Leonoticias

El Consejo de Cuentas detecta 487 millones sin imputar al presupuesto 2014

  • Esta cuantía supone un incremento del 137% respecto al mismo concepto de 2013

El Consejo de Cuentas de Castilla y León ha alertado en su último informe sobre la Cuenta General de la Comunidad, correspondiente a 2014, que en la Gerencia Regional de Salud existen obligaciones pendientes de imputar al presupuesto por importe de 487 millones según publica Efe.

Esta cuantía supone un incremento del 137% respecto al mismo concepto de 2013, según figura en el documento, que como principio general constata que la rendición de cuentas de la Junta se realizó correctamente, aunque existen "determinados incumplimientos y salvedades", entre las que figuran "deficiencias" que en su mayoría "se mantienen" respecto a anteriores informes.

El conjunto del sector público de la Comunidad alcanzó en 2014 un endeudamiento de 9.359 millones, con un incremento anual del 14,4%, según el Consejo de Cuentas, que detalló también que ese ejercicio Castilla y León superó en una décima porcentual el límite de déficit fijado en el 1% del PIB y dos décimas el de deuda pública.

En el caso de la Gerencia Regional de Salud, entre los 487 millones sin imputar al presupuesto figuran 17 millones de ejercicios anteriores y otras obligaciones que sí están imputadas pero en este caso "indebidamente" a 2014 por importe de 185 millones y otras, por importe de 107.245 euros, atribuidas a 2013 que corresponden a 2014.

Entre el resto de deficiencias detectadas, el Consejo de Cuentas apunta también a "carencias" en la información suministrada en la Memoria, que "sigue sin incluir todas las entidades que deberían estar integradas" y que los "flujos de efectivo" de las empresas públicas "no refleja adecuadamente la realidad económica y financiera al no incluir los datos de todos los entes que la integran".

Sobre las denominadas 'entidades del sector público sujetas a régimen de contabilidad pública', el Consejo de Cuentas ha sostenido que el estado de liquidación del presupuesto rendido "no es coherente con la información financiera del balance y de la cuenta del resultado económico-patrimonial debido a que aquel se presenta consolidado y en éstos la información figura agregada".

En este mismo ámbito, el informe concluye que el estado de liquidación de estas entidades del sector público "no representa fielmente la ejecución del presupuesto y el resultado presupuestario".

El Consejo de Cuentas propone en el resultado presupuestario consolidado un ajuste negativo de 547 millones de euros, lo que elevaría este concepto hasta los 1.316 millones de euros, mientras que en el balance agregado propone otro ajuste negativo de 74 millones -hasta elevarlo a 16.176 millones-.

Del mismo modo, en la cuenta del resultado económico-patrimonial agregada, el Consejo plantea ajustes que suponen una disminución de 115 millones, que eleva el concepto de 'desahorro' hasta los 998 millones, según la nota resumen difundida por el Consejo de Cuentas.