Leonoticias

Casi 12.000 ocupados de Castilla y León se marcharon a otras autonomías en el último año

Casi 12.000 ocupados de Castilla y León se marcharon a otras autonomías en el último año
  • El 81,7% de los parados de la Comunidad no ha modificado su residencia en al menos cinco años

Un total de 11.600 trabajadores de Castilla y León abandonó la Comunidad durante el primer trimestre de 2016 para ir a ganarse la vida a otras autonomías españolas, frente a los 10.200 contabilizados el año pasado por las mismas fechas. La Estadística de Movilidad Laboral y Geográfica del Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja que en el conjunto nacional, los trabajadores ocupados que cambiaron de autonomía de residencia en el último año fueron 110.000.

El informe indica que las comunidades que atrajeron a mayor número de ellos, fueron Madrid (27.600); Cataluña (23.300), Andalucía (12.000); Murcia (6.500); y Castilla-La Mancha (6.300). A Castilla y León llegaron 4.200.

Por el contrario, los ocupados que se movieron a otros territorios en el último año procedieron principalmente de Andalucía (21.200); Valencia (11.900), Castilla y León (11.600); Madrid (11.500); Castilla-La Mancha (8.000) y Cataluña (6.600).

Los ocupados procedentes del extranjero que cambiaron de residencia (63.000 en el conjunto nacional) en el último año, se establecieron fundamentalmente en Cataluña (21.300), seguida de Madrid (13.700) y Valencia (7.300). A Castilla y León la escogieron 1.400.

La estadística del INE constata también que un total de 11.100 ocupados de Castilla y León cambiaron de municipio de residencia durante el último año dentro del territorio de la Comunidad, cuando en 2015 fueron 9.900. El número de ocupados que cambiaron de municipio dentro de la misma autonomía en menos de un año en España fue de 279.800. La mayor movilidad intracomunidad se registró en Cataluña (69.000), Madrid (52.100) y Andalucía (31.500).

El estudio constata que la tasa de movilidad de Castilla y León (porcentaje de ocupados con menos de un año de residencia en el municipio actual), se situó en el 1,8 por ciento (16.700 de 932.800), sólo por encima de Andalucía y Aragón (1,7 por ciento en ambos casos); Asturias (1,5 por ciento) y Extremadura (0,8 por ciento). La tasa para el conjunto nacional se situó en el 2,5 por ciento.

Por lo que se refiere a los parados, Castilla y León registró un porcentaje del 81,7 por ciento de desempleados que no había modificado su residencia en al menos cinco años, frente a una media en España del 81,8 por ciento. Las comunidades con menos movilidad geográfica de sus desempleados, medidas en términos de mayor porcentaje de desempleados residentes en cada una de ellas que no se han movido durante al menos el último lustro, fueron Extremadura (91,3 por ciento); Andalucía (86,4 por ciento) y Asturias (85,1 por ciento). Las que tuvieron menor porcentaje (mayor movilidad de los parados), fueron Baleares (72,8 por ciento); Navarra (73,7 por ciento) y País Vasco (76,4 por ciento).