Leonoticias

Líder en la lucha contra la lacra del siglo XXI

Líder en la lucha contra el cáncer
Participantes en la V Marcha Contra el Cáncer celebrada el 23 de octubre en Valladolid.
  • La AECC atiende a 3.549 personas en Castilla y León en 2015 para disminuir el impacto de la enfermedad y mejorar la vida de los pacientes

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) se fundó a nivel nacional en el año 1953. Fue a partir de entonces cuando abrieron las primeras juntas provinciales en Castilla y León. Las primeras, la de Zamora en 1958 y la de Valladolid en 1961 hasta contar con representación en todas las provincias. Cuenta en estos momentos con 24.117 socios en la región y 1.388 voluntarios y en 2015 prestó 4.195 servicios a 3.549 personas.

La misión de la asociación es luchar contra el cáncer liderando el esfuerzo de la sociedad española para disminuir el impacto causado por la enfermedad y mejorar la vida de las personas. Para ello, su actividad se basa en tres pilares, informar y concienciar a la población sobre la enfermedad y su diagnóstico precoz, apoyar y acompañar al paciente y a su familia e impulsar la investigación oncológica a través de su Fundación Científica. Todos los servicios son gratuitos y el objetivo es cubrir las necesidades que plantean las personas que llegan a la entidad. «Intentamos cubrir todas aquellas áreas en las cuales un paciente o su familia se encuentren desorientados en un momento determinado», explica la gerente de la Junta Provincial de la AECC de Valladolid, Luisa Lobete.

El área de información y concienciación cuenta con servicios de información al paciente y al familiar sobre la enfermedad y los tratamientos. También se informa sobre el cáncer a la población general en las sedes de forma presencial, a través del teléfono Infocáncer 900 100 036 y de la página web.

La entidad desarrolla programas de prevención dedicados a educación para la salud en todos los ámbitos, también en el escolar a través de un convenio con la Consejería de Educación. Esto permite el acceso de los colegios a los programas ‘Actúa contra el cáncer’, actividad informática en la que se da a conocer la enfermedad y hábitos de vida saludable a niños de 5º y 6º de Educación Primaria, y ‘El bosque encantado’, dirigido a alumnos de 2º y 3º de Primaria y en el que se trabajan las emociones, el control del miedo y de la ansiedad y la prevención en el consumo de drogas y alcohol. Dentro de estos programas de ámbito escolar, se enmarcan también los específicos para prevenir el consumo de alcohol y tabaco entre los jóvenes.

En los programas para adultos destaca el de deshabituación tabáquica, en el que participaron el año pasado 1.064 personas de la comunidad. El programa, que llevan a cabo psicólogos y médicos a través de una terapia cognitivo conductual, está subvencionado por el Comisionado Regional para la Droga. A los adultos se dirigen también conferencias y charlas específicas sobre hábitos de vida saludable para difundir el Código Europeo Contra el Cáncer. El año pasado se impartieron 82 conferencias en Castilla y León que llegaron a más de 3.000 personas.

Líder en la lucha contra el cáncer

Participantes en un desfile de ropa de baño y corsetería para mujeres mastectomizadas en Valladolid.

En el área de apoyo y acompañamiento al paciente y a su familia se enmarcan los servicios de atención psicológica y social. La asociación tiene también pisos de acogida en Burgos, Salamanca y Valladolid a disposición de los pacientes que son trasladados desde otras provincias de la comunidad o del resto de España para recibir tratamientos específicos. Dispone además de material ortopédico para prestar a los enfermos y de bancos de pelucas, y desarrolla talleres de cuidados de la piel, de maquillaje y de prevención del linfedema.

La labor de los voluntarios es el pilar fundamental para ayudar a los profesionales a estar más cerca de los pacientes y de sus familias, según explica Luisa Lobete. Son los voluntarios, según destaca, la cabeza visible en los hospitales de Castilla y León para que los pacientes conozcan los servicios de la asociación y contacten con ella. Entre el voluntariado, uno muy importante, el testimonial, formado por personas que han tenido cáncer y que ahora ayudan a los demás.