Cerca de 30.000 hogares se pasan al mercado libre por el alza del precio de la luz

Cerca de 30.000 hogares se pasan al mercado libre por el alza del precio de la luz

El 67% de los consumidores de Castilla y León cuenta con tarifas planas, al pagar un precio fijo por la luz, o con paquetes de ahorro a medida

R. TRAVESÍ

Un total de 29.393 hogares de Castilla y León se pasó el año pasado al mercado libre por el alza del precio de la luz pero también para elegir la tarifa que mejor se adapta a sus hábitos de consumo. Frente a ellos, están los clientes domésticos y pymes con menos de 10 kilovatios (kW) de potencia contratada que optaron por continuar con su contrato regulado, también conocido como PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).

Con datos a tercer trimestre de 2017, la Comunidad contaba con 1,3 millones de clientes con un contrato en el mercado libre mientras que otros 644.00 formaban parte del sistema de suministro regulado. Es decir, el 67 por ciento de los consumidores de la región contaba con tarifas planas, al pagar un precio fijo por la luz, o otros paquetes de ahorro.

Los datos facilitados a la Agencia Ical por las tres principales compañías que operan en Castilla y León (Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Enel-Endesa) demuestran la existencia de un trasvase de clientes del mercado regulado al libre a lo largo de 2017, un ejercicio que estuvo marcado por un alza de los precios de la electricidad, alrededor del 10 por ciento para un consumidor medio -100 euros al año-, entre otras cosas por la meteorología adversa. De ahí que muchos particulares decidieran aceptar las ofertas de las comercializadoras en el mercado libre.

Descenso factura en 2018

El mercado eléctrico se caracteriza por tener una evolución muy cambiante lo que imposibilita conocer su comportamiento a medio plazo. El Ministerio de Energía prevé un descenso en la factura de la electricidad en 2018, en parte por la estabilidad del precio del petróleo y por las condiciones meteorológicas que pueden ser mejores que las del año pasado. De momento, en las dos primeras semanas de enero, el coste de la luz se ha abaratado cerca de un 11% con respecto al mismo periodo de 2017, gracias a la fuerza del viento.

Iberdrola es la compañía que suma más clientes en la Comunidad (1,5 millones) y, por tanto, la que suministra más electricidad. Fuentes de la eléctrica apuntan a Ical que han formalizado más de 75.000 contratos de sus 'Planes a Tu Medida' en la región desde finales de 2015. Una línea de productos, que se dirige a los consumidores en mercado libre, para adaptar los contratos a las necesidades y hábitos de consumo de sus clientes. Por ejemplo, permite elegir las horas de mayor consumo con una tarifa más baja o en función del uso de una segunda vivienda. La empresa calcula que estos hogares se benefician de un ahorro medio del 12 por ciento en el importe total de su factura.

La puesta en marcha de este tipo de proyectos es posible gracias a la información de consumo horario que proporcionan los nuevos contadores inteligentes y por el desarrollo en paralelo de la tecnología que permite la gestión eficiente de millones de datos, según precisa Iberdrola.

La nueva normativa para regular el coste de energía de la factura de electricidad, que entró en vigor en abril de 2014, recoge la modalidad del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor por el que el cliente paga por su consumo, durante un periodo de facturación, el precio resultante en el mercado eléctrico. De esta manera, el precio depende de la evolución del mercado mayorista donde se negocian los costes de la luz.

En cambio, quienes prefieran que el precio que se aplique a su consumo de energía eléctrica sea el mismo durante todo un año podrá contratar un coste fijo pactado. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) explica que todo consumidor con una potencia contratada inferior a 10kW, suministrada en el mercado libre, puede volver a pasar a precio regulado, a través de un comecializador de referencia. Eso sí, precisa que “ese cambio puede estar sujeto a penalizaciones económicas en caso de no respetar el periodo de obligada permanencia pactado”.

Comparar precios y servicios

La CNMC recomienda al consumidor que antes de decidirse por una nueva oferta compare los precios y los servicios que ofrezcan al menos un par de empresas diferentes. En primer lugar, recuerda que el cliente debe informarse si tiene derecho al bono social eléctrico, en función de la renta. Es un contrato que ofrece la tarifa eléctrica más económica ya que aplica descuentos del 25 por ciento sobre el PVPC para el consumidor vulnerable y del 40 por ciento para el consumidor vulnerable severo. No en vano, un informe de este organismo recogía a finales de 2017 que el siete de cada diez usuarios desconocían las condiciones de contratación de los suministros de luz y gas natural. Es decir, que no sabían si estaban en el mercado regulado o libre.

Los expertos aseguran que no existen unas tarifas mejores que otras sino que lo importante es firmar la oferta que se ajuste a las necesidades de consumo y a la potencia contratada de cada hogar. No en vano, pueden existir hasta 40 euros de diferencia al año entre unos contratos y otros.

Contenido Patrocinado

Fotos