Leonoticias

Prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto autor de la muerte de la periodista burgalesa

  • El exmarido de Yolanda Pascual fue detenido poco después del asesinato cuando todavía se encontraba en las inmediaciones del garaje donde murió la víctima

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Burgos ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Ignacio G.G. como presunto autor de la muerte de Yolanda Pascual Expósito, según indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL). la expareja, que será investigado por un delito de asesinato, ha reconocido los hechos en su declaración en sede judicial. Las actuaciones han sido declaradas secretas.

El exmarido de la víctima fue detenido poco después del asesinato, que sucedió en torno a la medianoche de ayer, cuando todavía se encontraba en las inmediaciones del garaje donde la víctima murió tras recibir varias cuchilladas, según Efe.

Pasó la noche detenido como supuesto autor de la muerte de Yolanda Pascual, con la que tenía una hija de 17 años y cuyo régimen de visitas iba a ser objeto de una revisión ayer mismo en un juzgado de Burgos.

El suceso se produjo en el interior de un garaje comunitario perteneciente al bloque de viviendas donde vivía la víctima, una periodista de profesión y jefa de sección del diario El Mundo-El Correo de Burgos, de donde regresaba al cierre de la edición, de la que era responsable, cuando fue atacada con un arma blanca.

El supuesto autor del crimen, de 62 años, sobre quien no pesaba ninguna denuncia por agresiones o violencia machista, se declaró, primero ante la Policía Nacional y después en sede judicial, autor de los hechos ocurridos en el barrio Parque de Europa, en la capital burgalesa.

Sendas patrullas de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, alertadas tras una llamada al 112, acudieron al lugar del suceso donde detuvieron al exmarido de la víctima, madrileña de nacimiento y periodista de El Mundo-El Correo de Burgos desde la fundación de este diario hace trece años.

La llamada avisó de que había una mujer tirada en el suelo del garaje, profiriendo gritos y un hombre con un arma blanca agrediéndola.