Leonoticias

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, felicita a Alberto Núñez Feijóo tras tomar posesión como presidente de la Xunta de Galicia.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, felicita a Alberto Núñez Feijóo tras tomar posesión como presidente de la Xunta de Galicia. / Pepe Ferrín

Herrera se alía con Feijóo en las demandas sobre financiación autonómica, demografía e infraestructuras

  • El presidente de la Junta defiende la visión «integradora» del modelo constitucional que comparte con su homólogo gallego frente a los que «distorsionan»

El presidente de la Junta y del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, apostó hoy por sumar fuerzas con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que tomó posesión este sábado de su cargo, para abordar en un momento político “importante y significativo”, tras la configuración del nuevo Gobierno, demandas comunes, como la reforma del sistema de financiación autonómico, la crisis demográfica, el modelo de las autonomías o el desarrollo de las infraestructuras.

Herrera acudió al acto institucional, que se celebró en la sede del parlamento gallego, en el que Núñez Feijóo asumió de nuevo la Presidencia de la Xunta, tras las pasadas elecciones de septiembre, en las que amplió su mayoría absoluta. El jefe del Ejecutivo autonómico, que participó también en la campaña electoral de su homólogo gallego, aseguró que acudió para acompañar a un “gran amigo” y un “referente” entre los presidentes autonómicos.

Ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y otros dirigentes como la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, Núñez Feijóo aseguró que Galicia “nunca pedirá más de lo que le corresponde, pero tampoco se conformará con menos de lo que merece”. El presidente de la Xunta y el PP gallego también advirtió de que su comunidad “no quedará fuera de ningún debate territorial que cuestione la soberanía común y una financiación justa”.

Herrera, que recibió también un halago de Núñez Feijóo, que consideró un “orgullo” tener un vecino así, destacó los vínculos “históricos” entre las dos comunidades, pero sobre todo los actuales, que consideró “fundamentales”, tras la constitución del nuevo ejecutivo de Rajoy. El presidente de la Junta aseguró que los dos os van a comenzar a “debatir y resolver” muchos “temas comunes”.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo castellano y leonés recogió las demandas planteadas por Núñez Feijóo en su debate de investidura del pasado jueves en la cámara gallega. En especial, Juan Vicente Herrera hizo referencia al debate sobre el modelo de la financiación autonómica, que aseguró estará “muy cerca”. En este tema, que la Junta ha considerado el principal asunto pendiente, aseguró que Galicia y Castilla y León tienen “tantos elementos comunes”.

Herrera subrayó también que los dos ejecutivos comparten la visión del modelo constitucional, de 1978, donde las dos comunidades están ejerciendo a su juicio un autonomismo “útil” para las personas y familias. Además, sostuvo que están convencidos del papel que deben jugar las autonomías en la España constitucional, en el que aseguró el Senado debe alcanzar el rango de cámara de representación territorial y donde la Conferencia de Presidentes, que Rajoy se ha comprometido a convocar, no debe quedarse en una “anécdota”.

El presidente de la Junta destacó que es “muy importante” que se escuchen también en España la posición de otras comunidades sobre el modelo del país, ya que recalcó tienen más eco las voces que “más distorsionan”.

Infraestructuras y población

Por otra parte, Herrera remarcó que las dos autonomías afrontan retos comunes, como el demográfico, una cuestión de carácter “estructural”, que recalcó también se produce en otros territorios de España y de Europa. Además, el presidente de la Junta se refirió a problemas económicos similares, vinculados a las dificultades que sufren sectores como la agricultura y la ganadería.

Finalmente, el presidente del Gobierno autonómico tampoco se olvidó del desarrollo de las infraestructuras hacia norte y noroeste, como el tren de alta velocidad, que comunicará Galicia con Madrid, a través de un corredor que atraviesa varias provincia y que hasta ahora solo alcanza la ciudad de Zamora. Otra de las vías que demandan las dos autonomías es la Autovía entre Ponferrada y Orense (A-76), que de momento solo se ha proyectado.