Los contratos indefinidos sólo representan el 5% en Castilla y León mientras los eventuales alcanzan el 87%

Tipología de contratos en Castilla y León . /F.S.Gráfico
Tipología de contratos en Castilla y León . / F.S.

Los contratos eventuales, por obra e interinos copan el 87,9% de las trece modalidades contractuales registradas en la Comunidad | Cecale y ATA recelan de la propuesta de Ciudadanos para establecer un contrato único

ICAL

Aunque el pasado año se contabilizaron en Castilla y León más de trece modalidades contractuales diferentes, los contratos temporales -eventual por circunstancias de la producción, por obra y servicio, e interinos- representaron el 87,9 por ciento (835.088) de los casi 950.000 firmados en la Comunidad en 2017, según datos del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL).

Ante ese panorama, en el que los contratos indefinidos (48.463) sólo representan el 5,1 por ciento y que se repite en el conjunto de España, Ciudadanos registró el pasado martes en el Congreso de los Diputados una propuesta de ley para suprimir los contratos temporales y eliminar todos los tipos de contratos actuales por uno solo, propuesta de la que recelan tanto la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) como la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATA).

La patronal autonómica no se cierra a la posibilidad de una reforma legal de las diferentes modalidades contractuales existentes en la actualidad, pero advierte de que toda iniciativa no debería desconocer la realidad y la evolución de mercado de trabajo, las características de la economía española y las necesidades productivas de nuestras empresas que están directamente relacionadas con la creación y el mantenimiento del empleo.

El objetivo, según confirmaron fuentes de Cecale a la Agencia Ical, tiene que estar en solucionar uno de los grandes problemas del mercado laboral, como compensar a los trabajadores temporales e indefinidos para que en el futuro todos ellos tengan parecidos derechos y obligaciones, aunque dicha equiparación no significa eliminar todas las modalidades de contratación para unirlas en un solo contrato.

Más crítica se mostró la presidente de ATA, Soraya Mayo, que aseguró que la propuesta de Ciudadanos sólo es un cambio de nomenclatura que no servirá para atajar la temporalidad.

“Es una ocurrencia que no se adapta a las necesidades de las empresas españolas, o a una gran parte de ellas. Hay que pensar en la hostelería, comercio, sector servicios en general, donde la temporalidad es muy alta. Dentro de una semanas se empezarán a realizarse contratos temporales por la Semana Santa. En algunas zonas se mantendrán hasta octubre y en otras pues serán contratos de una semana. En España, dado el importante peso que tiene el sector servicios, no tiene cabida esta propuesta”, afirmó Mayo.

No obstante, Mayo aplaude la propuesta relativa a la 'mochila austriaca' para que los trabajadores generen una bolsa de derechos, a la vez que propone reforzar la Inspección de Trabajo para perseguir a las empresas que hacen “trampa” a la hora de las cotizaciones y a las que emplean a falsos autónomos en lugar de asalariados.

Luis Fuentes

Por su parte, el líder de Ciudadanos en Castilla y León y portavoz de la formación naranja en las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes apunta que la creación de empleo y acabar con la lacra de la precariedad laboral es uno de los grandes objetivos de su partido. “Llevamos más de tres décadas de fracasos en este marco como consecuencia de las políticas nefastas y 'de parches' del bipartidismo y es necesario acabar con la discriminación que existe actualmente en nuestro sistema laboral, entre trabajadores fijos y temporales, para que todos tengamos las mismas oportunidades”, aseguró.

Para alcanzar este objetivo Ciudadanos ha presentado la Ley de Lucha contra la Precariedad Laboral, un proyecto que se basa en “el contrato único, un bonus para empresas y la mochila de derechos.

En este sentido, Fuente denuncia que España existen hasta 40 tipos de contratos laborales y que nueve de cada diez que se firman son los llamados 'contratos basura’, por lo que desde Cs se propone un contrato “único, indefinido e igualitario que evitará que haya trabajadores de primera y de segunda”.

En este sentido, destaca que también se ayuda a luchar contra la precariedad al aumentando, entre otras cosas, la indemnización por despido, que pasará de 12 a 20 días por año trabajado y que será de 33 en el caso de despido improcedente. "En definitiva, todo esto se traduce en una mayor protección para los trabajadores y en más flexibilidad para las empresas puesto que éstas tendrán más seguridad jurídica”, sentenció Fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos