Leonoticias

Las empresas de Castilla y León pagan con un retraso medio de 11,5 días a sus proveedores

  • Más de la mitad de los empresarios abona puntualmente sus facturas y solo un 4,8% se demora más de 60 días

Las empresas de Castilla y León pagan con un retraso medio de 11,57 días a sus proveedores, por debajo de los 12,88 días del conjunto del país, tras reducirse cuatro días en el último año. Además, más de la mitad de los empresarios de la Comunidad, el 53,61 por ciento, abona puntualmente sus facturas y solo un 4,89 por ciento, uno de los valores más bajos del estado, se demora más de 60 días.

Asimismo, todas las comunidades autónomas registran un retraso medio de pago inferior a 20 días, según el estudio ‘Comportamiento del pago de las empresas españolas’, correspondiente al tercer trimestre del año, elaborado por Informa D&B. Castilla y León forma parte del grupo en el que este indicador se sitúa en valores intermedios, entre diez y 15 días, junto a Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Madrid, Murcia, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares.

Aragón (9,34 días), Navarra (8,83) y el País Vasco (8,6) fueron las que presentaron un retraso medio en los pagos inferior a los diez días, muy cerca de los mejores registros observados en Europa, con cifras en Alemania y Países Bajos de 6,23 y 7,7 días, respectivamente. En el lado opuesto se situaron las Islas Canarias, con un retraso medio de 18,08 días, seguida de Extremadura, con 16,15 días y Castilla-La Mancha, con 16,11 días.

En ese sentido, las empresas madrileñas pagan con 14,99 días de retraso medio, es decir 2,11 días por encima de la media nacional, mientras las de Cataluña lo hacen en 11,57 días, lo que supone 1,32 días por debajo de la media del conjunto de España. Además, la diferencia, entre la autonomía con mayor y menor retraso en el pago, se redujo, hasta situarse en este tercer trimestre en los 9,48 días, mientras que en el anterior fue de 10,16 días.

Las empresas castellanas y leonesas pagan en 11,57 días, frente a los 12,22 días del segundo trimestre del año y los 12,98 del primero. Además, al cierre de 2015, el retraso medio era de 15,36 días y hace un año, en el tercer trimestre, de 15,64 días. Por tanto, la demora se ha recortado en más de cuatro días, lo que permite que se sitúe un día por debajo de la media nacional. No obstante, todavía es superior en casi tres días respecto al valor más bajo, anotado por el País Vasco.

En el último año también destacaron las rebajas de Andalucía (5,90 días menos) y Extremadura (5,23 días menos). Respecto al último trimestre, solo Ceuta, Melilla, Asturias y La Rioja empeoran sus retrasos medios de pagos. En este caso, las comunidades que recortaron sus retrasos medios fueron Canarias (1,14 días menos) y Andalucía (1,10 días menos).

Pagan puntualmente

Por otra parte, nueve autonomías se realizan puntualmente sus pagos. Se trata de Aragón con un 58,7 por ciento; seguida del País Vasco, con un 55,24 por ciento; Galicia, con un 54,94 por ciento; La Rioja, con un 54,53 por ciento; Castilla y León, con un 53,61 por ciento; Navarra, con un 53,46 por ciento; Cantabria, con un 53,16 por ciento; Islas Baleares, con un 51,48 por ciento y Extremadura, con un 50,37 por ciento.

En el extremo opuesto, las comunidades con mayor porcentaje de pagos con un retraso superior a 60 días fueron Extremadura con un 8,22 por ciento; Islas Canarias, con un 8,14 por ciento y Castilla-La Mancha, con un 7,74 por ciento, siendo la media nacional de 5,45 por ciento este tercer trimestre.

En cuanto a los sectores, la hostelería y otros servicios fueron los que pagaron con más demora, mientras que la industria, comunicaciones y comercio registraron los plazos de pago más cortos. Por su peso en la economía, destaca la disminución de 7,01 días del retraso medio de pago de la construcción y actividades inmobiliarias en el último año. También fue importante la disminución de las microempresas durante el último año, con una caída de 4,16 días.