Castilla y León implica a centros de investigación y empresas en su modelo de innovación de atención sociosanitaria de crónicos y dependientes

Una usuaria del servicio de teleasistencia. /Brágimo
Una usuaria del servicio de teleasistencia. / Brágimo

Sanidad y Familia se embarcan en el diseño de servicios 'tele' de asistencia, seguimiento y rehabilitación que configurarán en dos años el esqueleto de su nuevo sistema de cuidados

S. CALLEJA

Las consejerías de Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades se encuentran inmersas en el diseño del futuro modelo de atención sociosanitaria a crónicos y dependientes, cuyo germen reside en una plataforma tecnológica propia que permitirá a estos pacientes recibir cuidados y un seguimiento sin salir de casa. Se trata de un “paso de gigante” en innovación sociosanitaria, sin precedentes en Europa, que pretende resolver en el domicilio los cuidados sociales y sanitarios que precisa una persona de forma simultánea o sucesiva.

El proyecto cuenta con un presupuesto de más de 6,6 millones de euros, está cofinanciado a partes iguales por la Junta y la Unión Europea, a través del Programa Operativo de Crecimiento Inteligente FEDER 2014-2020, y acaba de entrar en su segunda fase de desarrollo, centrada en la innovación de servicios de teleasistencia avanzada, telesalud, telemedicina, teleseguimiento y telerehabilitación, así como soluciones innovadoras que mejoren la comunicación, intercambio y análisis de información entre profesionales, según explicaron a Ical fuentes de la Consejería de Sanidad.

A partir de ahora, el siguiente paso es ejecutar estas soluciones para gestionarlas a lo largo del próximo año, y en 2019 rematar la configuración de estas propuestas que darán soporte al desarrollo de los proyectos de atención integrada en entornos domiciliarios y residenciales, y que también abordará la interfaz de múltiples dispositivos y configuración inteligente de los entornos o escritorios personalizados para profesionales y ciudadanos, para la interacción con el sistema.

Rondas de diálogo

Para recabar ideas y marcar las fases del proyecto, las consejerías han fijado rondas de diálogo técnico con empresas con experiencia en estos sectores y en las que han participado más de 70. En concreto, en la primera ronda, que sirvió para definir el mapa de la demanda temprana, presentaron ideas más de 50 entidades, y en la segunda, que acaba de cerrarse, lo han hecho más de 20, entre centros de investigación públicos, empresas y otras entidades privadas.

Ademas, desde Sacyl y la Gerencia de Servicios Sociales se trabaja en identificar a los grupos funcionales que se encargarán del pilotaje de las soluciones, tanto profesionales de las dos consejerías, como de las universidades de la Comunidad, Cruz Roja, Fundación Intras, etc. También, en julio se publicaron los pliegos de la primera fase del proyecto que persigue adaptar, mejorar e interconectar los sistemas informáticos que gestionan las historias clínica y social. En este sentido, está previsto el uso de las aplicaciones informáticas Medora, Planes de Cuidados y Gacela como herramientas clínicas también para el personal de servicios sociales. Esta fase contempla, además, el desarrollo de funcionalidades innovadoras que aporten valor a esta integración sociosanitaria y que sirvan para mejorar el acceso a la información sociosanitaria integrada a los profesionales sociales y sanitarios.

Mayor calidad de vida

Con este espacio de experimentación y aprendizaje para ensayar innovaciones organizativas y lograr soluciones tecnológicas innovadoras, Sanidad y Familia buscan dos objetivos globales: mejorar la calidad de vida de las personas dependientes y de sus cuidadores y mejorar la eficiencia de los sistemas de atención social y sanitaria.

El primero incluye mantener a la persona en su entorno habitual el mayor tiempo posible, al disminuir los ingresos hospitalarios, visitas a urgencias y complicaciones relacionadas con sus procesos de enfermedad que sean evitables; avanzar en la autonomía de la persona en las actividades de la vida diaria; disminuir el riesgo de claudicación del cuidador familiar, así como avanzar en la red de apoyos sociales para la prestación de los cuidados, y en la configuración de servicios y prestaciones sanitarias y sociales más adecuada a cada situación.

Para mejorar la eficiencia de los sistemas de atención social y sanitaria mediante la coordinación e integración de la atención, se busca hacer más accesible el sistema para lograr la atención integrada en cualquier ámbito territorial de Castilla y León (con especial atención a los entornos rurales), y así disminuir las visitas y desplazamientos evitables del paciente, de modo que reciba atención en el primer nivel de los dos sistemas, en el centro de salud y de atención social.

También se quiere mejorar los tiempos de respuesta del sistema de atención integrada en casos que exijan una intervención urgente; aumentar el volumen de población que pueda beneficiarse de un comportamiento proactivo del sistema que mejore las actuaciones de prevención y atención de complicaciones de salud o cambios en la configuración de su red de apoyos, y aumentar el volumen de población que se beneficie del apoyo en el seguimiento de indicaciones para la promoción de la autonomía, seguimiento de indicaciones terapéuticas y de rehabilitación.

Contenido Patrocinado

Fotos