CCOO anuncia movilizaciones en el sector de ambulancias en Semana Santa si los salarios no se elevan al menos un 7%

Imagen de archivo de una concentración del sector en León./
Imagen de archivo de una concentración del sector en León.

El sindicato rechaza el referéndum a los trabajadores y acusa a UGT de “cómplice” de la patronal, con medidas que contribuyen a un beneficio empresarial de dos millones de euros

LEONOTICIAS

La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO Castilla y León anunció este sábado que podrían existir “complicaciones” en el sector de las ambulancias en Semana Santa si los salarios de los trabajadores no se elevan al menos un siete por ciento, propuesta del sindicato, frente a la del cinco que plantea la patronal y que ha aceptado UGT en la Comisión Negociadora del Convenio para el Transporte Sanitario de Castilla y León. Así, podrían producirse movilizaciones en un sector importante para la celebración de las numerosas procesiones en la Semana de Pasión. El sindicato prefirió no concretar si, además de protestas, se llevaría a cabo alguna medida aún más dura.

Más información

En este sentido, CCOO rechazó el referéndum al que se someterán los 1.800 trabajadores del sector el próximo lunes para conocer el respaldo de los mismos, porque consideró que “aún hay margen de mejora”. Al respecto, acusó a UGT, el otro sindicato en la mesa, de “cómplice” de la patronal Aleca, ya que apoya medidas que contribuyen a volver a la situación de 2012 y a un beneficio empresarial de dos millones de euros, mientras a los conductores de ambulancia cobrarán 91 euros menos al mes, que serán 73 si cuentan con el plus de ‘localizado’ y si es conductor de ambulancia convencional. Si es médico o enfermero, la nómina contará con 176 euros menos mensuales. “La oferta aceptada por UGT es la peor de las ofrecidas hasta ahora por la patronal”, acusó el responsable de Acción Sindical de la FSC, Carlos Cáceres.

Habló también de otros dos “regalos” de la organización ugetista. La subida de la Consejería de Sanidad para los ejercicios 2017 y 2018 al sector es de 3,68 millones de euros. La patronal, solo en 2017, consiguió unos beneficios de unos 812.000 euros, ya que recibió de la Junta 1,06 millones y paga a los trabajadores unos 253.000 euros en atrasos. Además, lamentó Cáceres, la oferta para 2018, con la propuesta de variables que suponen un “escollo”, es “cero euros”.

También remarcó que el pasado año el coste salarial ascendió a 240.000 euros, que es la cantidad resultante de recuperar el cinco por ciento de pérdida salarial en 2013 y que, según CCOO, es la base sobre la que negociar, al contrario de lo que opina la patronal. Para 2018 se dedicarán 1,6 millones para el pago de nóminas, “con lo que a la patronal le queda un beneficio neto de 1,8 millones”, más aún si cabe si se tienen en cuenta “los trabajos privados contratados” en eventos de carácter especial.

Después de tres años de negociaciones y con un convenio casi al cierre que no cumple las expectativas de CCOO, el sindicato consideró, en palabras del secretario regional de la FSE-CCOO en la Comunidad, Carlos López Inclán, que con su propuesta de elevar el salario un siete por ciento a la patronal “aún le quedaría de beneficio más de un millón de euros. “Al final, la lucha de los trabajadores ha servido para aumentar el beneficio de las empresas, pero sin la recuperación perdida en los salarios. Es el momento clave, ahora hay que exigirlo, porque la Junta ha hecho un esfuerzo económico que no puede quedar solo en manos de las empresas del sector y para que la negociación de cara a 2019, por arrastre, empiece a partir del cinco por ciento de recuperación”, alentó López Inclán.

Los salarios más bajos de España

En la actualidad, el salario medio en el sector es de 1.082 euros, menos el cinco por ciento “robado” en 2013 y que ahora se pretende reparar. Carlos Cáceres explicó que, al aprobar el acuerdo solo una parte de la Comisión Negociadora representada en UGT, el convenio “no es de eficacia general”, con lo que tiene fecha de caducidad al término de este ejercicio. Por ello, CCOO anunció que intentará seguir negociando pese a la firma del preacuerdo que tiene consecuencias “negativas muy claras”. Al respecto, esgrimió que el sector en Castilla y León mantiene los salarios más bajos de España y que a partir del 31 de diciembre de 2018 los sueldos “vuelven a la posición de salida, al año 2012”.

“Con la subida global del cinco por ciento para todo el tiempo que dure el convenio (2015-2018), a duras penas se mantendrá la subida del IPC durante estos cuatro años. De nuevo seis años de fuerte pérdida de poder adquisitivo de los salarios, cuando hablan de lo bien que va la economía del país. Será para las empresas”, criticó Cáceres, quien definió el documento suscrito por UGT de “totalmente insuficiente, insolidario e injusto”.

Contenido Patrocinado

Fotos