El conductor de un camión muere al arder su vehículo que transportaba mercancía peligrosa tras colisionar con otro en la A-1

Accidente entre dos camiones en la A1, sentido Madrid, posteriormente uno de los camiones se prendió fuego. /Ricardo Ordóñez
Accidente entre dos camiones en la A1, sentido Madrid, posteriormente uno de los camiones se prendió fuego. / Ricardo Ordóñez

El ocupante del camión calcinado se encuentra en su interior tras haber perdido el control del vehículo a la altura de Cortes

L. SIERRA

Un camión que contenía pentano líquido ha ardido este miércoles en la A-1 en Burgos después de que chocara por alcance con un segundo camión en el el kilómetro 241 de la A-1, en Burgos, sentido Madrid atrapando a su conductor que falleció al no poder salir del interior de la cabina, según confirmaron fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.

El suceso se produjo a las 12.02 horas cuando la sala de emergencias recibió varias llamadas comunicando que se había producido una colisión entre dos camiones en ese punto kilométrico. Uno de los vehículos transportaba mercancías peligrosas y había comenzado a arder con su ocupante dentro.

La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente al Centro Coordinador de Emergencias, a la Policía Local de Burgos, al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil de Tráfico de Burgos, a los Bomberos de Burgos, y a Emergencias Sanitarias - Sacyl, que enviaron un helicóptero medicalizado y una UVI móvil.

El suceso provocó fuertes retenciones en la A-1 que quedó cortada al tráfico en sentido Madrid durante horas. El choque provocó una fuerte humareda, visible desde distintos puntos de la capital burgalesa, debido a que uno de los camiones implicados era un camión cisterna con mercancía altamente inflamable. En concreto, se trataba de pantano líquido, un material altamente inflamable pero no tóxico.

Desde la cuenta de Twitter del 112 se recomendó a los conductores que esperaban en la carretera cerrar sus ventanillas debido a la fuerte y densa humareda que produjo el mortal choque. En las labores de extinción trabajaron camiones cisterna del Parque de Bomberos de Burgos que dieron por controlado el fuego una hora después de que se produjera el accidente, así como agentes de la Guardia Civil y Policía, además del helicóptero medicalizado del Sacyl.

Intenso fuego

Fuentes presenciales indicaron que el camión que quedó calcinado chocó por alcance con el segundo quedando desviado a uno de los lados del arcén y ardiendo poco después. El fuego fue intenso lo que hizo que hasta el lugar se desplazara un equipo de agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León para formar un retén. Los agentes medioambientales consultados indicaron a Ical que el incendio del camión podría “haber tenido peores consecuencias medioambientales si llega a producirse hace unos días” debido a que la zona anexa se encontraba “muy seca antes de las lluvias” de esta semana.

Contenido Patrocinado

Fotos