Las autovías de Castilla y León necesitan casi 300 millones para cumplir el calendario de Fomento en 2018

Obras en la autovía León-Valladolid. /
Obras en la autovía León-Valladolid.

Las partidas para la A-60 se concentran en el tramo entre Santas Martas y León, cuyas obras finalizarán para 2019, con 10,3 millones, además el Ministerio contemplaba más de 1,5 millones para los proyectos del tramo central, que se ha divido en subramos, entre Villanubla y Santas Martas

ICAL

Las autovías con tramos en obras necesitan casi 300 millones de euros este año para que el calendario de trabajos del Ministerio de Fomento se cumpla. Así, la distribución plurianual de las partidas contempla un desembolso importante en los nuevos presupuestos de este ejercicio, que elabora el Gobierno de Mariano Rajoy, para que no se produzcan nuevos retrasos, lo que elevaría la inversión por encima de la consignada para 2017.

Una vez que parece despejado el camino para que el Ejecutivo presente el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, el departamento de Íñigo de la Serna avanzó hace menos de un año, cuando se aprobaron las cuentas de 2017, ahora prorrogadas, una inversión cercana a los 300 millones. Esta cantidad, que podría sufrir variaciones, de acuerdo a la distribución de las partidas que acuerde el gabinete de Mariano Rajoy, superaría lo presupuestado para el pasado año.

De esta forma, el Gobierno podría rascarse la cartera en el ejercicio previo al próximo ciclo electoral y dotar a las principales vías de alta capacidad de Castilla y León de unas partidas presupuestarias cuantiosas, que permitirían dar un ‘empujón’ sustancial a las obras ya iniciadas de autovías como la del Duero (A-11), la de Burgos-Aguilar de Campoo (A-73), la del Camino de Santiago (A-12) y la A-60 (León-Valladolid).

De hecho, si se cumplen la previsión del Ministerio, la Autovía del Duero será la más beneficiada en el reparto de fondos, con unos 116 millones. La planificación del Ministerio también recoge que la A-73 contará con unos 62 millones, a los que se sumarán los 38 millones para la A-12, si los trabajos se ponen en marcha, o los 10,4 millones para la A-62, tanto para el tramo salmantino en la frontera con Portugal, como la duplicación entre Venta de Baños (Palencia) y Tordesillas (Valladolid).

El Ministerio había previsto una inversión de 33,2 millones en la A-11, una cantidad que podría crecer este año hasta los 116 millones, según contemplaban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. Entonces, Fomento estimó que este ejercicio se debería dotar con más de 21 millones el tramo soriano de Venta Nueva a Santiuste; así como con 15 a los de San Esteban de Gormaz-Langa de Duero; Quintanilla de Arriba-Olivares y Olivares-Tudela de Duero, y con 14, al de El Burgo de Osma a San Esteban.

Menor dotación presupuestaria calculó Fomento para los de Langa-Aranda de Duero (diez millones); Santiuste-Variante el Burgo (8,23 millones); La Mallona-Venta Nueva (6,59 millones); Ronda Norte de Zamora-Ricobayo y Alcañices-Frontera de Portugal, con cinco millones.

Otra de las vías con más inversión será la A-73, en la que el tramo más beneficiado será la de Bascones a Aguilar de Campoo, con 35,9 millones, o el de Predrosa a Bascones de Valdavia, con 13,7 millones. Para el resto de tramos entre Quintanortuño, Montorio, Santa Cruz del Tozo y Pedrosa, contemplaba un millón para cada uno.

También en Burgos, la Autovía del Camino de Santiago necesita 38 millones para avanzar de acuerdo a lo previsto hasta ahora por Fomento. El Ministerio consignó hace un año 15,8 millones para el tramo Ibeas-Burgos, si bien las obras todavía no han comenzado, pese a estar adjudicadas, y 20, para el de Villamayor del Río-Villafranca Montes de Oca.

Las partidas para la A-60 se concentran, previsiblemente, en el tramo entre Santas Martas y León, cuyas obras finalizarán para 2019, con 10,3 millones. Además, el Ministerio contemplaba más de 1,5 millones para los proyectos del tramo central, que se ha divido en subramos, entre Villanubla y Santas Martas. Similar, según el cálculo del Ministerio, será la inversión en la A-62, con 8,8 millones para los trabajos entre Fuentes de Oñoro y la frontera lusa.

Otra de las actuaciones que tenía previsto financiar en 2018 son las obras del nuevo puente de La Gaznata (Ávila), con 2,5 millones; el nuevo enlace de la Autovía de la Meseta (A-67) en Palencia, con 4,5 millones o la mejora de la N-I entre Rubena y Fresno de Rodilla, con cinco millones. También tenía previsto ejecutar el enlace de la A-62 y la A-66, en Salamanca, con cinco millones. Finalmente, el Ministerio estimó un desembolso de casi 32 millones para abonar el uso del vial de la A-66 entre Benavente y Zamora, construido mediante el modelo de colaboración público-privado.

Contenido Patrocinado

Fotos