CC.OO critica que Castilla y León cuente con 800 millones menos de inversión en 2018

CC.OO critica que Castilla y León cuente con 800 millones menos de inversión en 2018

«De los 10.234 millones de euros de ingresos no financieros que se produjeron en 2008, se pasa a 9.348 en 2018»

EL NORTEValladolid

El secretario general de CC.OO en Castilla y León, Vicente Andrés, ha criticado hoy que la Comunidad vaya a contar con "casi 800 millones menos de inversión" en los presupuestos para 2018, lo que a su juicio revertirá directamente, de forma negativa, en los servicios a los ciudadanos.

Según ha explicado hoy Andrés en rueda de prensa, "De los 10.234 millones de euros de ingresos no financieros que se produjeron en 2008, se pasa a 9.348 en 2018 que, si se tiene en cuenta lo que sube el nivel de vida, superarían los mil millones, lo que supone un 9,6% menos en una década".

El problema, en su opinión, es que "esta tendencia no va a revertir a corto-medio plazo, puesto que se sigue apostando, gracias al pacto entre PP y Ciudadanos, en reducir los impuestos y las bonificaciones fiscales a los que más tienen" y esa falta de ingresos repercutirá en las políticas sociales.

Por este motivo, este sindicato apuesta por "un modelo fiscal robusto, en el que pague el que más gana", para lo cual ha planteado ocho medidas que precisan del pacto "de todos los grupos políticos y de toda la comunidad autónoma, para que ejercite su capacidad impositiva".

El objetivo de las mismas es que "Castilla y León pueda generar ingresos suficientes para no tener que depender de un posible pacto de financiación autonómica, puesto que no sabemos en qué medida puede afectar la situación con Cataluña, ni si vamos a tener un estado federal o confederal".

Entre dichas iniciativas propuestas por CC.OO, que permitirían obtener una recaudación adicional de 431 millones de euros, se incluye la subida progresiva del tramo autonómico del IRPF, focalizada en las rentas más altas, manteniendo el tipo impositivo en el primer tramo; incrementándolo en 0,5 el segundo, en 1,5 el tercero, en 2 el cuarto y en 3 el quinto tramo.

También se plantea introducir un límite máximo en todas las deducciones autonómicas en el IRPF, ya que éstas "siguen dando lugar a importantes injusticias", tal y como ha advertido el secretario de Estudios de CC.OO en Castilla y León, Carlos Castero, además de disminuir la reducción del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Asimismo, CC.OO recomienda reformar el Impuesto sobre Patrimonio, bajando el mínimo exento, actualmente establecido en 400.000 euros, en 90.000 o 100.000; alcanzar el 0,25% del PIB con impuestos medioambientales, e imponer una tasa para las grandes superficies y la apertura de establecimientos en días festivos.

Por último, se propone la creación de un impuesto sobre las pernoctaciones turísticas en la Comunidad y un Plan contra el Fraude Fiscal, impulsado por la Junta de Castilla y León bajo la coordinación de la Agencia Tributaria.

Vicente ha denunciado que, a pesar de que hay "más dinero para repartir, y hay partidas que han aumentado, como las políticas de empleo, o las inversiones, en el caso de estas últimas suponen un tercio de lo que había hace diez años -de los 1.600 millones se ha pasado a 620".

Además ha incidido en la importancia de aumentar el gasto en I+D+i, porque "es el elemento clave para la competitividad de las empresas de la comunidad" que, aunque para 2018 ha incrementado en 3,2 millones de euros, "es insuficiente", ya que ha recordado que, en 2008, la asignación era de 227,6 millones.

Fotos