Los autónomos leoneses, los que más déficit generaron con el sistema de pensiones

Los autónomos leoneses, los que más déficit generaron con el sistema de pensionesGráfico

Ceat apuesta por un incremento proporcional de la cantidad a aportar por el autónomo y por incentivar la contratación de planes de pensiones privados

ICALLeón

El colectivo de trabajadores por cuenta propia ya aporta un tercio del déficit de las arcas de la Seguridad Social en Castilla y León por las jubilaciones. Los datos que maneja el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, recogidos por Ical, constatan que en 2016, las cotizaciones de este colectivo en la Comunidad, sumaron 572,45 millones de euros, cuando la nómina de las pensiones sumó 1.449,68, es decir, registró un déficit de 877,22 millones de euros.

Esta cifra representa el 30,5 por ciento de los 2.873,82 millones de euros de la diferencia entre los ingresos globales del sistema (4.074,55 millones) y el gasto total en pensiones contributivas (6.948,37).

La solución no parece fácil y todo apunta a que se agravará en el futuro. El balance entre ingresos y gastos ya sumaba al término de septiembre de este año alrededor de 700 millones, por lo que el déficit generado por los 196.249 jubilados autónomos de Castilla y León crecerá otra vez este año y se aproximará a los 1.000 millones.

Aumentar el número de autónomos parece la solución más lógica al problema, pero es que Castilla y León es la autonomía que más trabajadores por cuenta propia pierde. En concreto, la sangría se refleja en que la Comunidad vio desaparecer en el mes de la "vuelta al cole", septiembre, un total de 706 autónomos; mientras que España 3.132.

Castilla y León presenta además el hándicap del envejecimiento, con un colectivo con edades muy elevadas en el que no está garantizado el relevo generacional y por lo tanto, los ingresos que garanticen la sostenibilidad del sistema. Y es que un informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León (Tradecyl), vinculada a CCOO, recalca que el 40,5 por ciento de los autónomos registrados como persona física, tienen entre 40 y 54 años; y el 33,1 por ciento, 55 o más, lo que refleja un fuerte envejecimiento.

Las cuentas no pueden salir de ninguna forma si se tiene en cuenta además, que los autónomos en su inmensa mayoría, por encima del 86 por ciento del total, cotiza por la base mínima, y sus prestaciones acaban requiriendo del complemento a mínimos. Con todo, todos salen perdiendo, porque los autónomos jubilados cobran de media una pensión de poco más de 600 euros en Castilla y León, muy por debajo de los casi 900 de la media del sistema.

Propuestas de CEAT

La presidente de CEAT, Yolanda Hernández Cordero, defendió que es preciso adoptar medidas cuanto antes para atajar esta situación y abogó por el incremento proporcional de la cantidad a aportar por el autónomo. Asimismo, agregó que es necesario, en función de sus ingresos, “como medida favorecedora de reducción de gasto, incentivar la contratación de planes de pensiones privados”.

La responsable de la organización de trabajadores autónomos vinculada a la patronal empresarial Cecale, incidió también en que es una realidad que Castilla y León es de las comunidades que más autónomos ha perdido, y en este punto, “deben centrase muchos de los esfuerzos de la Administración, para frenar esta sangría”.

Yolanda Hernández consideró, por otro lado, que habría que empezar a trabajar en una modificación de fórmula del sistema pensiones. Razonó que la esperanza de vida se ha incrementado y la capacidad de trabajo también, por lo que “sería importante plantear alargar la edad de jubilación, salvo contadas excepciones de sectores concretos, y ajustar la fórmula a un nuevo modelo que tenga más en cuenta la cantidad que aporta durante toda a tu vida con la que se va a tener derecho a percibir”.

Por último, destacó que la situación de déficit por la que atraviesan las cuentas del sistema público de pensiones “obliga a llevar a cabo reformas” que contribuyan a su viabilidad y sostenibilidad en el tiempo. En este sentido, defendió que resulta preciso abordar el problema “con urgencia, más si cabe cuando la desaparición del Fondo de Reserva de la Seguridad Social es una realidad y el endeudamiento no es una solución, debiendo introducirse cambios significativos para conseguir un Sistema de Seguridad Social equilibrado, sostenible e incentivador del empleo”.

Provincias

Un análisis provincial del sistema de pensiones en la Comunidad refleja que el colectivo de autónomos aporta déficit en todos los territorios de la Comunidad. En cabeza el ranking la provincia de León, con 239,55 millones de euros el año pasado, seguida muy de lejos por Zamora, 115,75 millones de euros; Burgos, 112,94 millones; y Salamanca, 111,25.

Por debajo de un déficit de 100 millones de euros aparecen el resto de provincias. La de menor dato, por lógica dado su tamaño poblacional, es Soria, con una aportación a los 877,22 millones de déficit regional de sólo 41,49 millones. A la provincia soriana le siguen en orden ascendente Segovia, con 54,51 millones; Palencia, con 55,57; Ávila, con 63,35; y Valladolid, con 82,77.

Fotos