La Garantía Juvenil alcanza los 53.800 inscritos en Castilla y León y contará este año con 14,5 millones

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo./Cacho
El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo. / Cacho

La Junta defiende su continuidad y la oposición pide revisar las cifras del registro de beneficiarios y evaluar la eficacia de sus medidas

ICAL

El sistema de Garantía Juvenil cuenta ya con 53.862 inscritos al cierre de febrero en Castilla y León, un programa que contará este año con 14,5 millones de euros. El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, destacó que se han superado las dificultades iniciales y remarcó que la Comunidad acumula ya cinco años de reducción del paro juvenil, aunque admitió que todavía es «inasumible».

Fernández Carriedo, que compareció ante la Comisión del ramo de las Cortes a petición del Grupo Socialista, destacó que de los 964 inscritos en 2014, se pasó a 7.591 en 2015, 16.702 en 2016, casi 51.000 en 2017 y más de 53.800 en la actualidad. En su opinión, este «gran salto» se produjo por los cambios aplicados con el Real Decreto de diciembre de 2016, que mejoró la identificación y amplió los potenciales beneficiarios, con medidas como las inscripciones retroactivas.

En ese sentido, el consejero, que recordó que Europa aportará 56,8 millones hasta 2020 para la Garantía Juvenil, señaló que sus programas se comenzaron a implementar en 2015 con 1,4 millones de euros, con 170 beneficiarios. No obstante, en 2017, el crecimiento fue «exponencial», con 4,4 millones y 727 beneficiarios. Para 2018, la Junta estima un incremento de los fondos hasta los 8,38 millones y 1.612 jóvenes. Esto supone multiplicar desde 2015 por seis los fondos y por más de nueve, los atendidos.

140 millones para empleo joven en un lustro

También Fernández Carriedo destacó el Plan de Empleo Joven, que contará con 140 millones entre 2016 y 2020, puesto que contemplan medidas adicionales, sufragadas con fondos autonómicos, y eleva la edad de los beneficiarios hasta los 35 años. En este ejercicio, está dotado con 43,25 millones, incluida la Garantía Juvenil. Además, recordó que en los dos primeros ejercicios ha logrado más de 3.400 contrataciones al atender a cerca de 20.000 beneficiarios. A ellos, sumó los 138.000 que han acudido a las oficinas de Empleo o entidades colaboradoras.

El titular de Empleo defendió los resultados y apostó la prórroga, ya que aseguró que en el segundo periodo de gestión se lograrán mejores resultados. Además, destacó que en lo que va de legislatura el paro registrado de jóvenes se ha reducido en casi 6.000 personas, un 30,35 por ciento, con 5.832 menos. «El paro de los jóvenes de Castilla y León presenta descensos interanuales en los últimos sesenta meses: son ya cinco años continuados de baja del desempleo juvenil», afirmó y añadió que la cifra actual es todavía «inasumible», al situarse en el 32,26 por ciento, lejos de 53 alcanzado en la Comunidad.

Dudas

El portavoz Grupo Socialista en Empleo, Pedro González, compartió la preocupación por la alta tasa de paro y matizó al consejero, puesto que aseguró que se reduce porque «cada vez hay menos jóvenes» en la Comunidad. «Yo no creo que estén ustedes para sacar pecho», dijo. Además, tachó de «escasa y pésima» la gestión del programa y pidió un análisis de la inserción laboral de estas medidas. «Hay datos que no me encajan», aseguró porque se duplican los inscritos respecto de los parados, unos 28.000, y pidió una «depuración» estadística.

La procuradora de Podemos, Adela Pascual, aseguró que «nada se resuelve», tras diez años de crisis, pero señaló que el desempleo y la precariedad de los jóvenes se convierten en parte del «paisaje». Además, criticó que se «cocinen» las cifras de la Garantía Juvenil y advirtió de que no falta mucho para que los jóvenes de ahora alcancen los 40 años, sin «cierta estabilidad económica». Es un «gran fracaso», dijo según Europa y los sindicatos, y añadió que se está creando otro con los pensionistas.

La parlamentaria de Ciudadanos Belén Rosado consideró que el fondo de Garantía Juvenil es bueno para retener a los jóvenes y para darles el primer empleo. Destacó el aumento de los inscritos, pero señaló que las cifras parecen que «no cuadran mucho» y pidió que se contrasten los datos porque en su opinión algunos no deberían quizás ya estar registrados. También demandó más publicidad sobre este programa y una «estrecha colaboración» entre todos los agentes.

En nombre del Grupo Mixto, Luis Mariano Santos recalcó que el objetivo final no es lograr una cifra elevada de inscritos, sino la inserción laboral de los jóvenes. Además, recordó que los agentes sociales ven unos resultados «mínimos», denuncian que sus medidas no son eficaces y reclaman cambios en la contratación, para evitar que los jóvenes se marchen de la Comunidad. También vinculó la reducción del desempleo con la pérdida de población. «A pesar de la mejoría los datos no son halagüeños, no son buenos, tienen que ser motivo de preocupación».

Por el contrario, el parlamentario del Grupo Popular, José Manuel Fernández Santiago, señaló que la principal preocupación debe ser el paro juvenil y destacó que el esfuerzo de la Junta ha logrado un descenso de 18 puntos, desde casi el 53 por ciento. «No estamos satisfechos», dijo pero pidió a la oposición reconocer la mejora. También valoró la ampliación de la edad de los beneficiarios del Plan de Empleo Joven hasta los 35 años y defendió las cifras de inscritos en la Garantía Juvenil.

Contenido Patrocinado

Fotos