Fernando Rey justifica la pérdida de 600 profesores en la última década en la Comunidad por el descenso del número de alumnos

Fernando Rey, consejero de Educación./Margareto
Fernando Rey, consejero de Educación. / Margareto

El consejero considera que es una situación en la que se debe transformar este dato negativo en positivo, «que haya menos escuelas, pero mejores»

ICAL

El consejero de Educación, Fernando Rey, justificó este miércoles en Valladolid la pérdida de 598 docentes no universitarios en la última década en Castilla y León por el descenso de la población en edad de estudiar en esas etapas educativas. «Hay menos alumnos y, por tanto, la Comunidad necesita menos profesores», precisó.

En todo caso, restó importancia al número de profesores y subrayó que debe ser una situación a aprovechar para que haya más profesionales, por ejemplo, en la atención a la diversidad y la orientación. «Hay que transformarlo en positivo para que haya menos escuelas pero mejores», apuntó.

Rey, quien firmó en Valladolid un convenio entre la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl) y la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC), salió al paso de los datos del último Boletín Estadístico del Personal al servicio de las Administraciones Públicas.

Un informe que recogía que el personal sanitario de la Junta de Castilla y León se elevó en 2.858 efectivos en la última década, hasta los 34.123 trabajadores en julio del año pasado; mientras que los docentes no universitarios mermaron en 598, hasta los 30.065. «La presión asistencial y las necesidades de una población envejecida han supuesto un incremento de los profesionales del ámbito sanitario mientras que el descenso de alumnos trajo consigo una caída del profesorado», manifestó.

Contenido Patrocinado

Fotos