Leonoticias

Vocación, sacrificio y desvelo, reflejan el premio para Óscar Esquivias

  • El escritor burgalés habló en nombre de los galardonados para agradecer el reconocimiento

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El escritor burgalés, Óscar Esquivias Galerón, premio de las Letras de Castilla y León 2016 ha extendido la «alegría» y «humildad» que suponen unos premios que reflejan «vocación», «sacrificio» y «desvelos», tanto suyos como del resto de los premiados en nombre de los que ha hablado.

Así lo ha puntualizado durante un breve discurso, recogido por Europa Press, que se ha detenido en la etimología de humilde para comenzar su disertación. En este sentido, ha apuntado que el vocablo deriva del latín «humus», «suelo fértil donde brota la vida», y lo ha relacionado con la palabra «humildad» también con idéntica raíz, ya que Adán «fue modelado» con barro, y, por eso «somos quebradizos», ha continuado.

«Pero con barro se han levantado muchos pueblos en León y Castilla, y ahí perduran, llenos de belleza, y en ellos anidan las golondrinas y los vencejos, con sus nidos también de barro», ha continuado.

El novelista y poeta burgalés, en su alocución, entiende que el jurado ha sido «generoso» al señalar que han premiado las »vocaciones» de cada uno de ellos, aquello a lo que estaban «destinados» y a la que han llegado a través de «sacrificios, desvelos y renuncias». «Esta es nuestra vida, lo que hemos hecho con esfuerzo y amor», ha continuado.

El discurso, poco a poco, se ha ido tornando en poesía, al entender que es la «mejor forma» que se le ocurre de darles las «gracias».

Así, al oncólogo Juan Jesús Cruz Hernando, premio de Investigación Científica, le ha dedicado versos de Ullán, no sin antes recordar a poetas como José Miguel Ullán y Luis Javier Moreno, escritores que fallecieron a causa del cáncer.

A José Manuel Ruiz Asencio, premio de las Ciencias Sociales y Humanidades, le ha brindado un breve verso de Ape Rotoma, que se titula 'Ciencia ficción'. También Lydia Valentín, premio del Deporte, ha tenido su poema, en este caso versos «abrileñes» de Esperanza Ortega.

La Seminci, premio de las Artes, y Aspaym, de Valores Humanos y Sociales, han recibido el homenaje del burgalés a través de poemas de Eduardo Fraile y José Gutiérrez Román, que hablan de «sueños» y «felicidad», y también de la capacidad para «tocar» los «corazones ajenos»