Valladolid perdió 1.456 habitantes en 2017

Valladolid perdió 1.456 habitantes en 2017

Los datos sitúan a Castilla y León como la comunidad española en la que más cayó la población

El Norte
EL NORTEValladolid

La provincia de Valladolid perdió 1.456 habitantes en 2017, tras pasar de 521.130 a inicios del pasado año a 519.674 el 1 de enero de 2018. Esta variación supone una caída del 0,28% . Por su parte Castilla y León perdió 18.151 habitantes en el mismo periodo, el 0,7% menos respecto al año anterior, con 2.407.650 personas empadronadas a 1 de enero de 2018, según los datos provisionales publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Más información

Los datos del Padrón Continuo sitúan de nuevo a Castilla y León como la Comunidad española que más población perdió, tanto en términos absolutos como relativos, y en contra de la tendencia al alza que presenta el país, con un aumento de población del 0,3% -126.437 personas más-, hasta alcanzar los 46,7 millones de habitantes.

La estadística plantea como factor diferencial entre ambas tendencias la presencia de extranjeros, ya que mientras España y las autonomías más dinámicas se apoyan en la llegada de migrantes para crecer en población, Castilla y León únicamente suma 591, el 0,5% más, hasta alcanzar las 122.869 personas, lo que equivale al 5,1% del censo en esta comunidad.

Estos nuevos datos poblacionales indican que de los 2.248 municipios existentes en Castilla y León, 2.003 tienen menos de mil habitantes, 222 tienen más de mil pero menos de 10.000, 14 tienen entre 10.000 y 50.000, cinco cuentan con más de 50.000 pero menos de 100.000, y únicamente cuatro superan los 100.000 habitantes -Valladolid, León, Burgos y Salamanca-.

De este modo, el 30,9% de la población reside en los cuatro municipios más grandes de la comunidad, mientras que el 25,2% lo hace en municipios de entre mil y 10.000 habitantes, el 18,5% en pequeños municipios que no superan los mil habitantes, el 13,1% en ciudades de entre 50.000 y 100.000 habitantes y el 12,4% restante en municipios de entre 10.000 y 50.000 empadronados.

La distribución de los extranjeros entre estos municipios es homogénea entre los municipios que superan el millar de habitantes, al oscilar entre el 5,1 y el 5,7% de la población, pero desciende hasta el 3,8% en el caso de los pequeños municipios de menos de mil habitantes.

Castilla y León se mantiene como la sexta autonomía más poblada, superada por Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia, aunque esta última también comparte la tendencia a la baja, con 7.369 empadronados menos en 2017 y un descenso del 0,3%.

Extremadura y Asturias igualan a Castilla y León en la pérdida relativa de empadronados, al llegar al 0,7%, mientras que las otras autonomías que también pierden población son Castilla-La Mancha (0,3%) y Aragón (0,1%), mientras que Cantabria, Andalucía y La Rioja mantienen su población invariable o con ligeros descensos.

En el caso contrario se encuentran Baleares y Comunidad de Madrid, con incrementos poblacionales del 1,1%; Canarias, con el 0,9% de aumento; Navarra, con el 0,6%; Cataluña y Murcia, con el 0,5%; y Comunidad Valenciana, con el 0,4%, todas ellas por encima de la media nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos