Las cuentas de la Junta siguen adelante tras el bloqueo de PP y C´s de las enmiendas a la totalidad de la izquierda

Debate de totalidad del proyecto de presupuestos de la Comunidad. /Rubén Cacho
Debate de totalidad del proyecto de presupuestos de la Comunidad. / Rubén Cacho

PSOE, Podemos e IU critican unos presupuestos que aumentan el déficit, no se ejecutan y tampoco revierten los recortes

ICAL

Los grupos Popular y de Ciudadanos frenaron este martes, en el pleno de las Cortes de Castilla y León, las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos Socialista, Podemos y Mixto (IU) a los proyectos de ley de presupuestos y de medidas, en las que los tres defendieron que las cuentas aumentan el déficit y no revierten los recortes, mientras que los populares recalcaron que la economía crece y se crea empleo con las políticas de la Junta.

Los proyectos de ley de presupuestos y de medidas, que contaron con el voto a favor de sus proponentes, la abstención de UPL y en contra de PP y Cs a las enmiendas de totalidad, superan así el primer filtro e inician a partir de ahora la tramitación de las enmiendas parciales en ponencia y comisión para volver al pleno los días 18 y 19 de diciembre con su aprobación definitiva. PSOE, Podemos e IU recibieron el reproche de Luis Fuentes (Ciudadanos) por su “teatrillo” y una política que no vio útil.

Reacciones

En la presentación del presupuesto, la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, mantuvo el crecimiento del 2,7 por ciento de una “economía en positivo” para 2018 con una creación de empleo del 2,8 por ciento y una tasa de paro que caerá al 12,2 por ciento, pese a que reconoció “riesgos y factores de incertidumbre” por la crisis de Cataluña, “un hecho que debería a llevar a trabajar conjuntamente para recuperar la estabilidad”, y el brexit.

Tras calificar de “buen proyecto” el presentado por la Junta, aunque “mejorable”, subrayó que las consejerías de Sanidad, Educación y Familia cuentan con las partidas más altas de su historia y rechazó, “ante las criticas poco fundadas” de la oposición, elevar la capacidad recaudatoria para conseguir más ingresos, que apostó por que vengan de “la mano” de una reforma del sistema de financiación autonómica.

Más déficit, sin revertir recortes

En sus enmiendas a la totalidad, Luis Tudanca (PSOE), Pablo Fernández (Podemos) y José Sarrión (IU) coincidieron en el aumento del déficit, en que los presupuestos no revierten los recortes, en la baja ejecución de las inversiones y en pedir un nuevo modelo fiscal para aumentar los ingresos.

Los populares Raúl de la Hoz y Salvador Cruz, que intervinieron para rechazar las enmiendas, afearon a la oposición de izquierdas que sus argumentos sean siempre los mismos y tildaron de “mantra” que se hable de que no se han revertido los recortes, cuando la economía crece y se crea empleo. “Son unos buenos presupuestos”, afirmaron, definición a la que el segundo añadió el calificativo de “previsibles”.

De la Hoz y Cruz aseguraron que la oposición de izquierdas, a la que acusaron de crear más paro cuando gobiernan, carece de una “alternativa coherente”, recalcaron que se ha recuperado un 60 por ciento del empleo perdido durante la crisis y rebatieron que las cuentas no sean sociales, cuando sanidad, educación y familia tienen los presupuestos más altos de su historia.

El socialista Luis Tudanca, que avanzó el contenido de algunas de sus enmiendas parciales, admitió el crecimiento de la economía pero añadió que la riqueza “se queda en manos de los de siempre por los regalos fiscales de la Junta”, y criticó que la Junta no cumpla los pactos que firma, como el de industrialización, donde expresó su “decepción”. “Hay fundadas y sólidas razones para rechazar el presupuesto”, sentenció.

