La Consejería de Agricultura y Agroseguro firman un convenio para impulsar la contratación con 7,2 millones de euros

El presidente de Agroseguro, Ignacio Machetti, y la consejera Milagros Marcos, tras la firma del convenio./El Norte
El presidente de Agroseguro, Ignacio Machetti, y la consejera Milagros Marcos, tras la firma del convenio. / El Norte

Se revisarán los rendimientos y los precios de referencia de producción

S. G.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos y el presidente de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), Ignacio Machetti, han firmado este lunes un convenio de colaboración para el fomento de los seguros agrarios en la comunidad, lo que permitirá a los beneficiarios recibir, de forma automática, la ayuda de la Junta de Castilla y León en el momento en que suscriban una póliza de seguro. En la firma de dicho convenio también estaba presente el director general de Enesa, José María García.

En palabras de la propia consejera, este nuevo modelo de seguro va a permitir «agilizar la suscripción de las pólizas financiadas directa y anticipadamente por la Junta de Castilla y León» y de este modo, «incorporar mejoras en el seguro agrario».

Tras la firma de este convenio, se publicarán las bases reguladoras de las ayudas en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el día 17 de octubre, que establecen como actividad subvencionable la suscripción de la póliza de seguro eliminando los trámites administrativos que hasta la fecha eran necesarios para solicitar esta ayuda.

Después de las bases reguladoras, se publicará la convocatoria que amparará la suscripción de las pólizas de las líneas de seguro cuyo inicio de suscripción esté comprendido entre el 1 de junio de 2017 y el 31 de mayo de 2018 y que estará dotada con 7,2 millones de euros. De este modo, «el nuevo presupuesto multiplica por tres, el presupuesto que había al inicio de la legislatura. Estábamos en unos dos millones de euros y ahora son siete prácticamente»,  aclaró Marcos.

Líneas de seguro

Respecto a las líneas de seguro, una de las novedades que se introducen es la recuperación, por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería, de la subvención a la suscripción de seguros de producciones ganaderas.

Esta ayuda, cuyo último año de convocatoria fue el año 2011, irá dirigida a los sectores de vacuno, ovino/caprino, porcino, equino, avícola y apícola con un 10 % de la prima comercial base neta. También se auxiliará el seguro de compensación por pérdida de pastos en sequía con un 25 % de la prima comercial base neta, gracias al cual quedan garantizados los valores de compensación por gastos en alimentación respecto del ganado bovino, ovino, caprino y equino cuando se constate una merma de la actividad de la vegetación pastable en determinadas circunstancias como, por ejemplo, en sequía.

Otra de las cuestiones que se ha analizado a través de los grupos de trabajo que se crearon para dar forma a este seguro y que también se intenta paliar con el nuevo modelo es la diferencia de implantación del seguro entre las distintas provincias, llegando en algunos casos al 80% la contratación y en otros, a un escaso 20%. La propuesta que ahora se hace para compensar ese desfase es el de la revisión de rendimientos, «una de las grandes demandas del sector», manifestó Marcos, y que se centrará las provincias de Zamora, León, Valladolid, Salamanca y Ávila.

De igual modo, se revisarán los precios de referencia de las producciones «para hacerlas más acordes a la realidad del mercado», insistió la consejera, quien apeló a dotar de «mayor transparencia» la suscripción de seguros y los datos relacionados con los rendimientos para que cada agricultor o ganadero conozca la posibilidad de cada seguro. En ese sentido, Enesa,  publicará todos los datos de manera accesible para que «cada agricultor pueda tomar decisiones acorde a su explotación».

A partir de ahora, se incorporan sectores muy concretos como el hortofrutícola del Bierzo y el lúpulo.

Pero la consejera aclaró, igualmente, otras cuestiones relativas a los denominados módulos de los seguros. Así, en el módulo uno aparecen seguros por catástrofe como pueden ser las heladas, la sequía o el granizo. Según puso de manifiesto, el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), aporta el 65% que es «lo máximo que la Comisión Europea permite financiar, no se puede financiar más».

En el módulo dos, aparece el ciclo de siembra, la no nascencia o el pedrisco por parcela. Entre la aportación del Estado y la de la Junta de Castilla y León se va a llegar a un 50% de media en estos seguros herbáceos pero también en el que se recupera de producción ganadera.

Subvenciones a las primas del seguro agrario

Por parte de Agroseguro, su presidente Ignacio Machetti se refirió a la importancia de las subvenciones a las primas del seguro agrario, fundamentales para hacer viable una cobertura de la máxima amplitud frente a riesgos de altísima intensidad. En tal sentido, agradeció los esfuerzos de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, que se convierte en la segunda comunidad autónoma que más presupuesto destina a las subvenciones de los seguros agrarios. Además, destacó el valor del seguro agrario en años como el vivido en el que la adversa meteorología ha elevado la siniestralidad de esta comunidad a niveles históricos.

Con todas estas actuaciones, queda patente «el trabajo de la Consejería de Agricultura y Ganadería para apoyar las políticas de seguros agrarios como instrumentos esenciales para afianzar la competitividad de las explotaciones agrarias, al permitirles gestionar los riesgos que puedan poner en entredicho su rentabilidad y proporcionándoles un escenario de certidumbre».

 

Temas

Paro, Campo

Fotos