Cospedal: «Una mentira no puede ocultar la máxima de la democracia, que es la ley»

Dolores de Cospedal, entre Silvia Clemente y Juan Vicente Herrera. Detrás, Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván. / El Norte

La ministra de Defensa lanza un mensaje de apoyo a la aplicación de la Constitución desde la Cámara autonómica de Castilla y León

Sonia Andrino
SONIA ANDRINOVALLADOLID

Es la expresión más soberana del pueblo, aunque en este caso se circunscriba a la comunidad de Castilla y León. La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, ha aprovechado el acto de entrega de la Medalla de Oro de las Cortes a la Academia Básica del Aire de León para defender a ultranza la aplicación de la ley, la Constitución y el Estado de Derecho en un momento en el que el país afronta, con la aplicación de artículo 155 de la Constitución, la amenaza soberanista en Cataluña.

Contenidos relacionados

De los tres discursos que se han escuchado en el hemiciclo (el de la presidenta de las Cortes, el del director de la Academia y el de la ministra), el único que se ha detenido en esta situación ha sido el de Cospedal quien ha aprovechado para explicar el por qué de la aplicación de ese artículo en el sentido de que «ante las amenazas y los intentos de remover cimientos, España contesta con lo mejor de sí misma», entendiendo por esto último la ley, que «tiene que ser igual para todos».

La ministra no ha concedido ningún género de dudas ante los que critican haber llegado a esta situación y ha defendido que «en un estado de derecho no hay ni bandos ni prebendas. La ley tiene que ser igual para todos. Una mentira no puede ocultar la máxima de la democracia», en referencia a los argumentos independentistas en Cataluña.

Respeto es la ley

Aplicando, eso sí, un tono institucional, la ministra ha explicado ante los representantes del pueblo que «en democracia, respeto significa respeto a la ley y para que haya igualdad, la ley tiene que ser la misma», ha abogado sin la necesidad de pronunciar en ninguna ocasión ningún nombre de los que ha dicho que «han sido cesados no por pensar distinto sino por situarse al margen de la ley. Esta cuestión en una democracia como la española está fuera de toda duda. Los únicos que merecen todos los reparos son los que han incumplido la ley». Se refería al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y a los miembros de su gobierno cesados tras la aprobación del artículo 155 por parte del Senado. Y es que, «Constitución, derecho e igualdad serían solo palabras si no se responde con firmeza con la legalidad», ha insistido.

El coronel director de la Academia Básica del Aire, José Antonio Gutiérrez Sevilla, recoge la Medalla de Oro.
El coronel director de la Academia Básica del Aire, José Antonio Gutiérrez Sevilla, recoge la Medalla de Oro. / El Norte

No obstante, ha querido mostrarse optimista y porque «España tiene motivos para seguir trabajando» y ha demás ha de reivindicarse «como una nación madura».

Aplaudida prácticamente por todo el plenario, a excepción de la bancada socialista, Cospedal ha terminado su discurso agradeciendo al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, «todo el esfuerzo» y le ha dicho, además, «gracias por presidir desde el amor a nuestro país una región que tanto ha aportado a España». Según Cospedal, Castilla y León ha contribuido a «construir el gran camino que se ha forjado en las cuatro décadas de prosperidad que firma ya España como estado democrático. Y eso ha sido posible, ha dejado también claro la ministra, «gracias al sacrificio generoso de todos los españoles». El resultado es hoy «un país del siglo XXI».

Fotos