Las asociaciones de vecinos reivindican su vigencia y mejoras en sanidad, infraestructuras y mayor inversión del Estado en la Comunidad

Las asociaciones de vecinos reivindican su vigencia y mejoras en sanidad, infraestructuras y mayor inversión del Estado en la Comunidad
Leticia Pérez

Cavecal celebró su asamblea general y reclamó la creación de una Dirección General de Participación Ciudadana en el Gobierno autonómico

ICAL

La Confederación de Asociaciones Vecinales, Consumidores y Usuarios de Castilla y León (Cavecal) celebró este sábado en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid su XXVII asamblea general ordinaria, donde reivindicaron su vigencia. «Somos más actuales que nunca», subrayó su presidente, Chema Collado, en el encuentro, donde pusieron sobre la mesa sus principales demandas. Estas pasan por mejorar las listas de espera en los hospitales y en los centros de salud, contar con especialidades médicas en cada una de las nueve provincias, mejorar las infraestructuras y la comunicación entre las provincias, y conseguir una mayor dotación económica para la región en los Presupuestos generales del Estado.

«Hay mucho que mejorar», subrayó Collado, que recordó el peso que el movimiento vecinal tiene en la Comunidad, donde cuenta con diez federaciones (nueve provincias más la federación del Bierzo), y más de 200 asociaciones de vecinos que aglutinan a más de 150.000 socios. «Probablemente, seamos la organización con mayor presencia en Castilla y León: estamos en cada una de las ciudades, los barrios y los municipios, con una o con veinte personas intentando resolver los problemas de los vecinos», destacó.

Tras recalcar que en los últimos años han apreciado un incremento en la participación en las asociaciones de vecinos, explicó que «hay que crear cohesión». «Si realmente nos creemos que Castilla y León es una región unitaria, hay que facilitar que realmente haya una unión y que al menos puedas desplazarte por transporte público en cada una de las provincias», apuntó.

Tras considerar que el proyecto de presupuestos presentado por Montoro contempla unas partidas económicas «muy, muy, muy bajas para lo que merece Castilla y León», Collado lamentó que «siempre estamos a la cola». «Tenemos unas autovías muy deterioradas, que no entran en esos presupuestos, y una necesidad de dinero para crear empleo. En las asociaciones de vecinos estamos notando cómo la poca gente joven que aparece al final se tiene que marchar y eso es muy triste. Si al final somos una comunidad en la que solo va a haber personas mayores, poco futuro puede tener», denunció.

Por otra parte, se mostró consciente de que el papel de las asociaciones vecinales no debe limitarse a reivindicar o a exigir a las administraciones, y calificó como «imprescindible» el trabajo comunitario y que sean los propios vecinos quienes sean «capaces de generar sinergias que nos beneficien a todos».

En ese sentido, explicó que gracias al apoyo de la Junta de Castilla y León, La Caixa y el Fondo Social Europeo han puesto en marcha proyectos como 'Entre vecinos' y 'Busco trabajo junto a mi vecino', que pretenden sacar de una situación difícil a personas con problemas, «con fórmulas muy distintas a las habituales, de cercanía, de no buscar caridad sino solidaridad, con una tienda solidaria que funciona con una moneda ficticia que se llama 'el vecino', porque en la sociedad capitalista en la que vivimos no es lo mismo que te den un kilo de arroz a que tú puedas comprarlo aunque sea con una moneda ficticia».

Tras señalar que una de las bases del movimiento vecinal es la participación ciudadana, apuntó que «frente a la corrupción hay dos medidas imprescindibles: la transparencia y la participación ciudadana». En su opinión, esto último «no es solo que te escuchen, sino que te tengan en cuenta a la hora de tomar las decisiones». «Por eso creemos que es imprescindible, como sucede en otras comunidades autónomas, que dentro de la Junta de Castilla y León se cree una Dirección General de Participación Ciudadana. Ahora tenemos el inestimable trabajo del secretario general de Presidencia, José Manuel Herrero, que hace las veces de tal, pero creemos que la participación ciudadana tiene que ser algo transversal, que tenga su propia entidad como Dirección General, desde donde emane toda la participación en todas las consejerías, como ocurre en otras comunidades», apuntó.

Esa realidad debería, a su juicio, extenderse a los ayuntamientos y a las diputaciones. «Aquí seguimos teniendo unas instituciones opacas, en las cuales el vecino de turno no sabe ni lo que ocurre ahí dentro», censuró antes de afirmar que «la participación ciudadana es un derecho, no es algo al antojo de los ayuntamientos o de las administraciones». «Ganar unas elecciones no es un cheque en blanco para hacer lo que te dé la gana, sino el honor de durante cuatro años poder escuchar a tus vecinos y actuar en consecuencia», remachó.

