Herrera: «El Estatuto del 83 es una cumplida muestra de la capacidad de llegar a acuerdos»

Juan Vicente Herrera, este lunes, atendiendo a los medios de comunicación./Gabriel Villamil
Juan Vicente Herrera, este lunes, atendiendo a los medios de comunicación. / Gabriel Villamil

El presidente de la Junta defiende la vigencia del sistema autonómico en España e insiste en una necesaria reforma de la financiación autonómica

SONIA ANDRINOValladolid

En un momento de «bloqueo político e institucional» que se está viviendo en España -el último exponente ha sido la ausencia de las autoridades catalanas en la recepción de ayer al Rey en Barcelona- el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha defendido la necesidad de diálogo que supuso ya la misma creación del Estatuto de Autonomía que acaba de cumplir 35 años.

En imágenes

Desde aquel 1983, el marco de convivencia regional se ha sometido a varias modificaciones que han sido fruto a su vez de un ejercicio de diálogo entre las fuerzas políticas y de la posibilidad de llegar a acuerdos. En medio de ese diagnóstico, el presidente entiende que este ejercicio es muy necesario, no solo en Castilla y León «donde no hay una mayoría absoluta», sino también en el país donde se vive «un bloqueo político e institucional».

Más información

35 años de bondades

El presidente ha defendido las bondades que los últimos 35 años han dejado en Castilla y León en el ámbito industrial, de turismo rural, de patrimonio natural e incluso de crecimiento económico pero ha preferido dejar las cosas que cambiaría «para cuando he de dirigirme a ustedes como presidente de la comunidad», les ha dicho a los periodistas en las declaraciones previas al inicio de la sesión plenaria en la que las Cortes han entregado la Medalla de Oro a la Universidad de Salamanca en su octavo centenario.

«Despoblación como problema estructural»

El presidente habla de un «cambio sustancial» en la comunidad aunque con grandes «retos» todavía pendientes. Entre ellos ha destacado el de la agricultura y la ganadería, sobre cuyo futuro se hablará mañana en una jornada organizada por la Junta de Castilla y León, o el que ya se considera el «problema estructural», en palabras del presidente, de la despoblación aunque él lo ha denominado «envejecimiento de la población o no remplazo de los jóvenes».

Para solventarlo, ha insistido en poner en marcha un nuevo modelo de financiación autonómica que tiene que convertirse en «el acicate» que le ponga remedio a este grave problema y que garantice, según Herrera, la «equidad y calidad de los servicios públicos», que son «la bóveda» y la «justificación del autonomismo útil». El cambio que se ha vivido en los servicios públicos de la comunidad es, a juicio de Herrera, otro de los grandes logros de este tiempo.

Reformas

El presidente se ha referido a las grandes reformas del Estatuto en este tiempo, entre ellas, a la última a la que se comprometieron los principales partidos de la comunidad que firmaron en julio de 2015 un acuerdo político (un ejemplo más del diálogo que ha defendido) y en la que todavía quedan algunos asuntos encallados. Se aprobó la Ley de los Altos Cargos, por ejemplo, pero no se avanza en cuestiones como los aforamientos de los miembros del Gobierno regional.

Al respecto, el presidente no se pronuncia sobre si los consejeros y el presidente deben estar aforados -«ahora lo están», ha respondido- pero aboga por una reforma coordinada en el ámbito nacional sobre este asunto y en paralelo a lo que se haga en el resto de las Comunidades Autónomas. «Lo que decida la mayoría», ha puntualizado al demandarle su opinión personal antes de puntualizar que le consta que «las grandes fuerzas políticas de la nación quieren mantener una coherencia pero teniendo en cuenta que hay que avanzar».

Contenido Patrocinado

Fotos