Una treintena de establecimientos han nacido en Toro a la luz de la exposición, con la colegiata como protagonista.
Una treintena de establecimientos han nacido en Toro a la luz de la exposición, con la colegiata como protagonista. / A. P.

'Las Edades del Hombre' cierran su edición de Toro con 240.000 visitas

  • 'Aqva' ha cuadruplicado el número de visitantes en los seis meses que ha durado la exposición

Toro ha multiplicado por cuatro sus visitantes. Lo ha hecho a lo largo de los seis meses de celebración de la vigésima primera edición de Las Edades del Hombre. Esta convivencia llega mañana a su fin con un acto de clausura con la presencia de la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, y el presidente de la Fundación Las Edades del Hombre y obispo de Ávila, Jesús García Burillo.

‘Aqva’ toca a su fin y es hora de hacer balance. A falta de los datos de visitantes con los que cerrará mañana la exposición, con unos 240.000 turistas, las cifras registradas en estos seis meses en la Oficina Municipal de Turismo de Toro reflejan que las visitas a la localidad se han multiplicado por cuatro respecto al mismo periodo del año anterior y han batido mes a mes todos los récords. Y es que las personas que han demandado información en el servicio del Ayuntamiento han pasado de 23.527 entre los meses de mayo a octubre de 2015 a 91.061 en el mismo periodo de 2016.

Ya en los primeros tres días de apertura al público desde la inauguración por la Reina Sofía, el pasado 27 de abril, fueron 1.177 los visitantes que solicitaron información en las dependencias municipales ubicadas en la Plaza Mayor, junto a la iglesia del Santo Sepulcro y a escasos metros de la Colegiata de Santa María la Mayor, las dos sedes que despiden mañana ‘Aqva’, con sus 139 obras de arte divididas en seis capítulos.

El mes de mayo siguió con 13.153 visitas a la oficina de información turística frente a las 4.597 de un año antes, lo que triplicaba estas cifras y abría una senda seguida durante toda la exposición. En junio pasaron por Toro, según los datos facilitados por el Ayuntamiento, 14.669 personas atraídas por Las Edades y por la Feria del Vino, frente a las 3.093 de junio de 2015. A esto le siguieron julio, el mes con menos visitantes, con 10.940 personas que demandaron servicios de información frente a las 2.024 de un año antes, lo que quintuplicaba las cifras de 2015, y agosto, el mes de las Fiestas de San Agustín, con 14.504 turistas en la Oficina de Turismo frente a los 4.859 del anterior ejercicio.

En el mes de septiembre ‘Aqva’ encaraba su recta final multiplicando por cinco la cifra de visitantes. Pasaba Toro de recibir 3.585 turistas a 15.199 y culminaba el recuento en octubre, a falta de los últimos quince días de noviembre, con 22.596 visitantes frente a los 5.369 de octubre de 2015. Ha sido octubre el mes más fuerte de la exposición, animado también por la tradicional Fiesta de la Vendimia.

Hay que tener en cuenta que estos datos son los registrados en la Oficina de Turismo y que por ella han pasado la mitad de las personas que han recorrido la exposición, cuya temática principal ha sido el agua. Una vez cerrado al público el recorrido expositivo, personal de la Fundación Las Edades del Hombre comenzará «inmediatamente» a retirar las 139 piezas y trasladarlas a sus lugares de origen desde la Colegiata y la iglesia del Santo Sepulcro. Será un proceso largo, de más de un mes, según explica el secretario de la Fundación, Gonzalo Jiménez, porque además del desmontaje se trabaja para dejar las iglesias preparadas para su uso litúrgico.

Muy positivo

Hacen desde la entidad un balance muy positivo de ‘Aqva’. «Se ha conseguido hacer una exposición de fácil lectura, muy armónica y muy agradable, con unos elementos de reflexión tanto a nivel catequético como a nivel de reflexión natural en torno al agua que ha llenado las expectativas de la gente», destaca el secretario general, satisfecho también con la acogida de la muestra por los toresanos, «agradecidos por haber tenido esa afluencia de gente» y ahora preparados para despedirla con tristeza.

Ha sido la recta final de Las Edades, como ocurre en todas las ediciones, la de mayor afluencia de público, procedente en su mayoría de Castilla y León, Madrid y el País Vasco. «Que una ciudad como Toro la hayan visitado 1.500 personas diariamente es muy serio», afirma Gonzalo Jiménez sobre una exposición que es nueva en cada edición tanto en las técnicas como en los espacios utilizados. «Cada edición es un nuevo proyecto y una nueva edición es la absoluta novedad y nos aporta experiencia, trabajo y satisfacción», afirma el responsable de la muestra.

Desbordados

El alcalde de la localidad, Tomás del Bien, hace un balance muy positivo del paso de la exposición por la localidad. «Hemos estado desbordados de público y es un éxito sin precedentes», destaca el regidor sobre una afluencia de visitantes que ha llenado bares y restaurantes. «Es difícil comer o tomar algo en Toro porque está totalmente lleno. La pena es que no se haya podido ampliar la exposición, porque estamos en una dinámica ahora de miles de visitantes diarios», lamenta Del Bien sobre la petición que realizó el Ayuntamiento de Toro y también la Diputación para la prórroga de ‘Aqva’ hasta el puente de diciembre.

A un día de la despedida y tras la programación cultural especial organizada durante toda la muestra, Toro se prepara ya para lanzar nuevos productos turísticos y ponerlos en marcha a principios de año para aprovechar «el empujón turístico» de Las Edades. «Mucha gente se ha quedado muy sorprendida al descubrir la ciudad y se ha quedado con cosas por ver y eso es muy importante, porque hemos creado esa expectativa de que Toro es una ciudad con muchísimo que ver», sostiene el alcalde toresano.

Vino embutidos y dulces

Desde el punto de vista económico, además de la apertura de 30 nuevos negocios, Las Edades del Hombre han supuesto que se haya doblado la contratación en algunos bares y establecimientos hosteleros, según destaca el alcalde sobre el sector que ha resultado más beneficiado. «Lo más importante es que el turista se ha ido contento, ha tenido una buena experiencia en Toro, buena mesa y le han quedado cosas por descubrir», manifiesta.

También se muestran satisfechos los empresarios, que lamentan que no fuera posible la ampliación. El presidente de la CEOE-Cepyme de Toro, Elier Ballesteros, explica que los fines de semana los establecimientos han estado llenos y los hoteles con una ocupación del 100%.

Además, el comercio, que en los primeros meses no notó los efectos de Las Edades, ha registrado un incremento de entre el 20% y el 25% en las ventas en los meses de septiembre, octubre y la primera quincena de noviembre, principalmente en los negocios de la Plaza Mayor y la zona centro dedicados a la venta de productos típicos de la tierra. Han sido el vino de Toro, los embutidos y los dulces los más demandados. También se han incrementado las visitas y excursiones a bodegas, fábricas y atractivos turísticos de la comarca como el Museo del Queso y el Museo del Vino de Morales de Toro. «Si hubiese sido así desde el principio, hubiese sido genial», afirma el presidente de los empresarios toresanos, quien agradece a la Fundación la elección del municipio para acoger esta edición. «El nombre de Toro se ha puesto en el mapa», coinciden. «Ojalá mañana nos dieran otra exposición u otra cosa parecida», desean desde la CEOE.