Respaldo político

Numerosos representantes políticos se dieron cita en la asamblea, para respaldar con su presencia el trabajo de Cavecal y mostrarles su apoyo. Así, el secretario regional del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, reconoció el trabajo que lleva haciendo «durante décadas» la Federación de Asociaciones de Vecinos de Castilla y León «en la defensa de la participación ciudadana, que es uno de los ejes fundamentales para hablar de regeneración política, de la recuperación del prestigio de las instituciones y de la credibilidad que tienen ante los ciudadanos».

«Tenemos que ser capaces de reconectar al ciudadano, al vecino, con el funcionamiento de las instituciones, con la elaboración de las iniciativas legislativas, con la elaboración de los presupuestos… Tienen que ser cómplices y partícipes de todo lo que se hace desde las instituciones», señaló antes de explicar que «han tenido un papel fundamental en la defensa de lo público en Castilla y León, en contra de las privatizaciones y de los recortes».

Tudanca reconoció que no se les escucha lo suficiente desde el Parlamento autonómico y que «hay que avanzar mucho en la participación de todos los colectivos en el proceso legislativo en las Cortes». En ese sentido, recordó que hace dos años en Palencia en otra asamblea ya se habló de la creación de una oficina de participación ciudadana en las Cortes para que se haga de manera ordinaria, estable y mucho más intensa en la elaboración de los proyectos de ley. En las Cortes y sobre todo en la Junta queda muchísimo por avanzar en materia de participación ciudadana», valoró.

Por su parte, el secretario regional de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, alabó la «labor magnífica y esencial para Castilla y León» que realiza Cavecal. «El tejido asociativo y vecinal es para nosotros un ejemplo paradigmático de cómo, cuando la ciudadanía se une y se organiza, se logran cosas y se consiguen muchos triunfos», afirmó antes de reconocer que «están realizando una extraordinaria labor, impagable, en defensa de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales, ayudando siempre allí donde hay un problema en los barrios».

A su juicio, «han sido el faro que ha marcado la senda en los momentos más oscuros de la crisis, y muchas veces ante la inacción y ante la desidia de las administraciones y de las instituciones, su labor ha suplido y ha podido confortar a los ciudadanos que han tenido problemas. Constituyen una senda por la que nosotros también queremos transitar, y estamos aquí para exigir y reivindicar un mayor apoyo por parte de las administraciones públicas, porque hacen una labor crucial en beneficio de la calidad de vida de los vecinos».

Fernández recordó que las asociaciones de vecinos están en comunicación permanente con todos los grupos parlamentarios para trasladar sus reivindicaciones y necesidades en forma de iniciativa parlamentaria en las Cortes. «Son un ejemplo de cómo se conjuga el trabajo en la calle, recabando las necesidades de la ciudadanía, para luego trasladarlas a las instituciones y transformar ese trabajo en iniciativa parlamentaria».

También se sumó a la asamblea el coordinador general de IUCyL y procurador en las Cortes de Castilla y León por IU-Equo, José Sarrión, para quien «es fundamental reivindicar el papel de las asociaciones de vecinos para la sociedad». «Las asociaciones de vecinos han jugado un papel muy importante en la construcción de la democracia en nuestro país. En primer lugar por su implicación en la lucha contra la dictadura franquista a los largo de los años 70, y en segundo lugar porque fueron determinantes para el logro de derechos sociales, de alcantarillado, de agua, de muchísimos derechos para la clase trabajadora, que al principio de nuestra democracia no habían llegado a una parte fundamental de los barrios obreros de España y de Castilla y León».

«Defendemos el papel de las asociaciones de vecinos como un ente de organización social, de auto organización del pueblo en un momento en que parece más necesario que nunca», esgrimió en apoyo de «un movimiento que ha sido determinante para la historia de nuestro país».

Por su parte, el procurador de Ciudadanos en el Parlamento regional, David Castaño, comentó que «los movimientos asociativos son muy importantes para que haya un desarrollo urbano y rural sostenible en la Comunidad». «A través de las asociaciones nosotros podemos hacer una política mucho más cercana porque es el primer filtro de las quejas y de los problemas que pueden tener nuestros ciudadanos», valoró.

Y en nombre del grupo parlamentario popular, el vicepresidente de las Cortes y expresidente del PP de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, reconoció el trabajo que desde Cavecal realizan «en favor de la sociedad de Castilla y León desde el mundo asociativo a la hora de hablar de libertades, de igualdad, de educación o de desarrollo social». «Hay que aplaudir esa clara contribución que a lo largo de estos últimos treinta años ha realizado Cavecal, y de los últimos cuarenta años ha hecho el mundo asociativo en favor de tener unos mejores servicios y calidad de vida para los castellanos y leoneses», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos