Herrera y López comparecerán en la comisión de investigación de las cajas; Maíllo evita comparecer tras un pacto PP-PSOE

Logo de Caja España./
Logo de Caja España.

Podemos, Cs e IU lamentan que PP y PSOE se hayan unido para rechazar la presencia de Martínez Maillo o José Francisco Martín, que estuvieron en consejeros de administración

ICAL

El presidente de la Junta y hasta hace unos meses máximo responsable del PPCyL, Juan Vicente Herrera, y el exsecretario general del PSCyL y actual senador por Castilla y León, Óscar López, comparecerán en la comisión de investigación abierta en las Cortes sobre la gestión y supervisión de las cajas de ahorro en la Comunidad, en un listado de 53 personas.

La comisión de investigación sobre la actuación, gestión y supervisión de las cajas de ahorro que tenían su domicilio social en Castilla y León acordó hoy un listado en el que figuran quienes fueron presidentes, directores generales y auditores de estas entidades, así como los máximos responsables políticos (Herrera y López) y sociales (CCOO, UGT y Cecale) y representantes de las asociaciones de consumidores y afectados por preferentes.

El segundo bloque de comparecientes, terminado el primero de técnicos y expertos, comenzará por los auditores, sin que exista aun fecha para que Herrera y López acudan a la comisión para expresar su posición, como por qué fracaso el proyecto de fusión de las seis cajas provinciales para contar con un «músculo financiero» y una entidad regional.

El presidente de la comisión, Manuel Mitadiel (Ciudadanos), el viceportavoz, Pablo Fernández (Podemos) y el procurador de IU, José Sarrión, lamentaron que PP y PSOE votaran en bloque y desestimarán peticiones de representantes en los consejos de administración pedidas por ellos, como las de Fernando Martínez Maíllo o José Francisco Martín, .

Ciudadanos, «decepcionado»

Mitadiel se confesó «decepcionado» y estimó que los partidos mayoritarios no quieren que se conozca la verdad de los consejeros políticos nombrados por ellos que percibieron dietas y votaron a favor de determinados créditos sin ver el «hundimiento» de las cajas. Pablo Fernández habló de un «pacto de la vergüenza» y de colocar «alfombras para ocultar el hedor». José Sarrión les acusó de «imponer» su lista que tuvieron que asumir para que «no cayera» la comisión.

El socialista Óscar Álvarez y la 'popular' Isabel Blanco defendieron que es una lista fruto del consenso con el criterio de que fueran los máximos responsables de las cajas, políticos y sociales los que comparecieran y pidieron a los otros grupos que se pongan a trabajar porque hasta julio da tiempo para escuchar a los comparecientes solicitados.

Blanco explicó que en el listado de 53 comparecientes -52 presenciales y un representante del Banco de España por escrito- un total de 27 fueron pedidos por todos los grupos en un conjunto de 170 nombres presentados. «Es una lista importante, no se ha quedado fuera ninguno pedido por cuatro grupos», indicó.

«Están representados todos los que tienen que decir algo de las cajas», aseveró el socialista, que subrayó que ellos no tienen una postura prejuzgada ni son el «tribunal de la Santa Inquisición», algo en lo que también se detuvo la popular al manifestar que los comisionados no son una administración paralela de justicia.

La portavoz 'popular' en la comisión pidió a los grupos «más trabajo y menos critica» y que se pongan a trabajar en serio y dejen las fotos porque da tiempo para que todos los citados comparezcan, algo que garantizaron tanto ella como el procurador socialista, mientras que los representantes de Cs, Podemos e IU recalcaron que el límite de nueve meses es una puntilla para la comisión.

Pacto y petición de trabajo

«Han ido de la mano para impedir que se conozca a fondo la verdad del expolio y saqueo de las cajas, no quieren saber el derroche, la orgía y el bacanal», insistió Fernández, que lamentó en particular la posición del PSOE y afirmó que con ella está «deslegitimado para ser la alternativa decente» al PP, como propugna, al tiempo que denunció que 77 solicitudes de su grupo fueran rechazadas, entre ellas las de Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda, y de Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PPCyL.

Pablo Fernández calificó de «incongruente» que en esta ocasión el PP diga que comparezca Herrera como máximo responsable y en otras ocasiones no haya tenido ese criterio y anunció que lo tendrá en cuenta para pedir, en el marco de la comisión, su «dimisión irrenunciable».

José Sarrión explicó que se desestimaron 21nombres de los 26 propuestos, el 80,7 por ciento, y sólo se recogieron cinco que estaban en el listado de los mayoriatrios. Entre los rechazados, estaban nueve imputados en Caja España y Caja Segovia, 17 personas con cargo en consejos de administración -Martínez Maíllo, José Francisco Martín o Juan José Sanz Vitorio-, así como otros políticos y dos técnicos del Banco de España. «Hoy la comisión se ha dado un tiro en el pie por el gran acuerdo del bipartidismo», sentenció.

Por su parte, Óscar Álvarez lamentó las declaraciones del líder de Podemos, afirmó que vuelve a «errar» con su «obsesión» con el PSOE y «se olvida de la gente» y se preguntó si no se quiere investigar cuando serán 70 las personas que pasen con la comisión, en los dos bloques, la de los expertos y la de los representantes de las cajas, políticos y agentes sociales.

«El PP se toma esta comisión muy en serio», sostuvo Isabel Blanco, que rechazó pedir comparecencias al «peso, para dar titulares» y se preguntó el criterio para pedir comparecencias de cargos más conocidos y no otras cuando hubo 200 personas en los consejos de administración.

La comisión de investigación sobre la actuación, gestión y supervisión de las cajas de ahorro que tenían su domicilio social en Castilla y León acordó hoy un listado en el que figuran quienes fueron presidentes, directores generales y auditores de estas entidades, así como los máximos responsables políticos y sociales (CCOO, UGT y Cecale) y representantes de las asociaciones de consumidores y afectados por preferentes.

Contenido Patrocinado

Fotos