Fomento pone a punto su maquinaria de contratación para licitar 170 kilómetros de autovías en Castilla y León

Obras de la autovía León-Valladolid. /
Obras de la autovía León-Valladolid.

El Ministerio contempla en su planificación anual sacar a concurso siete actuaciones y dejar listos los expedientes de otras cuatro con una inversión de 857 millones

J.A.

La inversión en la red de alta capacidad afronta un año que puede marcar un hito, tras una década de austeridad. El Ministerio de Fomento programa para 2018 la licitación de las obras de construcción de 170 nuevos kilómetros de las autovías pendientes en Castilla y León, especialmente, en la del Duero (A-11) y la del Camino de Santiago (A-12) que enlazará Burgos y La Rioja.

La planificación de las actuaciones del Ministerio reserva para Castilla y León un importante ritmo inversor los próximos años si en 2018 se aprueban, finalmente, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y si se cumplen las previsiones de Fomento, que tendrá que poner en marcha varios concursos millonarios en la segunda mitad del ejercicio, periodo en el que deberían estar en vigor las nuevas cuentas.

El departamento de Íñigo de la Serna contempla terminar los proyectos y licitar las obras de casi 170 kilómetros de nueve tramos de autovías y tres enlaces, en Salamanca y Palencia. El montante económico de estas actuaciones, se eleva a 857 millones de euros, cantidad que el Ministerio ejecutará en unas cuantas anualidades y que determinarán en los próximos años el destino de las inversiones del Estado en Castilla y León.

La programación de Fomento abre una nueva etapa, una vez que las obras que se contrataron antes de la crisis se van finalizando y aquellas que se vieron paralizadas, se han retomado. Por tanto, se abre un nuevo escenario presupuestario para el Ministerio en el que ganará protagonismo la continuidad de la Autovía del Duero entre Valladolid, Zamora y la frontera de Portugal y la construcción en Burgos del vial hacia Logroño.

Por tanto, el próximo lustro estará marcado en materia inversora por las obras en Burgos, Valladolid, Soria y Zamora. En estas provincias el Ministerio contempla licitar este año actuaciones importantes, que se adjudicarían, previsiblemente, ya en 2019, de forma que los trabajos podrían comenzar en ese ejercicio o en los posteriores. Por tanto, su ejecución material coincidiría con el fin de muchos de los tramos en marcha.

En paralelo, Fomento continúa trabajando en los proyectos de la A-60 (León-Valladolid) entre Villanubla y Santas Martas, la A-76 (Ponferrada-Orense), así como en los enlaces de Ávila con la A-6 (Autovía del Noroeste) y la A-51, y en la mejora de la capacidad de la A-62 (Autovía de Castilla), entre Palencia y Valladolid.

Primeros concursos

El departamento de Íñigo de la Serna tiene ya sobre la mesa los expedientes de varios tramos para lanzar los concursos una vez esté rematada la tramitación administrativa. Uno de ellos es el tramo entre la Variante de Aranda de Duero (Burgos) y Langa de Duero (Soria), de 21,4 kilómetros, que tendrá un coste total de 121,6 millones, según recogen los Presupuestos Generales del Estado. No obstante, las obras que se contrataron hace una década, aunque se anuló la adjudicación, tenían un montante de 64,1 millones.

También, Fomento contempla buscar contratistas para los dos tramos de la A-11 más cercanos a la capital vallisoletana, para lo que primero tendrá que rematar la redacción de los proyectos. Se trata de los de Tudela de Duero-Olivares de Duero (20,2 kilómetros y 102,5 millones) y Olivares-Quintanilla de Arriba (14,5 y 127,1 millones).

En esta misma autovía, Fomento tiene previsto continuar este año con la redacción de los proyectos y licitar los cuatro tramos entre la Ronda Norte de Zamora y la frontera portuguesa, una vez se obtenga la Declaración de Impacto Ambiental. Se trata del vial desde la capital a Ricobayo (37,5 millones y 17,2 kilómetros), Fonfría (47,11 millones y 20,2 kilómetros), Alcañices (36,24 millones y 17,8 kilómetros) y el límite luso (38,14 y 16,6 kilómetros).

Respecto a la Autovía del Camino de Santiago, Fomento contempla fondos para terminar la redacción de los proyectos que faltan y licitar las obras de los tramos pendientes en Burgos: Villamayor del Río-Villafranca de los Montes de Oca (108,3 millones y 16,6 kilómetros) y Villafranca-Ibeas de Juarros (191,3 millones y 24,3 kilómetros).

Por otra parte, el Ministerio compromete la licitación del Enlace de Buenos Aires en Salamanca, entre las autovías de Castilla (A-62) y de la Ruta de la Plata (A-66), un proyecto que tiene un coste de 32,26 millones, aunque para ello tendrá que rematar el proyecto. También prevé sacar a concurso los dos nuevos accesos a la A-67 (Autovía de la Meseta) en Palencia capital, con un desembolso de 11,1 millones y en el norte, entre Aguilar de Campoo y Mataporquera, con un coste de cuatro millones.

Contenido Patrocinado

Fotos