formación, la innovación y el apoyo de la administración a las empresas turísticas”.

El sector en cifras

Porque el objetivo no es otro que el de anotar un récord histórico, tras un 2018 en el número de viajeros ha crecido un 12%, hasta superar los ocho millones de visitantes, mientras que las pernoctaciones han alcanzado los 13,5 millones de euros, experimentando el turismo de extranjeros un crecimiento del 8%, hasta rozar los dos millones de euros.

Un año en el que Castilla y León revalidó el liderazgo en turismo rural, tras aumentar en un 8% los turistas y pernoctaciones y, por primera vez, superar el millón de visitantes.

Un esfuerzo, principalmente de los restauradores, según reconoció Herrera que ha permitido que en el 2017 el turismo haya generado un impacto económico de 2.000 millones, lo que supone un incremento del 3%, propiciando un crecimiento del empleo en la misma proporción, hasta los 72.237 afiliados, es decir, algo más de 1.800.

Contenido Patrocinado

Fotos