Leonoticias

Condenan a la Junta al pago de 100.000 euros tras una detección tardía de un cáncer de próstata

  • La Sala de lo Contencioso-Administrativo considera clave la falta de parte del historial clínico entre los años 2008 y 2012 que derivó en el tardío diagnóstico | El paciente, un hombre de Salamanca, falleció

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) condenó el pasado 25 de octubre a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León al pago de 100.000 euros a la familia de un paciente que murió en 2014 tras detectarle tardíamente un cáncer de próstata en el hospital Clínico Universitario de Salamanca.

La sentencia nace del recurso contencioso-administrativo presentado por los familiares del paciente fallecido, admitido a trámite, por el que consideran que la Consejería de Sanidad es responsable patrimonial del retraso en el diagnóstico del carcinoma prostático al no realizar pruebas a tal efecto hasta 2012, cuando dicha enfermedad se podía sospechar a partir del reiterado malestar que sufría el paciente desde el año 2009 con dolor de espalda y dificultad para andar.

Por su parte, la defensa de la Administración regional y de la compañía de seguros asociada al caso defiende la Orden del 6 de octubre del pasado año de la Consejería, que desestimaba la reclamación de los familiares, al plantear la inexistencia de mala praxis por no evidenciarse sintomatología específica del carcinoma de próstata en las asistencias sanitarias realizadas al paciente desde 2008 a 2012, tanto por el médico de Atención Primaria de la localidad salmantina de El Payo como en el hospital Clínico Universitario de la capital.

Sin embargo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCyL considera clave la pérdida de parte del historial clínico del paciente durante el periodo transcurrido entre las primeras consultas, en 2008 por el médico de Atención Primaria y por los servicios de Urgencias y Reumatología del hospital Clínico Universitario de Salamanca, y la detección del carcinoma en febrero de 2012, falleciendo el paciente el 8 de abril de 2014, justificando el personal médico dicha pérdida por el traslado de los historiales clínicos a la nueva plataforma Medora.

Por ello, el TSJCyL considera responsable patrimonial a la Administración regional por la pérdida de oportunidad para haber evitado o mejorado el deficiente estado de salud del paciente, al descartar el screening masivo de población en cáncer de próstata sin poder realizar la búsqueda de sintomatología previa por la falta de parte del historial clínico del paciente.

Así, la Sala de lo Contencioso-Administrativo condenó a la Administración demandada al pago de 100.000 euros a los familiares del varón fallecido, así como de las costas procesales, siendo susceptible contra la sentencia la presentación por parte de la Junta de un recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo o ante la sección de casación del TSJCyL.