Campaña de setas: 3 kilos máximo por persona y día en Castilla y León

Cestas de setas recolectadas la pasada campaña en montes segovianos. / El Norte

La Junta aprueba un decreto para regular el recurso micológico silvestre para impulsar el aprovechamiento, garantizar la conservación y perseguir los hurtos

S. ESCRIBANO

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha aprobado un decreto para regular los recursos micológicos silvestres en Castilla y León que limitará a 3 kilos por persona y día la recolección de hongos y setas en el caso de los recolectores «episódicos», no profesionales, en los terrenos no acotados para ello.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha resaltado que la regulación refuerza la seguridad jurídica en torno a esta actividad. El decreto deja bien claro que los recursos micológicos son propiedad de los titulares de los terrenos en los que crecen e incide en el derecho de los propietarios a reservar para sí esa explotación.

El decreto establece la figura de coto regulado (para terrenos de más de 100 hectáreas), zona reservada (para terrenos de menos de 100 hectáreas) y de parques micológicos, para zonas en las que varios propietarios sumen más de 10.000 hectáreas. Esta última figura pretende agilizar la gestión de ese recurso turístico. Estos terrenos estarán señalizados de manera similar a los cotos de caza.

En los terrenos acotados será imprescindible contar con el permiso del propietario u organismo que lo gestione. El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha asegurado que el decreto permite perseguir con mayor eficacia el hurto de estos recursos, que es uno de los principales problemas que afrontar propietarios, agentes medioambientales y guardias civiles campaña tras campaña.

La nueva regulación establece con mayor concreción la prohibición de venta directamente al consumidor. Algo necesario, ha argumentado Suárez-Quiñones, para garantizar la trazabilidad del producto, el origen de esa seta u hongo y que haya alguien que se responsabilice de lo que se vende o se pone en el plato de un comensal.

En el decreto, además de la colaboración de distintos agentes implicados, han participado las consejerías de Agricultura y Ganadería, de Sanidad y de Cultura y Turismo.

Fotos