Leonoticias

La receta electrónica de Castilla y León se podrá utilizar en otras comunidades a principios de 2017

Sistema de receta electrónica en farmacias.
Sistema de receta electrónica en farmacias.
  • Sanidad estudia la participación de las oficinas de farmacia en el cribado del cáncer colorrectal y otras enfermedades «crónicas» y de «alta prevalencia»

La receta electrónica de Castilla y León será interoperable con los sistemas de otros servicios autonómicos de salud a partir del primer trimestre del próximo año. En concreto, la autonomía comenzará a ser emisor de información, lo que permitirá a los pacientes retirar su medicación en las oficinas de farmacia de otros territorios, para a continuación, “en la medida de lo posible”, también ser receptor, con lo que los ciudadanos de otras comunidades podrán adquirir sus fármacos en la autonomía.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, explicó que este proyecto está en fase de pruebas en Castilla y León, ya que de momento solo está listo en tres comunidades. Remarcó que en el primer trimestre se completará la emisión de recetas interoperables, para posteriormente comenzar a ser receptores de las prescripciones de facultativos de otras autonomías. Este avance es posible una vez que está ya terminada la extensión de la receta electrónica, cuyo despliegue se ha realizado durante un año.

Sáez Aguado repasó el estado de este proyecto en una primera reunión con la nueva presidenta del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León (Concyl), Raquel Martínez, quien destacó que la receta electrónica precisa la incorporación de fórmulas y visados. También puso el acento en el desarrollo que permita el intercambio de mensajes «bidireccionales» entre el médico y el farmacéutico sobre los tratamientos de los pacientes.

Ambos también acordaron estudiar la participación de las oficinas de farmacia en el programa de cribado del cáncer colorrectal, siguiendo el modelo que ya se aplica en Cataluña y que por la cercanía de estos establecimientos a la población permite «llegar más al ciudadano». En ese sentido, el titular de Sanidad remarcó que estudiarán extender su intervención en otros cribados de enfermedades «crónica» o de «alta prevalencia», como indicó Raquel Martínez. Además, se regularán los depósitos de medicamentos en centros residenciales.

Otra de las líneas de trabajo para el futuro que analizaron Sáez Aguado y la presidenta del Concyl fueron reforzar la colaboración de Sacyl y la Consejería con los farmacéuticos en los programas de adherencia terapéutica para «alinear» las iniciativas que se están poniendo en marcha. Además, se potenciará actuaciones de educación sanitaria y la Red de Farmacias Centinelas, que durante el último año notificó 192 errores de medicación y 84 reacciones adversas, entre otras medidas.

También analizaron iniciativas en marcha como el programa de cribado del VIH a través de test rápidos. En 2015 se realizaron un total 1.099 pruebas y hasta agosto, 781. También hicieron balance del primer año de la orden sobre atención farmacéutica continuada. Con ella, se pusieron en práctica novedades como el establecimiento de diez tramos horarios por encima de mínimos a los que podrán optar las oficinas de farmacia solicitantes; la definición de productos de obligada dispensación durante el servicio de urgencias, o la introducción en turnos de oficinas de distintas zonas básicas de salud semiurbanas y rurales. Actualmente se están recibiendo en la Dirección General de Salud Pública las propuestas de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de cada provincia para la organización de Servicios de Urgencia y Horarios para el año 2017 que se resolverán antes del día 15 de diciembre.

Modelo farmacéutico

El titular de Sanidad y la presidenta del Concyl reivindicaron el modelo farmacéutico español, en el que coincide la titularidad del establecimiento y el desarrollo y competencias de los profesionales de este sector, después de que se pusiera en cuestión hace dos o tres años y se analizará una posible liberalización. Sáez Aguado subrayó que garantiza el acceso a la prestación y la atención a los usuarios del sistema nacional de salud, especialmente, en una comunidad como Castilla y León.

Raquel Martínez subrayó que Castilla y León cuenta con 1.633 oficinas de farmacia, de las que más de la mitad se encuentran en el medio rural. Por ello, sostuvo que la Comunidad, tras Navarra, es la autonomía de España con una mayor ratio de estos establecimientos por población y de Europa, también. Remarcó que cada ciudadano cuenta con una farmacia a menos de diez kilómetros y algunos disponen de una en su mismo municipio.

La presidenta del Concyl subrayó también el apoyo de la Junta a las oficinas de farmacia, ya que aplica el índice correctivo a 255 establecimientos, el 16 por ciento, con una viabilidad comprometida al tener una facturación inferior a 200.000 euros. Por este concepto, ha abonado en dos periodos un total de 461.074,07 euros. También ha concedido ayudas a 12 establecimientos para el desarrollo del sistema de receta electrónica.

Pago de medicamentos

También el consejero de Sanidad se comprometió al «pago puntual» de los medicamentos a las oficinas de farmacia, que se realizan el día 20 del mes siguiente. No obstante, Sáez Aguado reconoció la demora en las facturas pendientes con algunos proveedores, una situación que destacó se ha reconducido, puesto que en octubre lo hizo de media en 24,86 días, mientras que la Gerencia Regional de Salud lo hizo en 36,98. Insistió en que las farmacias no son un proveedor más, sino «aliados» y «colaboradores» que forman parte del sistema nacional de salud.

Finalmente, Sáez Aguado destacó el importante papel de este colectivo en la gestión sanitaria, puesto que en Castilla y León se dedica al año unos 900 millones al pago de los medicamentos. Raquel Martínez añadió que sanidad y economía «van de la mano», si bien insistió en que debe primar la salud.