Leonoticias

Una de cada diez gasolineras de León vende el diésel a menos de un euro

Surtidores de carburante en una gasolinera.
Surtidores de carburante en una gasolinera. / DIAZ URIEL
  • La elección de los surtidores más baratos permite ahorrar hasta 12 euros al llenar el depósito | La provincia cuenta con 14 gasolineras 'low cost' entre las 151 que suma en cojunto

La irrupción de las gasolineras ‘low cost’ o independientes de las grandes cadenas ha revolucionado los precios del carburante. Un ejemplo:el litro de gasóleo A más barato este viernes en la provincia de Valladolid, entre los surtidores con bandera de petrolera, era el de la estación de servicio de la portuguesa Galp en la Avenida de Burgos, a 1,049 euros. Pero más baratas que esta figuran nada menos que 29 gasolineras, en 18 de las cuales el precio es inferior a un euro.

El surtidor de diésel más económico de Castilla y León es en estos momentos el de GMOIL en Carbajosa de la Sagrada, en Salamanca, donde se vende a 0,919 euros.

Consultar los precios de venta al público del Geoportal de Carburantes del Ministerio de Fomento ha dejado de ser una labor para amantes de las curiosidades, o para internautas esporádicos, para convertirse en una costumbre casi obligada. Más aún cuando se constata que entre la gasolinera citada y la más cara de la provincia salmantina (una de las dos situadas en Sancti-Spiritus) median veinte céntimos de diferencia. Es decir, en un depósito de 60 litros, 12 euros, que todavía dan para un menú del día más que decente.

En la actualidad, de las 809 estaciones de servicio con venta al público que hay Castilla y León es posible encontrar diésel a menos de un euro en 78 de ellas, esto es, el 9,64%. La provincia con más es Valladolid, en concreto 18 de sus 127 gasolineras. Le sigue Salamanca, donde el censo total es de 96 y tienen gasóil por debajo del euro 16 de ellas. En León hay 14 (de las 151 que tiene) y en Burgos, 12 (de 125).

La provincia con menor oferta económica es Ávila, donde ninguna de sus 63 estaciones ofrece el combustible diésel a 0,99 o menos (la más barata, a 1,019). En Palencia baja del euro solo en una (de 64);en Segovia, en 5 (de 68);y en 6 de Soria (de 38) y en Zamora (77).

También en Salamanca

Con la gasolina de 95 octanos sucede algo similar. El surtidor más barato de toda Castilla y León es también el del municipio salmantino de Carbajosa, donde cuesta 1,059 euros por litro. Si lo comparamos con los más caros de la provincia (lo son también de la región), los de Las Torres y Arapiles (1,279), el ahorro es aún mayor que en el caso del gasóleo y alcanza los 13,20 euros para el depósito de 60.

Desde la supresión del céntimo sanitario, Castilla y León disfruta de los carburantes más económicos del país. De hecho, entre las diez provincias de España con los precios más bajos hay ocho de la región, tanto en diésel como gasolina. El último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia es de enero y sitúa a Salamanca como la provincia con los precios de venta al público más bajos, seguida de Soria y Navarra. En relación al gasóleo A, Navarra, Soria y Segovia registraron los menores precios.

El nivel de precios, por otro lado, sigue instalado en su particular montaña rusa. Según los últimos datos recogidos en el Boletín Petrolero de la Unión Europea, los carburantes han encadenado tres semanas consecutivas de bajadas y se encuentran en mínimos en lo que va de 2017.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se sitúa en 1,206 euros, después de haber bajado esta semana el 1,14%, con lo que suma su segunda semana a la baja. Estos precios son los más económicos desde el pasado mes de diciembre.

En cuanto al precio del litro de gasóleo, utilizado por más del 70% del parque automovilístico español, se ha situado esta semana en una media de 1,079 euros, tras haber descendido el 1,28%, tocando así sus mínimos también desde diciembre.

Hay que recordar que el pasado mes de abril ambos combustibles tocaron sus máximos desde 2015, después de la espiral alcista iniciada en noviembre como consecuencia de los incrementos en el precio del crudo provocados por la decisión de la OPEP de reducir su producción. Esta llevó al barril a consolidarse por encima de los 50 dólares.

Sin embargo, en lo que va de mes de mayo la tendencia en los precios de los carburantes ha cambiado, acumulando una caída tras otra. Así, con los paneles tal como lucen estos días, el llenado de un vehículo con un depósito de 60 litros de gasolina cuesta una media de 72,36 euros, mientras que en el caso del gasóleo el llenado asciende a 64,74 euros.

Como es sabido, la gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la Eurozona, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,353 euros y en 1,393 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,199 euros de media en la UE y 1,189 euros en la Eurozona, según informa Europa Press.

El menor nivel de precios se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal en general que la media comunitaria.