Fomento dedicará este año 4,5 millones para promover internet de alta capacidad en el medio rural

La medida tendrá principal incidencia en polígonos industriales ubicados en los pueblos/
La medida tendrá principal incidencia en polígonos industriales ubicados en los pueblos

Suárez-Quiñones destaca que 2,3 millones de habitantes, el 93%, ya cuenta con una conexión mínima de 30 megabits de velocidad e informa que el resto puede hacerlo mediante satélite

ICAL León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente establecerá este año una línea dotada con 4,5 millones de euros con el objetivo de promover la conexión de internet de alta capacidad, es decir a una velocidad de 30 megabits por segundo, en el medio rural. La cifra destinada es superior a la de 2017, cuando se liberaron 1,6 millones. La medida tendrá principal incidencia en polígonos industriales ubicados en los pueblos, ya que para ello se dirigen 1,5 millones, con el fin de promocionar la instalación de empresas que, en muchas ocasiones se echan para atrás en estos puntos por la baja conectividad a la red, necesaria para su funcionamiento, trámites y relación con la administración.

Así lo indicó hoy el consejero del ramo, Juan Carlos Suárez-Quiñonez, quien inauguró en Valladolid la jornada 'La conectividad a Internet en el medio rural: retos, políticas y tecnologías', en la que se puso de manifiesto la importancia de que los pueblos también puedan disfrutar de la red. En este sentido, comentó que, además de los polígonos industriales, también se primarán municipios mineros, aquellos por los que discurre el Camino de Santiago y otros de especial interés turístico.

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones junto a la directora general de Telecomunicaciones, Victoria Seco.
El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones junto a la directora general de Telecomunicaciones, Victoria Seco.

Suárez-Quiñones resaltó que el pasado año se invirtieron 14,5 millones de euros en Castilla y León para fomentar la implantación de la banda ancha de alta capacidad en la Comunidad, si bien la mayor parte, casi 13 millones, salieron de las arcas del Gobierno central, frente a esos 1,6 millones de la Junta. Mientras que el Ejecutivo de Madrid se hace cargo de llegar a los municipios de más de 500 habitantes, el Gobierno regional lo hace con los de menos de medio millar. En términos de habitantes, en 2017 cerca de 225.000 castellanos y leoneses de 331 poblaciones pasaron a engrosar la lista de usuarios de internet de más de 30 megabits. De ellos, 30.000 residían en localidades menores de 500 habitantes, frente a algo más de 190.000 en el resto del medio rural.

Igualmente, destacó la inversión de la Junta, que desde el año 2002 ha aportado más de 40 millones de euros en ayudas, que a su vez han promovido otros 40 millones en inversiones por parte de las operadoras privadas.

Según el último informe, que data de finales de 2016, y según informó el consejero, 1,5 millones de habitantes de la Comunidad contaba con banda ancha superior a 100 megabits por segundo; 600.000, a más de 30; y unos 300.000, entre 10 y 30 megabits, de los que unos 225.000 ya han pasado al siguiente escalón gracias a la línea de ayudas de 2017. Restarían aún otros 80.000 entre 10 y 30 y unos 11.000 que o la tienen contratada por debajo de 10 megabits o, directamente no tienen, la mayor parte de ellos ubicados en las denominadas ‘zonas blancas’.

Estos mismos datos muestran que el 97,3 por ciento de la población dispone de un servicio superior al universal de un megabit. La situación ha evolucionado de forma positiva como consecuencia del despliegue de la tecnología 4G, lo que ha elevado en 63 puntos porcentuales la cobertura con esta tecnología, pasando de un 13,7 por ciento en 2014 al 76,2 en 2016. A estos datos falta incorporar los de 2017.

Conexión por satélite

Para ellos, existe la posibilidad, tal y como recordó el consejero, de la conexión satelital. Con este objetivo y a “precios competitivos” -una media de 40 euros al mes-, se han planteado subvenciones por parte del Gobierno de 400 euros (con una partida total de 50 millones de euros), para abaratar el alta al servicio en aquellos lugares aislados de conectividad terrestre. La Junta poseía una línea en este sentido que ahora dejará a un lado.

En conclusión, que la banda ancha llegue al medio rural se ha convertido en una “obsesión política” por el “bien” del desarrollo de los pueblos. “Cuando visito zonas rurales de Castilla y León la principal queja que recibo es que es necesario mejorar la conexión a internet para el trabajo diario de particulares, empresas, autónomos...”, deslizó.

Por último, Suárez-Quiñones se refirió al proyecto ‘Escuelas conectadas’, fruto de un convenio de colaboración entre la Junta y el Gobierno, para llevar la fibra óptica a los 1.400 centros educativos de la Comunidad de Educación Primaria y Secundaria. La red, que gestiona la Dirección General de Telecomunicaciones, pasará de 78.000 usuarios a más de 265.000 al sumar a los alumnos, docentes y personal de administración y servicios.

El consejero avanzó que la adjudicación se efectuará en verano y el plan de despliegue se ejecutará durante dos años, si bien la se espera en que a final de este año ya se pueden analizar las primeras escuelas conectadas en marcha.

.

Contenido Patrocinado

Fotos