Castilla y León gana casi medio millar de exportadores regulares la última década

Castilla y León gana casi medio millar de exportadores regulares la última década

El 43,2% de la base total exportadora, integrada por 5.496 empresas, exportó productos el año pasado por menos de 5.000 euros

ICAL

La Comunidad de Castilla y León ganó casi medio millar de exportadores regulares durante la última década, desde los 1.249 del año 2008 a los 1.770 del ejercicio pasado. Sin embargo, la concentración empresarial de las ventas a otros países siguió su avance y las cinco primeras por volumen asumieron el 55,2 por ciento de las exportaciones regionales, cuando en 2008 representaban el 49,4 por ciento, según las cifras que maneja el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex), recogidas por Ical.

Los exportadores regulares, aquellos que han vendido productos en otros países durante los últimos cuatro años de forma consecutiva, descendieron por primera vez el año pasado en la comparativa anual, en cinco empresas, dentro del periodo de estudio, respecto a 2016, el año récord en ventas al exterior de la Comunidad.

Asimismo, la Comunidad sumó 1.887 actividades a su base exportadora total, hasta las 5.496 en 2017, el pico máximo de la serie desde el año 2008. El ejercicio pasado se sumaron a la actividad exportadora 216 empresas respecto a 2016.

Altísima concentración

Por otra parte, aunque el tamaño constituye un factor clave para lanzarse a los mercados, lo cierto es que en la Comunidad, muy marcada por el peso de la automoción, apenas un puñado de empresas acapara la inmensa mayoría de las ventas. Las cifras que maneja revelan que si cinco compañías asumieron el año pasado el 55,2 por ciento de los 15.597,58 millones exportados (un 3,9 por ciento menos que en 2016), una decena alcanzó el 63,3 por ciento; las 25 primeras llegaron al 72,1 por ciento; y las 50, hasta el 79 por ciento. El informe indica asimismo, que sumando los volúmenes de ventas de las 100 primeras el porcentaje sobre el global alcanzó el 85,5 por ciento; 500 concentraron el 96,8 por ciento; y las 1.000 mayores el 99,1 por ciento.

Ventas medias

Las ventas medias de los exportadores regulares se situaron el año pasado en la Comunidad, en 8,33 millones de euros, frente a los 7,11 de 2008; y las del total de empresas internacionalizadas, los 2,84 millones, también por encima de los 2,67 del inicio del periodo analizado. Sin embargo, estas cantidades bajaron respecto a 2016, cuando los regulares facturaron fuera una media de 8,8 millones; con una cifra para el global de exportadores de 3,09.

Los datos recogidos por Ical, son reveladores de la estructura exportadora de Castilla y León, ya que del total de exportadores, 2.379 vendieron productos a otros países por valor de menos de 5.000 euros; y 1.035, entre 5.000 y menos de 25.000. Asimismo, 332 exportaron por entre 25.000 y menos de 50.000; 884 entre 50.000 y menos de 500.000 y 645; entre 500.000 y menos de cinco millones.

Ocho grandes exportadores

Los tramos altos de la tabla caen vertiginosamente en número de actividades, con 189 empresas con un volumen de exportaciones entre cinco y menos de 50 millones; 16, con entre 50 millones y menos de 250; y sólo ocho con más de 250 millones en exportaciones.

El análisis de los exportadores regulares constata que 217 vendieron mercancías por menos de 5.000 euros; 236 por entre 5.000 y menos de 25.000; y 122, por entre 25.000 y menos de 50.000. Asimismo, 483 sumaron entre 50.000 y menos de 500.000; 510 entre 500.000 y menos de cinco millones; y 172 entre cinco millones y menos de 50. Por último, 23 comercializaron entre 50 millones y menos de 250; y siete por encima de los 250 millones.

En cuanto la distribución de las ventas al exterior por tramos, los exportadores totales con volúmenes de más de 250 millones, fueron los responsables de 9.483,2 millones en ventas; los de entre 50 y menos de 250 millones, de 2.136,1; y los de entre cinco y menos de 50, de 2.742,7. Asimismo, los de entre 500.000 euros y menos de cinco millones asumieron 1.046,5 millones.

El resto de grupos presenta cuantías mínimas, con 161,8 millones para el de entre 50.000 y menos de 500.000; con 11,9 millones para los de 25.00 y menos de 50.000; 12,6 para los de entre 5.000 y menos de 25.000; y 2,8 millones para los de menos de 5.000.

Una tarea nada sencilla

El presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio, Fernando Escobillas, reconoció a Ical, que «exportar no es fácil» y remarcó que «el tamaño de la empresa y un mercado global son desafíos a los que todavía las pymes se tienen que enfrentar». «El tamaño de la empresa, el riesgo de pérdida o daño de la mercancía, los costes logísticos, las normas de seguridad y técnicas, las barreras arancelarias, la adaptación del producto al destino, el retorno de los impuestos, la lucha en el mercado de destino, la barrera del idioma y costos de traducción, entre otros, hace que no sea una tarea sencilla aumentar la base exportadora», asumió.

Escobillas recordó asimismo, que las exportaciones están sujetas a la estacionalidad y el peso del sector de la automoción y bienes de equipo y el destino del 80 por ciento de las mercancía a la UE, influye en la estructura de la balanza comercial de la Comunidad. En este sentido, aclaró que las Cámaras de Comercio de Castilla y León consideran «crucial2 promover la diversificación de los destinos de las exportaciones, ya que «permite una mayor estabilidad de los flujos y una menor dependencia de los periodos cíclicos».

Al respecto, defendió que «hay margen de mejora en países como América Latina y sudeste asiático. En este sentido, sería deseable que el nuevo acuerdo comercial entre la UE y Canadá sirva de contrapeso y, sobre todo, que también lo sea el futuro acuerdo entre la Unión y el Mercado Común del Sur».

Por último, trasladó a Ical, que para seguir creciendo en el exterior es «esencial» que la empresa apueste por la exportación de una «manera regular» y que se comprometa con la formación en la exportación sin olvidar la adaptación al entorno digital como herramienta para un mejor posicionamiento en otros mercados del mundo. Aseveró, que «no cabe duda que el círculo se cierra con la necesidad de contar con los recursos financieros necesarios para que la empresa desarrolle con éxito su salida al mercado global» y felicitó los apoyos que ofrecen en este punto las diferentes administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos