Las Cortes rechazan una moción de 22 puntos de Podemos para mejorar la sanidad pública

Los portavoces de Podemos, Pablo Fernández, y del PP, Raúl de la Hoz, conversan durante la celebración del Pleno de las Cortes./Leticia Pérez
Los portavoces de Podemos, Pablo Fernández, y del PP, Raúl de la Hoz, conversan durante la celebración del Pleno de las Cortes. / Leticia Pérez

La ponente Isabel Muñoz, que recibió el apoyo de los grupos de la oposición, no asumió una enmienda del Grupo Popular en la que proponía un pacto autonómico

ICAL

Las Cortes de Castilla y León rechazaron este miércoles, con el empate entre los grupos de la oposición y del PP, una moción de 22 puntos presentada por Podemos para mejorar la sanidad pública, con lo que coincidió el 'popular' que ofreció una enmienda en la que figuraba un pacto autonómico por la sanidad que no aceptó la procuradora Isabel Muñoz.

La moción de Podemos, defendida por Isabel Muñoz, plantea en 23 puntos un conjunto de medidas para derogar algunos decretos, asegurar la cobertura de sustituciones por bajas, vacaciones y días libres, aumentar las plazas MIR de Pediatría y elaborar y poner en marcha en seis meses un plan específico para cubrir las vacantes en Atención Primaria con incentivos profesionales y asegurar un concurso de traslados abierto y permanente, entre otras.

Muñoz enmarcó la moción en el compromiso de Podemos con la salud y el bienestar libre y añadió que pretenden con ella «dar un giro de 180 grados» a la política de la Junta. «Sus hechos contradicen sus palabras», sentenció, a la vez que atacó los conciertos y el dinero destinado al HUBU.

También, calificó de «cinismo» del PP que diga que defiende la sanidad universal y la equidad pero mantiene el decreto de medidas urgentes a la sostenibilidad y la demora en las listas de espera quirúrgica y de consultas y rechazó que se cuente con el mayor presupuesto cuando se ha perdido poder adquisitivo.

Apoyo de PSOE e IU, ambigüedad de C's y rechazo del PP

La moción contó con el respaldo de PSOE e IU y de manera parcial de Ciudadanos, pero no del PP después de que ofreciera una enmienda, donde se recogía la oferta de un pacto autonómico por la sanidad, que no asumió la ponente al considerar que las propuestas del grupo mayoritario no se cumplen y «quedan desvirtuadas».

«Vamos a apoyar la moción del punto uno al veintidós», manifestó de entrada la socialista Mercedes Martín, que expresó la coincidencia tanto con el modelo expuesto como en revertir recortes o aumentar coberturas y remuneraciones, en especial de los profesionales de enfermería. Martín aprovechó el debate para denunciar el «deterioro» de la sanidad pública mientras la privada experimenta un auge.

En nombre de Ciudadanos, Manuel Mitadiel expresó un respaldo parcial al no coincidir con los tres puntos destinados a derogar decretos por considerar que tendría un «efecto perverso», mostró diferencias con la reversión de las externalizaciones y pidió decisiones en base a hechos objetivos y no a prejuicios.

El procurador de IU-Equo, José Sarrión, que sólo introdujo dos cambios en el lenguaje, se refirió a medidas en el mismo sentido presentadas por su formación para dar su apoyo, como su denuncia de los recortes, su petición de refuerzo de la Atención Primaria, la falta de transparencia como uno de los déficit del sistema, el cierre de camas o de la jubilación de 600 médicos en 2020 que se deberá atajar con una política de contratación de personal. «Hay que apostar por nuestro sistema de salud frente a las tendencias privatizadoras», resumió.

El popular Alejandro Vázquez aseguró que tanto su partido como Podemos coinciden en la defensa de la sanidad pública y universal, aunque defendió que la ley de 2012 no ha terminado con la asistencia pública y sostuvo que la privada debe ser un complemento de ésta. «Quién y cuándo no ha sido atendido, no se ha dejado de atender a nadie», rebatió sobre la denuncia de pérdida de la universalidad.

Finalizó el popular con la oferta de una enmienda centrada en un pacto autonómico por la sanidad, garantizar la asistencia a todas las personas, con especial a las más vulnerables, adoptar medidas de dotación presupuestaria para llegar a lo que se contaba en 2010 por la Sacyl, un plan específico de vacantes, en concreto en el medio rural, la promoción de la salud en las zonas básicas de salud, ejecutar acciones para reducir las listas de espera o aumentar los recursos en tecnología y cumplir las infraestructuras comprometidas, que no se aceptaron.

Contenido Patrocinado

Fotos