Leonoticias

Lo bueno de León es lo preferido

Presentación de 'Estudio sobre hábitos de consumo de la población de Castilla y León'.
Presentación de 'Estudio sobre hábitos de consumo de la población de Castilla y León'.
  • 87,1% de los castellanos y leoneses compran productos de la Comunidad según un estudio elaborado por el Socyl | Los supermercados e hipermercados de la región “aprueban” con una nota media de 5,7

La Asociación de Profesionales de Sociología de Castilla y Léon, Socyl, presentó en Salamanca un nuevo barómetro sobre los hábitos de consumo en los ciudadanos de la región. El estudio reveló, entre otros datos, que el 87,1 por ciento optaron por comprar productos de la Comunidad “en el caso de elegir entre dos de características similares”, como indicaron. Para este nuevo barómetro se realizaron 800 entrevistas telefónicas, y con él se pretende poner en valor las contribuciones realizadas desde la Sociología en los análisis de la realidad social en Castilla y León.

Entre los resultados obtenidos en cuanto a preferencias de consumo, se mostró que en los últimos dos meses, seis de cada diez ciudadanos compraron algún producto por razones éticas o medioambientales, y como explicó una de las sociólogas, miembro de la Junta Directiva de Socyl, Marina Sánchez-Sierra, “en este caso la edad sí fue un factor relevante”, que puso de manifiesto que los jóvenes entre 18 y 35 años lo hicieron en un 65 por ciento, mientras que los mayores de 65 años, en un 51,2 por ciento. Asimismo, como incidió Marina, “las mujeres son más proclives a una compra concienciada”.

Respecto al uso habitual de Internet y redes sociales para buscar información, casi dos tercios de los castellanos y leoneses lo utilizan como herramienta habitual de información, sin embargo, desde Socyl, insistieron en que “persiste una clara brecha digital”. El empleo de estas tecnologías es mayor entre los hombres con un 67,8 por ciento, según revelaron las encuestas.

Entidades financieras

Las entidades financieras y las cadenas de supermercados concentraron parte del consumo de los ciudadanos, como explicaron desde Socyl. En ese sentido, Banco Santander y Banco Ceiss, la filial de Unicaja que agrupa a las antiguas Caja España y Caja Duero, fueron las que generan mayor confianza entre los encuestados y obtuvieron el mismo porcentaje con un 15,9; seguidas del BBVA con un 15,7 por ciento. Por su parte, Bankia se convirtió en la entidad que genera menos confianza con un 28,4 por ciento de los encuestados que así lo consideran. Marina Sanchez-Sierra señaló que el 13,6 por ciento de los ciudadanos de Castilla y León no confía en ninguna entidad financiera.

El banco Ceiss fue la segunda peor valorada por los encuestados con un 25,6 por ciento, que superó en caso diez puntos porcentuales su valoración positiva del 15,9 por ciento, un dato que según Socyl, se “atribuye a la tradición y cercanía de estas cajas a la población”.

Respecto a la nota media de las entidades, sólo dos de ellas, BBVA y Banco Santander superaron el “aprobado justo”, seguidas por las Cajas Rurales de Castilla y León y la Caixa. Por su parte, la entidad peor valorada fue Bankia con un 2,9.

Supermercados e hipermercados

En el barómetro presentado por Socyl también se recogió la valoración de supermercados e hipermercados que merecen la confianza de los ciudadanos. Mercadona fue el comercio preferido por casi la mitad de los encuestados “a mucha distancia del resto”, como indicaron, con un 46,3 por ciento. En segundo lugar quedó el Grupo Árbol, que incluye la marca DÍA.

Una de las responsables del Socyl, Elena Mateos, detalló como curiosidad que el 11,6 por ciento de los encuestados “señalaron de manera espontánea que el pequeño comercio local merece la confianza”.

Por otra parte el Grupo Día se mencionó por más de un tercio de los participantes, como “el comercio que no merece su confianza”. Mientras que las cadenas alemanas LIDL y ALDI se situaron como las “menos malas”.

Respecto a la nota media para este apartado, desde la Asociación de Profesionales de Sociología de la región, manifestaron que “ninguno de los supermercados e hipermercados recibió un suspenso” y la nota media fue de un 5,7, lo que evidencia, según Socyl, “un amplio margen de mejora para las entidades y cierta insatisfacción con la oferta por otra parte de los ciudadanos