Castilla y León logra reducir un 4,3% las empresas que entran en concurso en los ocho primeros meses del año

Castilla y León logra reducir un 4,3% las empresas que entran en concurso en los ocho primeros meses del añoGráfico

La Comunidad rompe la tendencia nacional con una subida del 2,5% aunque crecen las disoluciones

ICAL

Castilla y León consiguió reducir el número de empresas que tras atravesar dificultades económicas solicitan el concurso de acreedores durante los ocho primeros meses del año. De esta forma, la Comunidad puso coto a los procesos concursales con una rebaja del 4,39 por ciento que contrasta con la evolución del conjunto del país, donde se produjo un crecimiento del 2,59 por ciento.

Así se desprende del 'Estudio sobre Concursos y Disoluciones', elaborado por Informa D&B, que indica que los concursos de acreedores se incrementaron este año, en relación a 2016, hasta situarse en los 2.972. Por el contrario, en el mes de agosto se redujeron un 50,6 por ciento, hasta las 115, frente a las 233 de un año antes.

La mayor parte de las sociedades concursadas en agosto, un 87 por ciento, fueron microempresas. Las pequeñas empresas supusieron algo más del diez por ciento, mientras que las medianas no llegaron al tres por ciento. En cuanto a las grandes, no contabilizaron ningún proceso durante ese mes.

Distribución autonómica

Respecto a la distribución por comunidades autónomas, Cataluña fue la más afectada desde enero de 2017 con 614 concursos, experimentando un crecimiento del cinco por ciento respecto al año pasado. A continuación se situaron Madrid, con 523, que registró un aumento del 18 por ciento; la Comunidad Valenciana, con 417, que anotó una rebaja del ocho por ciento, y Andalucía, con 316, un 8,5 por ciento más.

Por delante de Castilla y León, se situaron también País Vasco, con 192, un 11,63 por ciento más y Galicia, con 168, un 15,5 por ciento menos. Además, la Comunidad registró en el octavo mes del año once empresas en concurso, frente a las 22 del mismo mes de 2016, es decir, un 50 por ciento menos, en línea con el descenso nacional del 50,6 por ciento, desde los 233 a los 115. Según la directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, esto se debe a que el verano es habitualmente un periodo con menor actividad concursal.

Disoluciones

Respecto a las disoluciones, un total de 19.156 firmas desapareció entre enero y agosto de este año, un 18,44 por ciento más que en 2016. Sin embargo, Castilla y León presentó un mejor comportamiento de la supervivencia de las empresas, con 780 liquidaciones en los ocho primeros meses, frente a las 758 del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 2,9 por ciento.

Las comunidades que lideraron las disoluciones en el acumulado anual fueron Madrid, Andalucía y Valencia, con 4.545, 4.024 y 2.009 procesos respectivamente. Además, donde más crecieron fue en la autonomía andaluza, con un 79,8 por ciento más, seguida de Melilla (50 por ciento), Cantabria (23,23 por ciento) y Canarias (22,05 por ciento). Por el contrario descendieron en cinco: Cataluña, Ceuta, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Finalmente, las disoluciones alcanzaron las 1.602 empresas en agosto, lo que supone un aumento del 10,25 por ciento respecto al año pasado y un 3,02 por ciento más que en julio.

Contenido Patrocinado

Fotos