Tudanca recibió la critica de Raúl De la Hoz por presentar en “treinta segundos” su modelo fiscal, si bien tanto él, como después Salvador Cruz, rechazaron que en Castilla y León los ricos paguen menos, a la vez que defendieron que es la segunda autonomía, detrás de Madrid, que menos impuestos pagan en el IRPF, así como avanzar en la reducción, en lo que van de la mano en el acuerdo con Ciudadanos.

Poco antes, el portavoz socialista acusó a la Junta y al PP de mentir “por encima de sus posibilidades”, criticó que “le da todo igual”, al presentar las mismas cuentas en el año de la peor sequía, pérdida de población o empleo precario, y concluyó que su grupo no va a “permitir que se falte a la palabra” y no se cumpla con lo firmado, donde recogió el pacto industrial, con el plan de retorno de talento y el gasto tecnológico, y el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias.

En el debate, se coló el 'burofax' por el que el Grupo Socialista, en concreto José Francisco Martín, conoció los presupuestos dos días antes de que los presentara el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, “sin cambiar una cifra”, cuando Raúl de la Hoz y Luis Fuentes decían que estaban negociando, uno de los argumentos al que acudió Tudanca para afear el pacto presupuestario de PP y Cs.

Caos y desorden

Por su parte, Pablo Fernández, acusó al Partido Popular de empobrecer a Castilla y León a “macha martillo” con su política que destacó se basa en el “imcumplimiento”, el “caos”, el “desorden” y la “desigualdad”. Por ello, reivindicó “otra forma de hacer política” e insistió en que es posible apostar por lo público y revertir los recortes para que las personas sean “lo primero”.

El popular Salvador Cruz, que expuso una serie de argumentos para rebatir la eficacia de las políticas de la izquierda, pidió a la oposición la retirada de las enmiendas a la totalidad, que las enmarcó en el “tacticismo” y el “oportunismo”, y abogó por el acuerdo en las parciales, si bien recalcó que son “los mejores presupuestos de los últimos años”.

Con el “saludo en diferido” a los trabajadores forestales que a primera hora de la mañana se concentraron en las Cortes y la solidaridad con los que tienen contratos en precario inició su intervención José Sarrión (IU), lo que le valió que la presidenta de la Cámara, Silvia Clemente, le pidiera que se ciñera a la cuestión y ambos entraran en una breve discusión.

Nos gustaría un presupuesto fruto del diálogo”, aseveró Sarrión, que aseguró que los tibios datos de la mejora no llegan a las familias, pero añadió que la recuperación a la que apunta el Gobierno es “una cronificación de la precariedad”. En la réplica, el popular Ángel Ibañez incidió en la diferencia ideológica entre el representante de IU y su partido y defendió que los ciudadanos se fían más del proyecto de los 'populares' que de la coalición que representa Sarrión.

Ibañez introdujo en el debate en defensa de los presupuestos que cuentan con las inversiones más altas de los últimos ejercicios y la apuesta por el municipalismo, pero Sarrión sostuvo que la pregunta no es el dinero o programas que van en las cuentas, por ejemplo, a Agricultura, sino el impacto que tienen sobre la realidad de las personas y la solución a sus problemas reales.

En la explicación del voto, el portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, pidió una reflexión para explicar a la gente que existe una Cámara con un empate entre los grupos de la oposición y el PP y acusó a PSOE, Podemos e IU de una “escenografía” y de “aparentar” que se trabaja, para defender lo que hace su grupo de “influir de forma positiva”.

“Han hecho un teatrillos de su forma de actuar, cuantos libros de textos han conseguido con ese método, cuántas bajadas de impuestos, cuántos euros más en la sanidad, cero, a las aportaciones de la vieja izquierda y de la nueva es la nada, nuestro compromiso es ser útiles”, argumentó Fuentes.

Por su parte, Luis Mariano Santos (UPL), que avanzó la presentación de un centenar de enmiendas parciales, argumentó su abstención en que existe un acuerdo con otro grupo que conforman una mayoría absoluta.

Fotos