Leonoticias

El consejero de Empleo de la Junta, Carlos Fernández Carriedo; el Presidente Provincial, Benjamín Castro, y María José Ortega.
El consejero de Empleo de la Junta, Carlos Fernández Carriedo; el Presidente Provincial, Benjamín Castro, y María José Ortega. / José Luis de Román

La Junta invierte más de 60 millones en la contratación de 7.000 trabajadores por medio de las entidades locales

  • El consejero de Empleo destaca el «impulso» dado por el gobierno autonómico para contratar trabajadores en el medio rural

La Junta invertirá hasta finales de año más de 60 millones de euros para la contratación de más de 7.000 trabajadores a través de las entidades locales de la Castilla y León, según anunció hoy el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, quien destacó el “impulso” que está dando la Administración regional para la contratación de trabajadores en el medio rural. En este sentido, el consejero de Empleo insistió en que estas acciones realizadas sirven para “paliar los efectos de la crisis económica sufrida en los últimos años” y ayudaron a un “importante” número de desempleados de colectivos con dificultades lograr su inserción en el mercado laboral.

Esta inversión forma parte del Plan de Empleo Local, consensuado en el ámbito del Diálogo Social, que supone nuevas medidas vinculadas a áreas de actividad como las del sector forestal y medioambiental, así como las turísticas y de patrimonio, con el objetivo de “impulsar una mayor dinamización económica del territorio”.

De la misma forma, Fernández Carriedo incidió en la atención prestada por la Junta para la inserción laboral de desempleados como los desempleados perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía, jóvenes, trabajadores de mayor edad, parados de larga duración y personas con discapacidad.

Por otra parte, recordó, se han puesto en marcha subvenciones a ayuntamientos de más de 20.000 habitantes para gestionar fondos de cooperación local, medidas abordadas por este Plan que “han impulsado un empleo de mayor calidad” debido a las contrataciones a jornada completa y de larga duración, concretó. Todo ello, apuntó, con el objetivo de incrementar la seguridad a los desempleados, a sus entornos familiares y generar mayores derechos laborales y más ingresos por cotización que propicien mayores prestaciones.

Para facilitar el acceso a las subvenciones del plan en municipios de menos de 5.000 habitantes, la Junta rebajó el límite mínimo de acceso al mismo hasta los cinco trabajadores en paro para poder accede. Hecho que, según el consejero, permite financiar la contratación de trabajadores en un mayor número de municipios.

Por su parte, Fernández Carriedo recordó que desde el Gobierno autonómico se impulsó un plan de empleo específico para municipios mineros, con el objetivo de paliar la crisis del sector energético por la que están atravesando las comarcas mineras de León y Palencia. De este modo, se han puesto en marcha medidas de apoyo a los emprendedores en municipios mineros subvencionando parte de la cuota de la seguridad social en las nuevas altas de autónomos y medidas de protección para mineros afectados por expedientes de regulación de empleo que hayan agotado sus prestaciones, concluyó el consejero de Empleo.