Castilla y León echa en falta un plan europeo contra la despoblación

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente acompañada de los procuradores regionales Ángel Ibáñez (PP), Virginia Barcones (PSOE) y David Castaño (Ciudadanos). / EFE

Silvia Clemente, presidenta de las Cortes de Castilla y León, pidió «un nexo de unión para que haya una estrategia europea para que se tome la determinación de poner en marcha un plan global contra la despoblación»

EL NORTE

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, aseguró hoy que la Comisión Europea (CE) es consciente del problema de la despoblación en el continente y se ha mostrado receptiva ante las propuestas de la región para atajarla, pero dijo echar en falta un plan global europeo sobre la materia.

«Sí tienen el conocimiento de que hay que atajar la despoblación, pero falta una voluntad común, falta un nexo de unión para que haya una estrategia europea para que se tome la determinación de poner en marcha un plan global contra la despoblación», afirmó la política del Partido Popular.

Clemente realizó esas declaraciones tras reunirse con la jefa de gabinete de la comisaria europea de Empleo, Inge Bernaerts, en un viaje a Bruselas durante el cual también mantuvo encuentros con el jefe de gabinete del comisario de Agricultura, Peter Power, y con el director general adjunto para la Política Regional del Ejecutivo comunitario, Normunds Popens.

La presidenta de las Cortes de Castilla y León precisó que en esas citas comprobó que la despoblación está en la hoja de ruta de cada uno de esos tres departamentos y añadió que las propuestas de la comunidad «han permitido que tengan un mejor conocimiento de lo que realmente está ocurriendo en el territorio».

«Las regiones de manera individual tienen sus propios problemas y muchas veces las instituciones europeas no los conocen de verdad», comentó, para a continuación indicar que en las reuniones han puesto de manifiesto cómo la baja natalidad, el envejecimiento, la dispersión en grandes territorios y la «ruralidad» provocan la despoblación.

Ante esas explicaciones, la política percibió «receptividad» y anunció que la CE les ha pedido las conclusiones del grupo de trabajo sobre la problemática que lidera Clemente y en el que participan dieciséis parlamentos regionales de cinco Estados miembros (Bélgica, Italia, Portugal, España y Alemania), previstas para octubre.

La presidenta de las Cortes se mostró «muy satisfecha» con los resultados de las jornadas de trabajo porque se ha puesto nombre «a nuestro problema, a nuestra región, a Castilla y León».

«Eso es muy importante que esté en la cabeza de las personas que tienen que diseñar la aplicación de fondos para los próximos años», concluyó.

Clemente también estuvo acompañada en su visita a Bruselas por los diputados regionales Ángel Ibáñez (PP), Virginia Barcones (PSOE) y David Castaño (Ciudadanos).

Ibáñez subrayó haber podido trasladar «los principales problemas» de la región a las instituciones comunitarias.

«Esperemos seguir contando con esta comunicación fluida con Europa porque sin duda permitirá, por supuesto, conseguir más financiación de cara al futuro», dijo.

Desde el PSOE, Virginia Barcones coincidió en subrayar la posibilidad de acercar a la Comisión «esa realidad que estamos viviendo en el día a día, ese drama de la despoblación» e instó a poner en marcha «políticas activas que de verdad consigan revertir el problema».

El diputado de Ciudadanos, David Castaño, aseguró que la despoblación ahora «afecta a ciertas regiones de Europa», pero agregó que en el medio y largo plazo «va a afectar a Europa en su integridad».

Fotos