Castilla y León tiene registrados 2.476 casos de violencia de género activos en el sistema Viogen

Jornadas 'Tortura en la intimidad'./HENAR SASTRE
Jornadas 'Tortura en la intimidad'. / HENAR SASTRE

Doscientos profesionales de justicia, de asistencia social y fuerzas de seguridad participan en la jornada 'Tortura en la intimidad' que organiza el sindicato Csif

M. J. PASCUAL

Son 56.000 casos de violencia de género activos en España, de los que 2.476 se localizan en Castilla y León, medio millar de ellos, solo en la provincia de Valladolid. Estos son los últimos datos que ha facilitado el jefe superior de Policia Nacional de Castilla y León, Jorge Zurita, verdadero artífice del sistema Viogen, el instrumento con el que trabajan las fuerzas de seguridad y al que se ha incorporado la Junta recientemente, una de las primeras comunidades en integrarse. Esta herramienta, que aglutina a instituciones para concentrar la información que permita prevenir la violencia contra la mujer y atender a las víctimas, es un sistema en el que están integrados 41.000 especialistas, de los que 18.000 son guardias civiles y 10.000, policías.

En la jornada técnica 'Tortura en la intimidad' organizada por Csif en el salón de actos de la Consejería de Hacienda, en la que están participando doscientos profesionales de todos los ámbitos que trabajan en la prevención y atención a las víctimas de violencia contra la mujer, los expertos están poniendo énfasis en el trabajo en red que se realiza en Castilla y León y sus resultados.

El primer ponente de la jornada, el juez de violencia contra la mujer de Valladolid, Emilio Vega, ha reconocido la dificultad que tiene el instructor de estos casos para evaluar la «situación objetiva del riesgo» al que se enfrenta una posible víctima de maltrato, «puesto que la ley no establece claramente qué es una situación objetiva de riesgo». El juez de violencia de género ha subrayado que han crecido exponencialmente los asuntos de acoso, los delitos contra la intimidad y los que son contra los derechos y deberes de la familia, como los impagos de pensiones, así como el quebrantamiento de condena. Estos delitos antes no eran competencia de los juzgados exclusivos de violencia de género, pero hace año y medio que se contemplan como delitos asociados al maltrato contra la mujer y, por tanto, el juez especializado es competente para investigarlos. Vega constata el aumento de casos y ha afirmado que este año, en su juzgado, van a celebrarse 100 juicios rápidos más que en 2016.

Fotos