UGT y CCOO se concentrarán, recogerán firmas y darán charlas en centros de mayores para exigir al Gobierno pensiones dignas y justas

El secretario autonómico de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, Pablo Zamala, y el secretario regional de Organización de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Lorenzo Rubio./Chacón
El secretario autonómico de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, Pablo Zamala, y el secretario regional de Organización de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Lorenzo Rubio. / Chacón

Los sindicatos advierten que la situación «se pone complicada» tras las declaraciones de Rajoy de priorizar los planes privados

ICAL

Los sindicatos UGT y CCOO de Castilla y León llevarán a cabo las próximas semanas una serie de movilizaciones como concentraciones, recogidas de firmas, reparto de folletos informativos y charlas en los centros de mayores para exigir al Gobierno de España pensiones dignas y justas, tal y como está recogido en el artículo 50 de la Constitución. «No nos podemos quedar de brazos cruzados porque estamos muy disgustados, por decirlo de una manera fina, con las propuestas del Ejecutivo de Rajoy para recortar la cuantía de las pensiones y priorizar los planes privados», apuntó el secretario de Organización de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO Castilla y León, Lorenzo Rubio.

No en vano, consideró que un jubilado que ha trabajado entre 30 y 40 años tiene ahora derecho a cobrar la pensión reglamentaria y aseguró que el fondo privado de pensiones solo está al alcance de las personas que tengan un buen sueldo. Rubio también demandó un incremento de las cuantías de las pensiones mínimas y, sobre todo, las de viudedad ya que ahora la mujer que pierde a su marido solo tiene derecho a cobrar el 52 por ciento de la pensión. «Percibe la mitad de dinero pero los gastos de electricidad, gas, agua e impuestos como el IBI se mantienen», precisó.

También criticó la falta de voluntad política del Gobierno de la Nación para llegar a acuerdos en el Pacto de Toledo mientras decide incrementar el presupuesto del Ministerio de Defensa para comprar tanques o aviones que el país no necesita. «Con el coste de esos vehículos se pagan las pensiones de las viudas en Castilla y León», explicó.

Concentración el jueves

Ante una situación que «se pone complicada», los responsables de las federaciones de jubilados de UGT y CCOO se mostraron esperanzados en que sus demandas sean escuchadas por el colectivo de personas mayores. La primera movilización tendrá lugar el próximo jueves 15, a las 12 horas, con concentraciones antes las subdelegaciones del Gobierno en todas las provincias; el 28 de febrero habrá un acto de mujeres pensionistas; los días 1 y 15 de marzo, las protestas se realizarán a las puertas de las tesorerías territoriales de la Seguridad Social mientras que entre el 19 y 21 de marzo, los sindicatos saldrán a la calle a recoger firmas y repartir folletos con sus propuestas.

UGT y CCOO proponen ideas para «sanear» el sistema de la Seguridad Social pero lamentaron que no haya voluntad política por parte del Gobierno. Citaron, entre otras, que los trabajadores que cobran más de 2.500 euros coticen por la cantidad que perciben, lo que permitiría aumentar los ingresos de la Seguridad Social en 7.000 millones de euros, e incluir en el sistema a los funcionarios, que supondrían otros 3.000 millones. También se lograrían 18.000 millones si se recuperaran las tasas de reposición del personal público. Tampoco se olvidaron de perseguir la economía sumergida y la morosidad en la Seguridad Social.

El secretario autonómico de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, Pablo Zalama, criticó al presidente del Gobierno que habla de «cuidar» a los pensionistas porque son los «grandes desprotegidos» y, tres meses después, sube las pensiones un 0,25 por ciento y, por tanto, incumple la Constitución. «Los jubilados y los pensionistas no vamos a claudicar ante las medidas del Ejecutivo», sentenció. No solo demandaron una adecuada financiación del sistema de pensiones sino también asentar el modelo «de cara al futuro porque queremos que nuestros hijos también cobren la jubilación».

Contenido Patrocinado

Fotos