Las farmacias de Castilla y León pueden dispensar medicamentos recetados en 11 comunidades al unirse Asturias y Murcia

Las farmacias de Castilla y León pueden dispensar medicamentos recetados en 11 comunidades al unirse Asturias y Murcia

Las 1.629 farmacias de la Comunidad han tramitado 34.159 recetas electrónicas hasta noviembre de ciudadanos llegados de otras autonomías

ICAL

Las farmacias de Castilla y León ya pueden dispensar medicamentos recetados en Asturias y Murcia, las dos comunidades que desde está semana ya disponen de receta electrónica interoperable y suman once.

Con la incorporación del Principado de Asturias y de Murcia son ya 11 las Comunidades interoperables entre sí: Castilla La Mancha, Canarias, Extremadura, Aragón, Comunidad Valenciana, La Rioja, Castilla y León, Galicia, Navarra, Asturias y Murcia. Está previsto que se incorporen próximamente Cataluña, Cantabria, País Vasco y Andalucía.

Castilla y León se incorporó a esa red de comunidades con e-receta interoperable el pasado verano, convirtiéndose en uno de los principales hitos de la profesión en esta Comunidad a lo largo de 2017, según informa el Colegio de Farmaceúticos de Castilla y León, que destaca que las 1.629 farmacias de Castilla y León han tramitado 34.159 recetas electrónicas procedentes de ciudadanos llegados de otras comunidades, mientras que, en ese mismo periodo, otras comunidades interoperables han tramitado 27.226 recetas electrónicas de ciudadanos de Castilla y León.

La mayoría de estas recetas electrónicas se han tramitado en Castilla y León a ciudadanos llegados desde Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha y Galicia. Por su parte, los ciudadanos de Castilla y León que han retirado medicación fuera de la Comunidad lo han hecho especialmente en Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura y La Rioja.

La presidenta del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León, Raquel Martínez, señala que la incorporación de Asturias es un hecho especialmente relevante, dado que es “territorio limítrofe a Castilla y León y que el desplazamiento de ciudadanos de una Comunidad a otra en épocas vacacionales es elevado. De ahí la importancia de que otras comunidades limítrofes, como Madrid o País Vasco, se incorporen cuanto antes a esta red interoperable”.

Según destaca, los beneficios que la interoperabilidad trae consigo son indudables, tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. Así, indica que, por un lado, facilita el acceso a los tratamientos de los pacientes que no se encuentran en su Comunidad y permite al farmacéutico el seguimiento de dichos tratamientos. Todo esto con la vista puesta en mejorar la adherencia terapéutica y contribuir a la seguridad del medicamento a través de la detección de posibles reacciones adversas e interacciones.

Contenido Patrocinado

Fotos