La auditoría del proyecto, la obra y de la conservación de la carretera, básicas para la seguridad vial

La consejera de Familia, Alicia García, saluda a José Ramón del Pino en presencia de Ángel de Propios. ::

Valladolid acoge el III Congreso de Seguridad Vial y Discapacidad que hoy analizará la gestión del tráfico

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

. Solamente el 0,6% de los accidentes de tráfico están relacionados con el estado de la carretera y son las convencionales –frente a autovías y autopistas– las que más siniestros registran, el 71% del total especialmente en las travesías entre pueblos. Además, la siniestrabilidad en la carretera ha experimentado desde mediados del pasado siglo y, especialmente, a lo largo del actual una drástica reducción en el número de accidentes de tráfico y España se sitúa en una buena posición en cumplimiento de los resultados marcados por Europa o por la ONU, logrando bajar a menos de la mitad los accidentes entre 2001 y 2009. Con este marco de fondo que dibujaron ayer diferentes expertos en ingeniería de caminos y responsables en conservación de carreteras, el IIICongreso de Seguridad Vial yDiscapacidad repasó los avances del pasado y adelantó los espacios de mejora para conseguir ese ‘Sistema seguro y visión cero. Dos enfoques de actuación’ que ayer y hoy mantiene como lema este encuentro en la Feria de Valladolid organizado por Aspaym y el Real Patronato sobre Discapacidad.

Fotos

Múltiples ponentes llenaron el auditorio ayer por la mañana para analizar el papel de la conservación de las redes nacionales, autonómicas, provinciales e, incluso, urbanas en cuestión de seguridad. Uno de los cuatro pilares para mejorar resultados junto con la responsabilidad social e individual como conductores y como peatones, los avances tecnológicos de la industria del automóvil y la gestión del tráfico, tema este último que se debatirá en la jornada de hoy junto con el análisis sobre siniestrabilidad y la atención al lesionado por parte de las organizaciones del sector de a discapacidad.

Y si en algo coincidieron las diferentes intervenciones de los responsables de diferentes autonomías y del Gobierno central es en el papel fundamental, en cuanto a la seguridad por el buen estado de las carreteras, de las auditorías. Control ya desde el proyecto de trazado, para corregir predecibles errores, durante las obras –una segunda oportunidad– para prever deficiencias que harían más fácil la siniestrabilidad y cuando ya entran en servicio para modificar a través de la conservación cuanto se detecte que pueda dificultar un tránsito seguro.

Por otro lado, las declaraciones a los medios de algunos responsables en la inauguración de estas jornadas ya adelantaron algunas de los requerimientos del sector de la discapacidad. El presidente de la Federación Nacional Aspaym, José Ramón del Pino y el de Predif, Francisco Sardón, organizaciones que amparan la discapacidad física por lesión medular, defendieron la implantación en los centros escolares de una asignatura de seguridad vial con carácter obligatorio para reducir el número de accidentes.

Sardón insistió en que es una reivindicación «importante porque no se imparte este tipo de materia más que de una forma, con intenciones didácticas, muy intermitente, cuando es algo fundamental para la prevención».

En la misma línea, Del Pino, añadió que es «sabido que los niños pequeños se empapan de cualquier tema y si se introduce este tipo de educación a niños de tres a 18 años serán conscientes y responsables». Y ello sin olvidar que es precisamente Aspaym quien fomenta campañas de información en los colegios.

Asimismo, destacó Del Pino, responsable de la organización y presentador de la inauguración, que el congreso tiene entre sus objetivos «la concienciación en una materia que atañe a todos. Hay que pensar que cualquiera puede sufrir un accidente y quedarse en silla de ruedas. Puede ocurrirme a mí».

Por su parte, Ángel de Propios, presidente de Aspaym Castilla y León, añadió que las distracciones son una importante causa de accidentes y «que el móvil, los mensajes, constituyen actualmente una de las más preocupantes».

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, destacó por su parte que el papel de su departamento es el de dar respuestas a las secuelas tras un accidente de tráfico y aportar las ayudas suficientes «para poder retomar una vida normal, desde los relacionados con el empleo a la asistencia personal o centros de día y hasta la atención temprana en el caso de los menores». Alicia García destacó que la discapacidad sobrevenida es especialmente dura.

Finalmente, el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, destacó que la seguridad en las calles y vías es fundamental y que, por ello, el Consistorio vallisoletano se ha volcado en ello y defendió en este sentido la colaboración entre administraciones.

El encuentro contó ayer con Jorge Urrecho Corrales, director general de Carreteras de Fomento; Enrique Casquero, jefe de Seguridad Vial de la Comunidad Valenciana; Luis Alberto Solís, director de carreteras de Castilla y León; Jaime López-Cuervo, subdirector de Conservación también del Ministerio; Enrique Pardo, jefe de Seguridad Vial de Galicia, Ángel María García Fuente, ingeniero de Caminos y responsable de la Diputación Vallisoletana yFederico Soria, presidente de la asociación de empresarios ACEX.

Contenido Patrocinado

Fotos